Sala de Prensa


12
Octubre 1999
Año II, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


El futuro empezó ayer

Los retos del periodismo digital

Para nadie es un cuento de ciencia ficción eso que ahora llaman "periodismo electrónico". En Estados Unidos y otros países del mundo ya es común hablar del "proveedor de contenido" en sustitución del tradicional reportero. Las calles que antes se "pateaban" en búsqueda de la noticia se han convertido en "estaciones abastecedoras de datos" ubicadas a lo largo de la superautopista de la información. Pero ¿cuáles son los desafíos de ese nuevo periodista digital?

Antonio J. Núñez Aldazoro *

Un cable de la agencia de noticias norteamericana Associated Press (AP), fechado el 1 de marzo de 1999, señaló que "los periódicos y revistas cada día ponen contenidos más originales en la Web". Sin duda, el auge de los medios tradicionales en la Red de Redes (especialmente de prensa) ha desatado todo un cúmulo de reflexiones sobre cómo presentar de manera más efectiva e idónea la información periodística. Se habla de cómo hacer "más atractiva" la interfaz gráfica, cómo mantener la atención del lector-internauta y otras especificaciones referidas a aspectos meramente técnicos. Sin embargo, es poco lo que se habla sobre la persona que recopila y provee la información, el otrora llamado periodista.

Se dice "otrora" sin ninguna ironía profesional. En países donde el periodismo electrónico es una fuerte y estable fuente de trabajo, la imagen del reportero-periodista ha dado paso al denominado "proveedor de contenido", una especie de Blade Runner de la información que toma su pauta, busca los datos, hace las entrevistas, toma las fotografías y asiste a los eventos, todo a través de Internet.

Nuevos medios de comunicación y emergentes formas de hacer periodismo obligan a marcar el camino de quienes, hasta ahora "periodistas de calle", se topan con la discusión mundial de las llamadas Nuevas Tecnologías de la Comunicación y la Información (NTIC), denominación y siglas acordadas en la 28ª reunión de la Asamblea General de la Unesco de noviembre de 1995.

Dejando a un lado los retos de los propios medios de comunicación, así como de usuarios y gobiernos ante este nuevo esquema informativo, abordamos una aproximación a los que podrían ser los retos del periodista del futuro. Ellos son la "adaptabilidad del medio al usuario", la "interactividad" y la "hipertextualidad".

El periódico inteligente de Negroponte

"El transmisor determina todo y el receptor simplemente toma lo que recibe". Para Nicholas Negroponte, director del Laboratorio de Medios del Instituto de Tecnología de Massachusetts (el célebre MIT), este paradigma comunicacional de los medios masivos tradicionales es el primero que debe modificarse con el advenimiento de las Nuevas Tecnologías.

Para Negroponte, los diarios comunes son producidos "con toda la inteligencia en el punto de transmisión", estableciendo un supuesto orden coherente de acuerdo a géneros periodísticos, fuentes y tipo de información. Sin embargo, el especialista asegura que la mayoría de los lectores de diarios en el mundo entero jerarquiza, clasifica y revisa la edición que tiene en sus manos a su exclusivo parecer, lo cual sugiere una "inteligencia" determinante y concluyente por parte del receptor del mensaje.

Con la llegada de los medios electrónicos a través de Internet, la estructura y presentación de los periódicos y revistas digitales podrán "adaptarse" a los gustos, intereses y saberes del lector final, construyendo así no una sino millones de ediciones personalizadas, las cuales responderán a ciertos parámetros suministrados previamente por el usuario. Si un estudiante venezolano está haciendo su postgrado en Alemania y le interesa el deporte local de su país, la edición digital de su periódico vendrá con los principales titulares e informaciones referidas a las actividades deportivas de su nación.

Este novedoso esquema de comunicación masiva se ha identificado como "narrowcasting", el cual, a diferencia del "broadcasting" (modo tradicional de transmisión de información), está definido por cada uno de los destinatarios finales y no por el emisor.

Además de modificar el paradigma refutado por Negroponte, esta transformación representa un reto para el "nuevo periodista", pues el hecho de que los medios se adapten a cada usuario determina una hipersegmentación del mensaje comunicacional. Ya no se transmite una noticia, un reportaje o una crónica a través del medio a una masa informe e indeterminada de lectores. Aunque suene imposible, ahora el periodista deberá diseñar la información para cada usuario en particular. El lector ahora manda.

Interactividad on line

Según Nicoletta Vittadini, en la recopilación de textos realizada por Gianfranco Bettetini y Fausto Colombo, titulada Las nuevas tecnologías de la comunicación (Paidós, 1995), una de las características más innovadoras de los nuevos media lo constituye la instauración de una modalidad comunicativa no permitida antes por los media: la comunicación interactiva.

"En efecto –asegura Vittadini- la configuración tecnológica de los nuevos media determina la superación de uno de los caracteres de la comunicación unidireccional y difusiva propia de los media tradicionales: la ausencia de un feedback inmediato, simultáneo a la emisión y enviado al receptor por el mismo canal de transmisión. La interactividad, por consiguiente, se define como diferencia –o más exactamente, como evolución– respecto de la comunicación permitida por los media unidireccionales y se caracteriza por la sustitución de la canalización pasiva por una utilización activa del medio."

En otras palabras, no sólo los periodistas del futuro digital se enfrentan al reto de comunicar a un público hipersegmentado, sino también a un público "replicante".

El ansiado feedback comunicacional ya es posible gracias a los medios interactivos basados en soportes multimedia. Tanto el periodismo informativo como el de opinión se prestan a que el usuario-receptor del mensaje pueda comentarlo, refutarlo, incluso modificarlo o aportar datos nuevos. El uso del correo electrónico y la lectura digital de diarios on line permiten una auténtica e inmediata interactividad entre el periodista y el lector, lo cual antes resultaba casi imposible.

Sin duda, este nuevo elemento también representa un desafío para el comunicador digital, pues sabrá que ahora (específicamente en el futuro) casi todas las informaciones periodísticas que comunique no sólo serán analizadas y disecadas por los lectores y afectados, sino también respondidas y comentadas, incluso en el mismo momento de difundirlas.

A una mayor intervención de la interactividad en los medios de comunicación electrónicos, habrá una modificación en la forma de hacerlos. Ello, pues se establece un doble acuerdo al ofrecer el medio la posibilidad de que sus receptores interactúen con él y determinen en cierta medida la manera de diseñarlos y presentarlos.

Los comunicadores en general (editores y periodistas) deberán estar conscientes de que, en el nuevo esquema de la información digital e interactiva, la emisión de los mensajes ya no proviene del "templo sagrado de la información" (que en muchos casos estuvo bien representado por el gran edificio del medio: impenetrable y amenazante), pues ya no existirán barreras para hacer llegar una comunicación personal hasta el director o redactor. "Los medios interactivos permiten al usuario hurgar, preguntar, interpelar, exigir y reclamar", recuerda también el periodista español José B. Terceiro. Aspecto que no debe ser nunca olvidado por el periodista digital.

Hipertextualidad digital

El "hipertexto" es un concepto literario que explica la capacidad humana de vincular o conectar varios documentos a través de frases o palabras comunes entre ellos. José B. Terceiro, catedrático español y autor del libro Sociedad Digital (Alianza, 1996), explica la connotación del término, trasladado al uso de las Nuevas Tecnologías de la Comunicación y la Información: "Tradicionalmente la información se ha producido y trasmitido de manera secuencial debido a los requerimientos impuestos por las sucesivas tecnologías utilizadas. El texto impreso ha venido organizando la información de forma lineal o jerárquica, diferente de las formas de relación basada en las conexiones que se establecen entre las distintas partes de aquella. En el hipertexto, palabras, frases o documentos se asocian en toda su extensión con información del mismo o de otros documentos a través de los adecuados enlaces, salvando así las limitaciones impuestas por la naturaleza lineal del texto impreso. Esa capacidad de remisión a fuentes colaterales de conocimiento que un texto ofrece a sus lectores, la materializa el hipertexto en los hiperenlaces (hiperlinks) incluidos en el texto y distinguidos con un subrayado o un tipo distinto de letra. Cuando con el ratón del computador activamos un hiperenlace para saltar del texto actual al texto que el hiperenlace invoca, lo que estamos haciendo realmente es saltar en el hiperespacio de un documento a otro".

La hipertextualidad digital a través de Internet y otros medios electrónicos obliga a los comunicadores sociales a dos cosas. Por una parte, a desarrollar una capacidad de vinculación entre conocimientos o hechos comunes, pero en algunas ocasiones tan distantes que anteriormente se creían totalmente desvinculados entre sí. En los tiempos que corren ya nadie duda que una aventura amorosa del presidente incide en la Bolsa de Valores y que el inicio de un conflicto bélico planetario podría afectar el consumo de café dietético en una población de Australia. Por ello, es imperativo en la información periodística digital lograr una habilidad de "hiperenlazar" realidades distantes (pero comunes) para poder establecerlas también entre documentos (textos, imágenes, sonidos, videos, gráficos, etc.). Ello permite presentar informaciones "contextualizadas" a los usuarios. Algo ideal para la sociedad global que se avecina.

En segundo lugar, la hipertextualidad impone al comunicador una capacidad de síntesis, dada la brevedad del usuario ante la pantalla de la computadora personal (costos y exposición) y la avalancha de información que inunda la Red de Redes.

Sobre esto, Terceiro argumenta: "Tendrán éxito los grandes comunicadores que, capaces de condensar en pocas palabras la complejidad actual, pasarán a ser la referencia en la avalancha informativa. El columnismo en la prensa actuará como aportador de criterio e inteligencia para ayudarnos a dar sentido al caudal de información que nos llega, con el riesgo indudable del tremendo poder que ciertos medios tendrán en la dirección de los grandes asuntos. Como ha señalado un importante editor de prensa: ya no habrá más lugares comunes, frases hechas, criptología de camarilla, periodismos endogmáticos y provinciano, cuyo revival de los últimos tiempos no es más que su canto de cisne. Las redes globales serán las dueñas de todas las primicias y los periodistas tendrán que aplicarse a la tarea de informar bien, proporcionando noticias contextualizadas, diseccionadas y valoradas. Los lectores dispondrán así de una información más libre, plural y rigurosa".

Sin duda, estos son tres de los principales retos que enfrentarán los comunicadores sociales con el uso intensivo que se le está dando a Internet para la promoción y uso de los medios tradicionales. Falta abordar la reflexión sobre los desafíos de carácter ético, referidos a la privacidad, control y abuso de los datos que viajan en el ciberespacio.

________
Fuentes:

- BETTETINI, Gianfranco y COLOMBO, Fausto. Las nuevas tecnologías de la comunicación. Ediciones Paidós. Barcelona, 1995.

- NEGROPONTE, Nicholas. Ser digital. Atlántida. Buenos Aires, 1995.

- TERCEIRO, José B. Sociedad digital. Del homo sapiens al homo digitalis. Alianza Editorial. Madrid, 1996.


* Antonio J. Núñez Aldazoro es tesista de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela. Esta es su primera colaboración para Sala de Prensa.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.