Sala de Prensa

95
Septiembre 2006
Año VIII, Vol. 3

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Jaime García Márquez:

“Es una exaltación a la mujer”

Jaime de la Hoz Simanca *

Jaime García Márquez. (Foto: Jorge Chávez)No quería hablar. Después confesaría que le producen pánico las declaraciones. Lo mediático, según él, lo intimida hasta el punto de la parálisis frente a los recuerdos. Y la naturalidad de que hace gala cuando no hay grabadora por medio, ni flashes de cámara, ni preguntas formales, se torna en rigurosidad extrema. En aprensión, tal vez. Cuando sintió el peso de la persistencia y el respeto hacia un acto memorable, entonces tomó asiento y contestó con amabilidad.

- ¿Su impresión frente a este homenaje?

“Una cosa fabulosa, impresionante. Obviamente que no podía ser de otra manera. Se trata de la madre. Aunque yo nací del otro lado, soy el más guajiro de todos los García Márquez. Y una de las características de la familia guajira es el matriarcado, de manera que no podíamos ser distintos a eso. Esta exaltación que le están haciendo los barranqueros a Luisa no es más que una exaltación a la mujer, en especial a la mujer guajira. Yo estoy muy emocionado. Es que todas las cosas que se dijeron allí corresponden a una realidad. Lo que más me gustó de todo fue la sencillez con que se hizo todo. Un evento un poco largo, pero es el sentir de un pueblo que quería expresar ese sentimiento y por lo tanto, bienvenido que hubiera sido así.”

- ¿Qué recuerdos tiene de Luisa Santiaga?

“Yo tengo muchos. Tuve un poco de disgusto con Chicho (Patricio) porque el texto lo hizo corriendo, anoche, esta mañana... Además, la opinión de él estaba certificada porque él es psiquiatra y atendió a mi mamá durante sus últimos años de vida. Mi mamá no solamente lo adoptó como hijo sino que lo nombramos el ‘loquero’ de la familia. Resultó que Chicho acabó más loco que todos. Es un tipo a quien se le ha pegado el garciamarquismo un poco exagerado. Pero lo que dijo en general es cierto. La frase de Luisa sobre mí: ‘es que mi hijo Jaime siempre dice que tiene contrato de millones y no tiene con qué tomarse una gaseosa’ es totalmente cierta. Son muchos los recuerdos.”

- ¿Cómo fueron los últimos momentos de Luisa Santiaga?

“No digamos que fueron tristes porque nunca lo fueron. Pero, para nosotros, sumamente inquietantes porque en los últimos cinco años ya no se pertenecía: murió de una demencia senil a los 97 años. Pero tal vez desde los 90 comenzó un proceso que Gabito calificó con una metáfora clásica: ‘Mi mamá se iba yendo hacia el pasado como una mancha de aceite que se va extendiendo’. Precioso. La verdad, ella iba perdiendo la memoria e iba hacia atrás, hacia atrás. Ibamos a verla y ya no nos reconocía.”

- Usted dijo alguna vez que el comienzo de Cien Años de Soledad era una especie de metáfora de una situación que correspondía a la realidad-real, como dicen los críticos... ¿Podría ampliar?

“Esta es una historia que se conoce aquí en Barrancas. Aquí vivían mis abuelos y mi mamá, que apenas tenía tres años. Y por esas cosas de la vida hubo un duelo con una persona de este pueblo. Ese cuento es muy conocido. En ese duelo mi abuelo mató a dicha persona y, después de pagar la pena, se fue con su familia a Aracataca. A Gabito le dijo: ‘Tú no sabes, mijo, lo que pesa un muerto’. Así comienza Cien Años de Soledad, con el éxodo de José Arcadio Buendía luego de matar a Prudencio Aguilar. Hay una obra que se llama Tiempo de Morir y allí está la frase cuando Juan Sáyago va con el hijo menor del muerto y dice: ‘Es que tú no sabes lo que pesa un muerto’. Si se analiza esta historia y luego Cien Años de Soledad se descubren metáforas escondidas con todo ese arte de Gabito.”

- ¿Qué le impresionó más de todo esto: las fotos de Luisa Santiaga cuando estaba joven o los textos de Gabo?

“El cerebro es una caja de sorpresas. La foto esa la estoy viendo en mi casa desde muy temprana edad, desde pequeño. El texto lo he leído varias veces en Vivir para contarla. Pero la unión del texto y la foto en esa composición y en el contexto de Barrancas es de una dimensión tal que me produjo un impacto tremendo, ayer cuando la vi. Son cosas conocidas que bajo ciertos efectos como el lugar y la luz producen un impacto fuera de lo normal”.

- ¿Cómo está la familia García Márquez en estos momentos?

“Permanentemente unida. Hay en el fondo un poco de tribalismo. Somos tribu, todavía. Qué bueno que siga... no sé porqué esas costumbres no se pueden mantener. En el caso nuestro, hace mucho tiempo estábamos dispersos: Gustavo en México; Eligio en París, Gustavo también en Venezuela; yo vivía en Santa Marta. Pero todos vivíamos un sistema planetario cuyo centro era la madre. Estamos unidos por el cordón umbilical. Mi mamá murió hace ya cuatro años y sigue viviendo. Aquí la tenemos.”


* Jaime de la Hoz Simanca es periodista, profesor, escritor colombiano y colaborador de SdP. Este artículo se publica simultáneamente en la Revista Arte & Parte de La Guajira, Colombia, y en Sala de Prensa con la autorización expresa de su director.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.