Sala de Prensa

84
Octubre 2005
Año VII, Vol. 3

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Consideraciones preliminares

Elementos para una teoría del lenguaje de los
textos periodísticos impresos: Una modalidad discursiva

Yamile O. Haber Guerra *

Periodismo cibernético, computacional, digital, electrónico, informático, telemático..., estamos asistiendo a la nueva presentación –imagen en movimiento y sonido incluidos, en tiempo "real"–, del hecho noticiable y con él, de los textos periodísticos. La renovación tecnológica ha sido pensada en función del proceso productivo de la información y no del producto informativo: se moderniza el proceso pero se mantiene el producto, la información, mientras la palabra escrita continúa ahí, en perfecta simbiosis de los sistemas alfabético y alfanumérico.

El periodismo escrito está presente no sólo como referencia sino como agente activo en proceso de re-enunciación, impera la comunicación intertextual y se generaliza el uso de las técnicas del hipertexto.

En condiciones de sinergia o periodismo multimedia, es posible ofrecer más noticias, con más soportes, en más medios, a más personas, pero la velocidad de transmisión de datos no puede suplir el tiempo que se necesita para redactar una noticia o para leerla.

Muchos de los conceptos tradicionales (clásicos) que han regido el ejercicio periodístico1 han caducado o cambiado de matiz en las nuevas condiciones de la práctica profesional periodística: interés general, periodicidad, noción de última noticia, jerarquía informativa. Predominan la instantaneidad; la interactividad como primera experiencia en la historia de los medios en que los receptores tienen contacto simultáneo con el emisor y con el mensaje; el espacio infinito; la personalización de los contenidos, y la segmentación y fragmentación de los públicos, cuya identificación cualitativa es cada vez más difícil pues devienen conjuntos de clientes que buscan en Internet en la medida de sus intereses particulares.

La objetividad periodística hace fisura, los fundamentos epistemológicos del periodismo se desdibujan y urge actualizar este estado de la cuestión y revisar el estatuto del periodismo, lo que supone, en primer lugar, la modificación del estatuto de la representación del hecho noticioso, y con éste, del sujeto noticiable, del protagonista de la noticia. Así, es inminente la desjerarquización del periodismo como canon, como discurso planificado.

El lenguaje en periodismo no ha pasado de ser una pre-ocupación de minorías;2 una historia de libros de estilo más o menos aceptados; la suma de restricciones, prohibiciones, reglas más o menos arbitrarias; el objeto de denuncias y acusaciones de lingüistas y semiólogos. La parte filológica del problema periodístico es considerada como secundaria.

El mensaje informativo no ha podido anteponer la imagen ni el sonido al texto.3 Los periódicos y las revistas siguen siendo sendos sistemas de textos periódicos relativamente intervinculados, y los periodistas, las personas que escriben esos textos utilizando el idioma.

El estudio del lenguaje periodístico, paradójicamente, no figuraba entre ninguna de las principales siete tendencias vigentes en 2000 de investigación en comunicación. (Alonso y Saladrigas, 2000:77)4

Se impone, pues, tener en cuenta que:

  • El texto periodístico y los conceptos y categorías que forman parte de este o lo complementan, condicionan, expresan y modifican, deben empezar a ser vistos, analizados y estudiados, imperiosamente, en las circunstancias de la convivencia del periodismo escrito y el periodismo multimedia, desde una perspectiva pragmática intercultural.
  • Si bien el periodista no tiene el poder sobre los hechos noticiosos ni sobre sus condiciones de producción, tampoco sobre las de recepción de la noticia, sí tiene el poder de la escritura.
  • La realidad noticiosa es primero sentida, percibida y luego dicha, descrita, narrada, contada, en fin, noticiada, por un periodista que es, ante todo, un sujeto concreto arraigado en un sistema de condicionamientos sociales, históricos, biológicos, psicológicos, culturales.
  • La conversión del hecho noticioso en información periodística es llevada a cabo por un operador humano, el periodista, que inevitablemente imprime afectividad al texto periodístico.
  • La tropología en el lenguaje periodístico es fantasía pero por necesidad y procedencia de lo real, y está respaldada por la retórica.
  • La belleza del texto periodístico no supone una voluntad estética del periodista, ni está dirigida a provocar un efecto estético, sino un efecto expresivo; está asociada a la utilidad.
  • El carácter estético y/o la misión estética de un texto periodístico son determinados, pragmáticamente, por el receptor.

Una modalidad discursiva

La modalidad discursiva que proponemos, el lirismo periodístico (poetización de la noticia, novelización de la información, literatura de la cotidianidad), tiene su antecedente mediato en los orígenes mismos del periodismo, e inmediato, en sendas formas concretas de la praxis periodística, a saber, el nuevo periodismo estadunidense y el periodismo literario hispanoamericano.

No descarta ni la imaginación ni la ficción, y está constituida por producciones significativas determinadas por las percepciones (emociones, sensaciones).

Se establece estilística y pragmáticamente como una serie de estrategias de elaboración, como usos específicos del lenguaje y de medios expresivos, con un fin informativo. Genera un modelo de laboratorio de todos los aspectos de la función semiótica, encaminado a mover pragmática, emocionalmente, al destinatario.

Es una manifestación del estilo individual que se realiza, por tanto, mediante el idiolecto siempre con marcas de escritura obligatorias, de modo que no quedarían al margen el qué, el quién, el cuándo, el dónde, el por qué, y el para qué esenciales de la noticia.

Enmarcada en la retórica nutritiva, legitima el uso del lenguaje tropológico y con éste, de la metáfora. Da espacio al sujeto y a la realidad irrepresentables, sobre la base de un estatuto ficcional que opta por la ficción antes que por el reflejo: la ficción documental vs. ilusión de realidad, de transparencia como artificio, la ficción documental contra la ficción del directo y la autenticidad, contra el simulacro de la realidad.

Responde a la pregunta de qué sucede con lo que no es ni entrevista, ni reportaje, ni artículo y, sin embargo, da cuenta de una noticia en un periódico mediante el relato y la descripción, y que tampoco es literatura, porque dos vastas porciones de contenido se mantienen irreductibles, y la intersección –no fusión– de disciplinas, aparecen territorios compartidos entre estas: textos limítrofes, de doble dimensión, intertextuales e híbridos.

Con el lirismo periodístico, el periodismo y la literatura se estructuran en un arco de gradación. En la confluencia de los efectos y sentidos, aparece un nuevo paradigma de escritura periodística, otra forma de registrar el hecho noticioso.

Procura la descripción justa de la realidad noticiable y con ella de la verdad de la noticia mediante un más vasto consenso de percepciones, y se fundamenta en la función emotiva del lenguaje.

Permite romper las barreras de lo decible y lo innombrable, lograr una mayor correspondencia entre el orden del discurso (periodístico) y el orden de lo real (el mundo noticiable), entre lo representado (la información), y el hecho noticioso, y situar el texto periodístico de doble dimensión por encima de la opulencia informativa y la fascinación tecnológica.

Como consecuencia de todo lo anteriormente apuntado, el periodismo se convierte en metaficción o periodismo con elaboración ficcional, en función instrumental: informar, que construye un referente.

_____
Notas:

1 "A la escasez de información que caracterizaba la vida cotidiana en la sociedad anterior a la revolución mediática, le sucede (...) la sociedad de la opulencia comunicacional (Moles, 1975:119), en la que hay una sobreabundancia de información (...) La actualidad es el sentido, y el símbolo de nuestro tiempo, en el que no sabemos qué leerán las generaciones de historiadores que escriban sobre nosotros (...) La actualidad defrauda sistemáticamente la definición clásica de información, ha dejado de ser un recurso finito, limitado, para ser una mercancía abundante, excesiva". Javier del Rey Morató: El mundo de los valores en la información de actualidad. (http//www.ucm.es/info/per3/cic/cic2ab8.htm)
2 Conviene recordar los esfuerzos de mediados de los 80 del pasado siglo, especialmente las propuestas del Congreso de Academias de la Lengua Española efectuado en Madrid en 1985. El académico y profesor Lázaro Carreter advertía en su ponencia en el Congreso: "Necesitan las Academias una alianza estrecha con los medios de comunicación (...) Hemos de juntarnos todos en esta gran empresa, que no es estética, sino de honda frecuencia social. (...) Aflójense, rómpanse los nudos idiomáticos que hacen sólida la red de nuestros pueblos y el siglo futuro conocerá la carrera de todos hacia la insignificancia". (cf. Martínez Albertos1999-186)
3 Un estudio realizado en Estados Unidos por la Universidad de Stanford, en California, y el Instituto Poynter, con sede en Florida, dado a conocer en octubre de 2000, revela que la mayoría de los aficionados a las noticias en línea centran su atención, primero que todo, ¡en los textos! Damienne Gallion: "¡Prepárese para la sorpresa! ¿Qué es lo primero que atrae a los lectores en las ediciones en línea?", en Medios, la revista técnica para profesionales de la industria periodística, octubre de 2000, p. 36, www.medios.cc.
4 Las autoras mencionan: estudios de recepción, de news making o rutinas productivas, de efectos a largo plazo, de la relación comunicación y cultura y comunicación y educación; impacto de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, e identidad e imagen corporativa.

__________
Bibliografía:

- Alonso Alonso, María Margarita, “La investigación de la comunicación social en Cuba: préstamos teóricos para un itinerario singular”, Temas, número extraordinario 20-21 (2000), 39-51.
- Aristóteles (1975)A, Organon. Escritos de lógica, La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.
- ___(1968) B, Retórica, Madrid: Aguilar, Biblioteca de iniciación al humanismo.
- Bajtin, Mijail (1985), Estética de la creación verbal, México: Siglo XXI.
- Bally, Charles (1957), El lenguaje y la vida, Buenos Aires: Editorial Losada S.A., tercera edición.
- Barthes, Roland (1980), El grado cero de la escritura, México: Siglo XXI Editores, cuarta edición.
- Bernárdez, Enrique (1987) A, Lingüística del texto, s/l
- ___(1995) B, Teoría y epistemología del texto, Madrid: Cátedra.
- Calsamiglia Blancafort, H. y A. Tusón Valls (1999), Las cosas del decir. Manual de análisis del discurso, Barcelona.
- Cathcart Roca, Mercedes, La validez del análisis del discurso para la enseñanza de lenguas. Conferencia Inaugural, VII Simposio Internacional de Comunicación Social. Santiago de Cuba. 23 de enero de 2001.
- Cuenca, María Josep y Joseph Hilferty (1999), Introducción a la lingüística cognitiva, Barcelona: Editorial Ariel S.A.
- De Aguinaga, Enrique, “El periodista en el umbral del siglo XXI”, Estudios sobre el mensaje periodístico, 7(2001), 157-170.
- Del Rey Morató, Javier, El mundo de los valores y la vida cotidiana en la información de actualidad. http://www.ucm.es/info/per3/cic/cic2ab8.htm
- Dijk van, Teun A (1990), La noticia como discurso. Comprensión, estructura y producción de la información, Barcelona: Paidós.
- Eco, Umberto (1978) B, La estructura ausente. Introducción a la semiótica, Barcelona: Lumen.
- ___(1980) C, Signo, Barcelona: Editorial Labor, S.A.
- ___(1980) D, Tratado de semiótica general, México: Nueva imagen + Lumen, 2da edición.
- Foucoult, Michel (1980), El orden del discurso. Lección inaugural en el Collège de France pronunciada el 12 de diciembre de 1970, Barcelona: Tusquets editores.
- Garrido Medina, Joaquín (1997), Estilo y texto en la lengua, Madrid: Editorial Gredos.
- Groys, Boris, “El poder lo tiene el que domina los lenguajes. Los lenguajes como reproducción, creación y simulación”, Comunicación social. Revista de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de Navarra. 1(1988).
- Gutiérrez Ordóñez, S. (1996) A, Presentación de la pragmática, León: Universidad.
- ___(2000) B, Temas, remas, tópicos y comentarios, Madrid: Arco Libros.
- Kristeva, Julia (1981), Semiótica. 2 tomos, Caracas: Fundamentos.
- __(1988), El lenguaje, ese desconocido. Introducción a la lingüística, Madrid: Fundamentos.
- Lotman, Yuri (1996) A, “Acerca de la semiosfera”, La Semiosfera. Semiótica de la cultura y del texto. Traducción de Desiderio Navarro, Madrid: Cátedra.
- ___(1978) B, Estructura del texto artístico, Madrid: Istmo.
- Lotman, Y. M. y Escuela de Tartu (1979), Semiótica de la cultura, Madrid: Cátedra.
- Lozano, Jorge 1998, La semiosfera y la teoría de la cultura, http://www.ucm.es/OTROS/especulo/numero8/garrido.htm.
- Martín Barbero, Jesús (1978) A, Comunicación masiva: discurso y poder, CIESPAL.
- ___(1987) B, De los medios a las mediaciones. Comunicación, cultura, hegemonía, México: Gustavo Gili.
- ___ C: “Comunicación de fin de siglo. ¿Para dónde va nuestra investigación?” http://www.innnovarium/Com/Investigación/ComJMB.htm.
- Martínez Albertos, José Luis (1989), El lenguaje periodístico, Madrid: Paraninfo.
- ___(2001), Curso general de Redacción Periodística, Madrid: Paraninfo/Thomson Learnings, quinta edición (revisada).
- Peirce, Charles S. (1974) A, La ciencia de la semiótica, Buenos Aires: Nueva visión.
- ___(1987) B, Obra lógico-semiótica, Madrid: Taurus.
- Rodríguez Rivera, Guillermo (1999), La otra imagen, Ciudad de La Habana: Editorial Unión, segunda edición.
- Timossi, Jorge (2001), Palabras sin fronteras, La Habana: Editorial Pablo de la Torriente. Colección Temas de Periodismo.


* Yamile O. Haber Guerra es licenciada en Periodismo por la Universidad de Oriente (Santiago de Cuba, 1986) y doctora en Ciencias Filológicas por la Universidad de La Habana (2004). Actualmente es correctora de estilo del periódico Sierra Maestra, donde se ha desempeñado también como reportera, redactora y editora de página web. Ha sido, además, presentadora de informativos de televisión, docente de la especialidad de Periodismo en la Universidad de Oriente, e investigadora. Ha publicado numerosos trabajos tanto en la prensa cubana como en el extranjero. Esta es su primera colaboración para Sala de Prensa.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.