Sala de Prensa

79
Mayo 2005
Año VII, Vol. 3

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Clasificación mundial de la libertd de prensa RSF 2004:

Asia Oriental y Oriente Medio,
las peores regiones del mundo

Reporteros sin Fronteras publica su tercera clasificación mundial de la libertad de prensa. En Asia Oriental (Corea del Norte, en última posición, 167; Birmania, 165; China; 162; Vietnam, 161; Laos, 153) y en Oriente Medio (Arabia Saudí, 159; Irán, 158; Siria, 155; Irak, 148), es donde la libertad de prensa se encuentra más amenazada. En esos países, la libertad de prensa es simplemente inexistente y los periodistas están sometidos a represión y censura cotidianas. Allí no están garantizadas ni la libertad de información ni la seguridad de los periodistas. En Irak, la guerra que perdura es la más asesina de los últimos años para la profesión (han matado a 44 periodistas desde el comienzo del conflicto, en marzo de 2003).

Desgraciadamente existen en el mundo muchos otros puntos negros para la libertad de prensa. Cuba (166) es, después de China, la mayor cárcel del mundo para los periodistas (con 26 detenidos). Desde la primavera de 2003, esos periodistas independientes se pudren en las cárceles, tras haber sido condenados a penas que van de 14 a 27 años de reclusión.

En Turkmenistán (164) y Eritrea (163), no existe ninguna prensa privada. Los habitantes de esos países no tienen más fuente informativa que los medios de comunicación del Estado, dóciles reproductores de la propaganda oficial.

A la cabeza de esta clasificación se encuentran mayoritariamente los países de Europa del Norte (Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Islandia, Noruega, Holanda), auténticos remansos de paz para los periodistas. Entre los veinte países mejor clasificados, solo hay tres que no son europeos (Nueva Zelanda, 9; Trinidad y Tobago, 11 y Canadá, 18).

Otras pequeñas democracias, normalmente pobres, también aparecen entre los países que tradicionalmente respetan más la libertad de prensa: El Salvador (28) y Costa Rica (35) en América Central; Cabo Verde (38) y Namibia (42) en Africa, o Timor-Este (57) en Asia.

Para establecer esta clasificación Reporteros sin Fronteras pidió a sus organizaciones colaboradoras (14 asociaciones de defensa de la libertad de expresión, dispersas en los cinco continentes), a su red de 130 corresponsales, y a periodistas, investigadores, juristas o militantes de los derechos humanos, que respondieran a 52 preguntas que permiten evaluar la situación de la libertad de prensa en un país. En ella aparecen 167 naciones; las demás no están, por falta de informaciones.

Latinoamérica: Cárcel, asesinatos y amenazasEn penúltima posición (166), una vez más Cuba es el farolillo rojo del continente americano, en materia de libertad de prensa. En la isla, cualquier expresión crítica con el régimen de Fidel Castro es, por definición, criminal. 26 periodistas, detenidos junto con cerca de medio centenar de disidentes durante la "primavera negra" de marzo de 2003, continúan detenidos. La libertad condicional de dos de sus colegas solo significa un débil rayo de esperanza, mientras el Estado continúa ejerciendo un implacable monopolio de la información.

En cambio, en Colombia existe un auténtico pluralismo informativo. Pero los periodistas lo pagan con su vida. A dos de ellos les mataron en el período considerado. Una cifra ligeramente menor en relación con el año precedente, y por tanto una clasificación algo mejor (posición 134 frente a la 147 de 2003). Sin embargo, en conjunto, las condiciones de trabajo de los periodistas no han cambiado. Denunciar las exacciones de los grupos armados -paramilitares y guerrillas- y la corrupción de los cargos políticos sigue siendo un trabajo peligroso, más que en ningún otro lugar del continente.

La multiplicación atentados, amenazas y agresiones contra la prensa, imputados a los secuaces del ex presidente Aristide, en los meses anteriores a su dimisión, explican ampliamente que Haití se encuentre relegado a la posición 125 (100 en 2003). Después, la situación ha mejorado, pero en las provincias los periodistas tienen que llegar a componendas con los ex militares que expulsaron a "Titid", y prefieren autocensurarse.

En México (96), Perú (123) y en menor medida en Brasil (66), subsiste una libertad de prensa a dos velocidades. En esos grandes países, junto a una prensa nacional relativamente preservada, los medios de comunicación locales tienen que enfrentarse a graves dificultades. En los tres Estados han matado a algunos periodistas en las provincias, víctimas del crimen organizado o de los cargos locales. A causa del asesinato de Carlos Guadamuz, Nicaragua retrocede de la posición 34 de 2003 a la 52. En Argentina (79) no hubo muertos, pero los periodistas de las regiones son víctimas de acoso judicial, amenazas y la instrumentación que las autoridades locales hacen de la publicidad pública.

Aunque menos numerosos que en 2003, todavía siguen siendo elevados los atentados, amenazas y agresiones a periodistas y redacciones críticos con el presidente Hugo Chávez, lo que explica en parte la posición que ocupa Venezuela (90). La tensión ha bajado ligeramente desde que el referéndum del 15 de agosto confirmó en sus funciones al jefe del Estado.

El registro en el domicilio de Juliet O'Neil y las posturas de la instancia de regulación contra Al-Jazira y la radio CHOI FM, justifican el retroceso de Canadá (18). En Estados Unidos (22), las violaciones del secreto de la fuentes, algunos problemas recurrentes en la obtención de visados de prensa y algunas detenciones de periodistas en las manifestaciones anti-Bush, impiden al gigante norteamericano situarse en los primeros puestos.

Todos los Estados miembros de la UE entre los cuarenta primeros

Italia y España son los dos países de la Unión Europea (UE) peor clasificados, ex aequo en la posición 39. En Italia, el conflicto de intereses de Silvio Berlusconi, que es a la vez Presidente del Consejo y propietario de un imperio mediático, continúa pesando sobre la independencia del sector audiovisual. Su relativa mala clasificación incumbe este año a la justicia, que ha multiplicado las decisiones liberticidas, como condenas de cárcel para delitos de prensa, registros y violaciones del secreto de las fuentes.

España debe su puesto al hecho de que ETA ha reanudado la campaña de terror contra los periodistas que no comparten sus puntos de vistas sobre la política internacional, o la situación en el País Vasco. El sitio se explica también por la manipulación informativa y las presiones directas ejercidas, sobre los medios de comunicación públicos, por el gobierno de José María Aznar, cuando los atentados del 11 de marzo de 2004.

La posición del Reino Unido (28) se debe en gran parte a la situación en Irlanda del Norte, donde los periodistas padecen las amenazas permanentes de los grupos paramilitares. Se encuentra en punto muerto la investigación sobre el asesinato del periodista del Sunday World, Martín O'Hagan, ocurrido en 2001.

En Francia (19), el año estuvo marcado por el intento de atentado contra un periodista del diario Le Figaro, cuyo vehículo vacío fue acribillado a balazos en Córcega, a principios de septiembre de 2003.

La regresión de Bélgica (22) se explica por el caso grave de violación del secreto de las fuentes de un corresponsal de la prensa extranjera. La de Grecia (33) es imputable, entre otras cosas, a una multiplicación de obstáculos al trabajo de los periodistas, en las vísperas de los Juegos Olímpicos.

Los diez nuevos países de la UE se muestran respetuosos con la libertad de prensa. Sin embargo, algunas de sus legislaciones no son conformes a los estándares europeos, que recomiendan suprimir las condenas de cárcel para los delitos de prensa. Así, en Polonia (32), condenaron a un periodista a tres meses de prisión incondicional, por difamación. Solo una movilización nacional e internacional pudo evitar el encarcelamiento del periodista.

La mala clasificación de Rumanía (70) y, en menor medida, de Bulgaria (36), candidatas a la UE, así como la de Moldavia (76), contrastan con la mejora general de la situación en los países balcánicos. Serbia-Montenegro (77) acusa aún un cierto retraso, a causa del asesinato de un periodista que investigaba sobre algunos casos de corrupción, que implicaban al Primer Ministro montenegrino.

Los notorios progresos realizados por Turquía (113) en el plano legislativo, en la perspectiva de su adhesión a la Unión Europea, todavía no se han traducido en la práctica en una mejora significativa de la libertad de prensa. Como prueba, el número de violaciones tenidas en cuenta en esta clasificación mundial no disminuyó durante el año considerado.

Rusia, el Cáucaso y Asia Central en la cola

En el Cáucaso, la caída brutal de Azerbaiyán (136) es consecuencia de la degradación de la libertad de prensa, desde las elecciones presidenciales de octubre de 2003. En las revueltas que siguieron a las votaciones, cerca de 100 periodistas fueron agredidos y detenidos. Uno de ellos, que también es jefe de un partido de la oposición, está condenado a cinco años de cárcel. Los problemas en las repúblicas de Adyaria y Abkazia, en Georgia (94), dieron lugar a violaciones de la libertad de prensa, que en gran parte tienen la culpa del retroceso de este país.

El total control de las televisiones nacionales ejercido por el Kremlin quedó patente, de manera flagrante, en la sesgada cobertura de la trágica toma de rehenes en Beslán, Osetia del Norte (Rusia, 140). En aquella ocasión, se impidió trabajar a muchos periodistas rusos y extranjeros, y la censura sobre Chechenia se extendió a las repúblicas vecinas. Continúa dándose por desaparecido al corresponsal de la Agencia France-Presse en la región, mientras que mataron a dos periodistas, uno de los cuales era el redactor jefe de la revista norteamericana Forbes, asesinado en el verano en Moscú.

En Ucrania (138), en la perspectiva de las elecciones presidenciales de octubre de 2004, se censuró a los periodistas cercanos a la oposición, así como a algunos medios de comunicación extranjeros. Por otra parte, ha sido muy elevado el número de agresiones y continúan disfrutando de una impunidad total los responsables de los asesinatos de periodistas, entre ellos el de Géorgiy Gongadze.

País Note
1 Dinamarca 0,50
- Eslovaquia 0,50
- Finlandia 0,50
- Irlanda 0,50
- Islandia 0,50
- Noruega 0,50
- Países Bajos 0,50
- Suiza 0,50
9 Nueva Zelanda 0,67
10 Letonia 1,00
11 Alemania 2,00
- Estonia 2,00
- Suecia 2,00
- Trinidad y Tobago 2,00
15 Slovenia 2,25
16 Lituania 3,00
17 Austria 3,25
18 Canadá 3,33
19 Francia 3,50
- República Checa 3,50
21 Bosnia-Herzegovina 3,67
22 Bélgica 4,00
- Estados Unidos 4,00
24 Jamaica 4,17
25 Portugal 4,50
26 África del Sur 5,00
27 Benin 5,50
28 El Salvador 6,00
- Hungría 6,00
- Reino Unido 6,00
31 República Dominicana 6,75
32 Polonia 6,83
33 Grecia 7,00
34 Hong Kong 7,50
35 Costa Rica 7,63
36 Bulgaria 8,00
- Israel 8,00
38 Cabo Verde 8,75
39 España 9,00
- Italia 9,00
41 Australia 9,50
42 Chile 10,00
- Japón 10,00
- Namibia 10,00
- Uruguay 10,00
46 Mauricio 10,50
- Paraguay 10,50
48 Corea del Sur 11,13
49 Macedonia 11,25
50 Albania 11,50
- Botsuana 11,50
52 Nicaragua 11,67
53 Honduras 11,75
54 Croacia 11,83
55 Grenada 12,00
56 Malí 12,83
57 Ghana 13,50
- Timor-Leste 13,50
59 Tailandia 14,00
60 Taiwan 14,25
61 Panamá 14,50
- Tanzania 14,50
63 Islas Fiyi 16,00
64 Burkina Faso 16,25
- Mozambique 16,25
66 Brasil 16,50
- Ecuador 16,50
- Guatemala 16,50
69 Congo 17,50
70 Rumania 17,83
71 Níger 18,33
72 Madagascar 18,50
73 Burundi 19,00
- Mongolia 19,00
75 Togo 19,50
76 Bolivia 20,00
77 Serbia y Montenegro 20,13
78 Moldavia 20,50
79 Argentina 21,33
80 Senegal 21,50
81 Chipre 22,00
82 Kenia 22,25
83 Armenia 23,50
- Guinea-Bissau 23,50
- Seychelles 23,50
86 Uganda 24,00
87 Líbano 24,38
88 Guinea 24,50
- Sierra Leona 24,50
90 Venezuela 24,63
91 Angola 26,50
- Comoras 26,50
93 Camerún 27,00
94 Georgia 27,50
95 Tayikistán 27,75
96 México 27,83
97 Afganistán 28,25
98 Gambia 29,50
- Lesotho 29,50
100 Zambia 29,75
101 Malaui 31,00
- Suazilandia 31,00
103 Kuwait 31,67
104 Qatar 32,50
- República Centro africana 32,50
106 Chad 33,25
107 Kirguizistán 35,25
108 Estados Unidos (en Irak) 36,00
109 Camboya 36,50
- Sri Lanka 36,50
111 Filipinas 36,63
112 Ethiopía 37,00
113 Ruanda 37,25
- Turquía 37,25
115 Gabón 37,50
- Israel (territorios ocupados) 37,50
117 Indonesia 37,75
- Nigeria 37,75
119 Tonga 38,17
120 India 38,50
121 Jordania 39,13
122 Malaisia 39,83
123 Liberia 40,00
- Perú 40,00
125 Haití 42,13
126 Marruecos 43,00
127 Autoridad Palestina 43,17
128 Argelia 43,50
- Egipto 43,50
- Somalia 43,50
131 Kazajistán 44,17
132 Sudán 44,25
133 Guinea Ecuatorial 46,25
134 Colombia 47,38
135 Yemen 48,00
136 Azerbaiyán 49,67
137 Emiratos Árabes Unidos 50,25
138 Mauritania 51,00
- Ucrania 51,00
140 Rusia 51,38
141 República Democrática del Congo 51,50
142 Uzbekistán 52,13
143 Bahrein 52,50
144 Bielorrusia 54,10
145 Djibouti 55,00
146 Bután 55,83
147 Singapur 57,00
148 Irak 58,50
149 Costa de Marfil 60,38
150 Pakistán 61,75
151 Bangladesh 62,50
152 Túnez 62,67
153 Laos 64,33
154 Libia 65,00
155 Siria 67,50
- Zimbabue 67,50
157 Maldivas 69,17
158 Irán 78,30
159 Arabia Saudí 79,17
160 Nepal 84,00
161 Vietnam 86,88
162 China 92,33
163 Eritrea 93,25
164 Turkmenistán 99,83
165 Birmania 103,63
166 Cuba 106,83
167 Corea del Norte 107,50

El régimen de Alexandre Lukachenko, presidente de Bielorrusia (144), no tolera ninguna crítica y ha puesto metódicamente en práctica todos los medios para reducir al silencio a las escasas voces disidentes. En la cercanía de las elecciones legislativas y del referéndum del 17 de octubre, el Ministerio de Información cerró o suspendió a una decena de periódicos independientes, con falaces pretextos administrativos. La investigación sobre la desaparición del periodista de la oposición Dmitri Zavadski, ocurrida en 2000, se ha cerrado mientras que no existen dudas acerca de la implicación de las más altas autoridades en el drama.

Finalmente, en Uzbekistán (142), la condena de un periodista y defensor de los derechos humanos, a una grave pena de cárcel por "homosexualidad", es un ejemplo de la brutal represión de la casi inexistente prensa independiente, por parte del poder. Las posiciones de Kirguizistán (107) y Tayikistán (95), relativamente buenas en relación con otros países de la región, no deben enmascarar la extremada precariedad de la libertad de prensa en esos países.

_______________
Nota metodológica:

Esta clasificación permite medir el estado de la libertad de prensa en el mundo. Refleja el grado de libertad que disfrutan los periodistas y los medios de comunicación de cada país y las medidas adoptadas por los Estados, para respetar y hacer respetar esa libertad. Es una fotografía de una situación, en un período dado. Solamente tiene en cuenta los acontecimientos ocurridos entre el 1 de septiembre de 2003 y el 1 de septiembre de 2004. No tiene en cuenta el conjunto de violaciones de los derechos humanos, sino únicamente los atentados a la libertad de prensa.

Para establecer esta clasificación, Reporteros sin Fronteras realizó un cuestionario retomando los principales criterios -52 en total- que permiten evaluar la situación de la libertad de prensa, en un país dado. Ese cuestionario establece el balance del conjunto de atentados directos contra periodistas (asesinatos, encarcelamientos, agresiones, amenazas, etc.) o contra medios de comunicación (censuras, embargos, registros, presiones, etc.). Igualmente tiene en cuenta el grado de impunidad que disfrutan los autores de esas violaciones de la libertad de prensa. El cuestionario también tiene en cuenta el marco jurídico que rige el sector de los medios de comunicación (sanciones para delitos de prensa, monopolio estatal en algunos terrenos, presencia de un órgano de regulación, etc.), y el comportamiento del Estado frente a los medios públicos y la prensa internacional. Establece también los principales atentados a la libertad de circulación de la información en Internet.

Reporteros sin Fronteras no ha tenido solamente en cuenta las exacciones debidas al Estado, sino también las de las milicias armadas, organizaciones clandestinas o grupos de presión.

Este cuestionario se envió a las organizaciones colaboradoras de Reporteros sin Fronteras (14 asociaciones de defensa de la libertad de expresión, dispersas en los cinco continentes), a su red de 130 corresponsales y a periodistas, investigadores, juristas o militantes de los derechos humanos. Un baremo establecido por Reporteros sin Fronteras permitió después atribuir una calificación a cada cuestionario. Los consejos y la asistencia del Instituto de Estadística de la Universidad de París han permitido un tratamiento más fiable y riguroso de los datos recogidos. Los 167 países son aquellos de los que Reporteros sin Fronteras ha recibido los cuestionarios rellenos por varias fuentes independientes. Otros no figuran por falta de informaciones fiables y contrastadas. En caso de empate entre varios países, se han clasificado por orden alfabético.

Finalmente, en ningún caso debe tomarse este trabajo como un indicador de la calidad de la prensa, en los países mencionados.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.