Sala de Prensa

72
Octubre 2004
Año VI, Vol. 3

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Los periódicos, protagonistas del cambio político

José Ramón Santillán Buelna *

RESUMEN: La investigación estudia el tratamiento periodístico que hacen los diarios Excélsior, La Jornada y Reforma en sus páginas de opinión del political issue democracia en México durante el periodo de 1988 al 2000. En este artículo se presentan los resultados más relevantes de la tematización periodística del tema democracia que el análisis de contenido de una amplia cantidad de textos de opinión, permite demostrar la influencia de la prensa, de los periodistas y articulistas en la formación de una corriente de opinión favorable al cambio democrático, pacífico y legal. Finalmente, esta investigación es el primer estudio del proceso periodístico en torno a la idea de democracia en el proceso de cambio político en México. PALABRAS CLAVES: tematización, democracia, prensa, political issue, opinión pública, México.

Introducción

El contenido de este artículo está basado en una amplia investigación llevada a cabo con motivo de la realización de una tesis doctoral, la cual tuvo como objetivos analizar el tema democracia (TD) en México, en cuánto se convirtió en asunto de atención periodística. Y en segundo lugar, estudiar su tratamiento en los editoriales y artículos de opinión, en tres periódicos mexicanos: Excélsior, La Jornada y Reforma durante los procesos electorales de 1988, 1991, 1994, 1997 y 2000.

El punto de partida de la investigación fue analizar el TD, definido como un tema político (political issue) que involucra un conflicto político y social, que es presentado y discutido en los medios de comunicación para la toma de soluciones políticas, en función de que es uno de los fenómenos que en los últimos años ha venido adquiriendo una mayor atención en el campo de estudio de la comunicación política, para investigar el papel central que juegan los medios de comunicación en la determinación de las maneras como en las sociedades contemporáneas se construyen las representaciones de los conflictos políticos. Fue muy importante en ese sentido, estudiar el tratamiento que del mismo hace la prensa, que en la actualidad se configura como una de las instituciones más importantes por su proceso de mediación simbólica, para analizar los procesos de interacción entre el sistema comunicativo y el sistema político.

El artículo que se presenta se estructura a partir del análisis de los resultados de la investigación periodística del TD en las páginas de opinión. En primer lugar, se plantea el concepto de political issue relacionándolo con el proceso de tematización para centrar nuestro análisis. En segundo lugar, presentamos los resultados del tratamiento del TD en tres periódicos mexicanos durante cinco periodos electorales. Finalmente, las conclusiones.

1. Consideraciones teóricas para el análisis de un political issue

En este apartado marcaremos las principales líneas teóricas para el estudio de un tema político en el discurso periodístico relacionado con el proceso de tematización, entendido como el proceso de definición, establecimiento y debate público de los grandes temas políticos que constituyen la opinión pública mediante la acción determinante de los medios de comunicación,1 surgido de las investigaciones italianas en comunicación política. Partimos del hecho de que una característica principal del estudio de la comunicación política moderna se centra en las relaciones entre el sistema comunicativo y el sistema político. Estos son vistos como participantes activos en la construcción de la opinión pública, todo como resultado de la centralidad comunicativa de la actividad política en las sociedades modernas, este tipo de investigación tiene como representantes a Franco Rossiti, Giorgio Grossi y Carlos Marletti quienes analizan en sus trabajos los contenidos editoriales de las informaciones periodísticas para el estudio de fenómenos políticos con una alta actividad mediática, como son las crisis políticas o los temas políticos. Los investigadores italianos desarrollan en la función de tematización un modelo teórico para explicar la formación y discusión de éste tipo de fenómenos y sus consecuencias en la construcción de la opinión pública. De esta manera la comunicación política se ha convertido en un espacio significativo para el estudio de la representación y negociación de conflictos.

1.1 La tematización

En Europa, la teoría de la tematización propuesta por Niklas Luhmann (1978), abrió una nueva línea para estudiar la formación de la opinión pública, en la estrecha relación entre el sistema político y el sistema comunicativo en las sociedades modernas. Reformula el concepto liberal de opinión pública para reconocer que los medios de comunicación de masas, como institución pública, son piezas fundamentales para el equilibrio y desarrollo del sistema social. Proponiendo que su importancia está en la capacidad de formación de la opinión pública, al determinar la orientación de la atención ciudadana sobre una agenda de temas predominantemente que reclamen la atención y discusión pública.2 Este hecho lo lleva a considerar a la opinión pública como una estructura temática de la comunicación política, una estructura común de sentido que permite una acción intersubjetiva en un sistema social, siendo el acuerdo más preliminar sobre el reconocimiento de unos temas como interés general. El hecho de que los temas sean reconocidos por todos como importantes y el hecho de que todos – o potencialmente todos- sepan a que se refieren, aunque la concreción de opiniones discrepen, eso es la opinión pública.

Luhmann apoya su tesis en el concepto de sociedad de la complejidad, donde las transformaciones sociales provocadas por los avances tecnológicos e industriales, aumentan las diferenciaciones entre instituciones e individuos y es allí, donde los medios de comunicación cobran importancia al proponer un conjunto de temas para orientar los procesos de opinión colectivos y reducir la complejidad social, dándole forma al proceso de comunicación política que se manifiesta en las sociedades modernas.

Por tanto, el hecho de que en la sociedad aumenten las diferenciaciones implica de que hay un incremento considerable de las experiencias y de las acciones ofrecidas por el ambiente, caracterizada por la existencia de una gran variedad de grupos de interés y por subsistemas dotados de intereses particulares, que es imposible alcanzar formas de consenso mediante la opinión pública considerada como fruto de la discusión libre y racional de los temas de interés público. Así, entonces la opinión pública para Luhmann, es un mecanismo de simplificación de tal complejidad, una reducción de la atención social a unos cuantos temas comunes. Y esta tematización esta generada por la comunicación pública desarrollada por el sistema político, donde los medios funcionan como institución destinada a organizar la opinión pública, actuarán como mecanismos reductores de esta complejidad y como generadores del sentido social compartido públicamente.

Bajo este punto de vista, los medios de comunicación reducen ese complejo mundo en que vivimos a noticias, incluyen o excluyen de nuestro conocimiento ( y preocupaciones) determinados temas. Además, la propia narrativa periodística vuelve a ser una estrategia discursiva de jerarquización, de asignación de importancia a unos asuntos u otros; el espacio que una noticia ocupa en los medios, el lugar donde se sitúa dentro del periódico o el noticiario y, por supuesto, el que sea o no objeto de seguimiento a lo largo de un periodo contribuye a su tematización.

El estudio de la función de tematización se centra en reconocer y analizar los temas seleccionados por los medios de comunicación en función de las necesidades del sistema político. Además, la tematización comporta la existencia de diversas argumentaciones (valoraciones) sobre el tema mediante la expresión de una variedad de opiniones: la tematización debe ser entendida como una movilización hacia la decisión, por cuento exige la resolución de un problema estructural mediante la adopción de una opinión determinada.3 Esta línea de estudio interesa para reconocer en los contenidos de la información transmitida por los medios, en tanto que constituyen los instrumentos para orientar la atención del ciudadano a un conjunto de temas políticos propuestos por ellos, constituyendo de esta manera la agenda de temas políticos que forman parte del contenido de los media y construyen una opinión política.

1.2 Definición de political issue

Para definir el concepto de tema político nos centramos en la propuesta hecha por Marletti dentro del marco del estudio de la tematización en las investigaciones italianas. Este académico propone una distinción entre tema y controversia como elementos que permiten definir un tema político. Así considera que tema “no es sino una forma de generalización simbólica de situaciones singulares que posibilita la comunicación”. En este caso, serían acontecimientos entendidos como hechos de actualidad que son conocidos por el público vía los medios de comunicación.

En cambio, una controversia supone un proceso mediante el cual el sistema político sanciona selectivamente la prioridad de un tema delante de otros, en relación con acontecimientos, situaciones y problemas. Es decir, un tema planteado por medio de una controversia se convierte en issue. Por tanto, los issues se originan en el contexto de los procesos de interacción entre los actores sociales y políticos, y su introducción en la agenda política pasa por el reconocimiento público de su relevancia y, seguidamente, por la generación de una dinámica de tomas de posición en los ambientes políticos y sociales influyentes que conducen a su discusión políticamente sancionada y las alternativas que contiene en sí mismas.4 Esta definición establece una relación entre sistema de medios (temas, atención, controversia, discusión...) y el sistema político (actores políticos y sociales, toma de posición, agenda política, soluciones...) que considera a los issues y su controversia (grado de conflictividad) como una situación primera, para convertirse en political issues.

Bajo este punto de vista, un political issue exige un nivel de conflictividad social que conduzca a una discusión pública entre los actores políticos para la adopción de soluciones políticas, que se traducen, generalmente, en su incorporación en la agenda política. Por lo tanto, el tema político tiene su origen en el sistema político y tiende a redefinir el marco de las interacciones entre los grupos políticos.

Uno de los orígenes de un political issue es la transformación estructural del sistema político, que se ha derivado de la creciente centralidad de los temas y de las controversias públicas por lo que concierne tanto a la orientación de los procesos de toma de decisión, como al funcionamiento de las mismas lógicas de consenso de las sociedades contemporáneas y los criterios de regulación de la competencia política entre los actores sociales. Por consiguiente, los temas han devenido en recursos estratégicos esenciales de la política en las sociedades complejas, tal cuestión replanteada en el marco de referencia de las interacciones entre el sistema político y el sistema comunicativo: “la capacidad por consiguiente de imponer, guiar, articular, los temas/issues ha devenido más y más en función de la acción política que ha habido oponerse ( o bien integrarse) al rol de los medios en este mismo terreno.5

Otro de los orígenes del political issue es la redefinición del concepto liberal de opinión pública hecha por Niklas Luhmann, en tanto considerarla una estructura selectiva de temas de la comunicación política. El académico alemán asigna a la opinión pública la función de mecanismo guía del sistema político que reduce la elevada contingencia de eso que es políticamente posible, por la vía estratégica de adaptar la estructura temática de los procesos de comunicación pública a las constantes demandas de la sociedad y las respuestas de su sistema político.

Esta estructura selectiva de temas de comunicación política responde a la necesidad de organizar las demandas que se producen en todos los grupos de la sociedad y en las instituciones políticas y que por tanto, desbordarían el control y la solución política, porque vivimos en una sociedad compleja llena de actores, de instituciones que reclaman atención y solución a sus demandas. Se trata de asuntos sociales como: generación de empleo, creación de servicios públicos, apoyo educativos o de asuntos políticos: elecciones, reformas políticas, representación política, que experimentan un conflicto social en el escenario político. Por el contrario, el sistema político tiene una capacidad limitada para actuar y ofrecer alternativas a los problemas que se presentan.

Así, que un political issue desencadena una serie de reacciones o consecuencias directas. De forma inmediata, se abre un proceso de discusión pública destinado a fijar las posiciones de los distintos actores involucrados, para tratar de construir un marco de argumentación con propuestas y alternativas políticas, que mantiene diferentes momentos de intensidad, el sistema comunicativo y el sistema social experimentan una fuerte participación. Este proceso tiene diferentes momentos, como la definición del tema, señalar sus causas y ofrecer soluciones. Y paralelamente, se produce la aparición de una serie de actores, tanto del sistema político: miembros de los partidos políticos, funcionarios, candidatos electorales; como de miembros del sistema de medios: periodistas y articulistas; y también del sistema social y cultural como académicos, investigadores, intelectuales, que con sus colaboraciones en prensa configuran y determinan el desarrollo de la discusión de un political issue, influenciando para uno u otro sentido.

Las consecuencias directas del political issue, afectan al gobierno, a los partidos políticos, cuando tienen que orientar sus esfuerzos para buscar soluciones, tratando de influir en las esferas políticas. Y en segundo lugar, involucra a los medios de comunicación, que serán los instrumentos para plantear la discusión pública, y que tienen una fuerte participación no sólo para apoyar o rechazar posiciones políticas, sino para construir ellos mismos una propia.

Por su destacada dimensión socio-política, los medios de comunicación son pilares fundamentales en el tratamiento de los political issues. Para los miembros de un periódico: jefes de información, directores editoriales, reporteros, articulistas, editorialistas, se presentan como una oportunidad informativamente hablando, que supone una dinámica en su trabajo. En este caso, las funciones de trabajo y la producción informativa que se aplican en los media al seguimiento de un political issue sirven para su contextualización, entendida como una valoración periodística para reconocer los argumentos con que se debate en los medios.

Esta contextualización del political issue se lleva a término tanto por los miembros de los medios de comunicación como por los actores del sistema social. La función periodística no consiste tanto en la capacidad de seleccionar el tema, sino en una competencia de contextualización del tema. Hecho que nos permite afirmar que existe una lógica propia de la construcción de los temas políticos.6 Naturalmente, debido a su complejidad la duración de su tratamiento periodístico es elevada.

Resumiendo, nuestra definición de political issue distingue cuatro características para su análisis. La primera se centra en la importancia de los temas políticos como conflictos o problemas y la prioridad que el sistema les da para explicar su formulación y acción política. Una segunda característica viene dada por el reconocimiento público, la selección informativa que los medios de comunicación le dan. La tercera, se caracteriza por la discusión pública de los actores sociales involucrados para definir posiciones, apoyos o rechazos, y la última, sirve para buscar soluciones políticas.

2. Análisis del discurso periodístico del tema democracia

2.1 Metodología

El estudio quiere reconocer los tratamientos informativos empleados por los periódicos Excélsior, La Jornada y Reforma para conocer cómo se construyó el debate de opinión del TD en México. Esto es, cómo cada periódico, planteó el asunto desde sus páginas editoriales y artículos, con el fin de crear un clima de opinión y participar en su difusión y debate periodístico.

Los tres periódicos fueron seleccionados como muestra de estudio por ser diarios de información general y clasificados como diarios de élites,7 es decir, son entendidos como aquellos que orientan la producción y la comunicación de sus mensajes preferentemente hacía las clases políticas, económicas y culturales. Los tres periódicos fueron incluidos por estar entre los principales diarios de referencia informativa para sectores claves de la sociedad mexicana. Además, los tres periódicos presentan posiciones editoriales claramente opuestas: Excélsior, defiende posturas del gobierno, La Jornada más cerca de la izquierda, y Reforma ideológicamente se sitúa más con el sector empresarial.

Por último, la selección de los diarios también esta motivada por el reconocimiento profesional, político o social que tienen el grupo de articulistas que integran cada periódico. En los tres diarios elegidos escriben diariamente en sus espacios de opinión un grupo importante de profesionales que gozan de un alto reconocimiento académico, político, empresarial y cultural en la sociedad mexicana.

2.1.1 La selección de las unidades de opinión

Es necesario fijar que se ha considerado como textos de opinión. En primer lugar, la muestra se compone por los editoriales y artículos de opinión, dejando fuera columnas, el comentario, el ensayo periodístico y cualquier otro texto de opinión. Como segundo criterio para aclarar la definición y delimitación de los textos de opinión, unidades básicas del análisis de contenido, en esta investigación se considera editorial: La opinión del periódico con respecto a las noticias que publica y que no lleva firma; que lleva un título o encabezado. Por artículo de opinión entendemos la interpretación de la actualidad a cargo de un colaborador del mismo diario y su principal característica, es que lleva firma.

Se analizaron un total de 862 editoriales y artículos de opinión que trataban el TD, publicados en los tres periódicos seleccionados durante las campañas electorales de 1988, 1991, 1994, 1997 y 2000.

2.1.2. La técnica y el procedimiento de análisis

Para el análisis de las unidades de opinión se tomó como modelo a desarrollar una parrilla de análisis de contenido diseñada para el estudio de la agenda temática electoral.8 para la descripción cuantitativa del tratamiento periodístico de opinión del TD. Pues uno de los objetivos de la investigación era describir los elementos de opinión, valoración, tratamiento de la agenda de opinión presentes en los textos periodísticos que han sido sometidos a análisis.

Aplicamos un análisis fundamentado en técnicas de investigación cuantitativas que permiten explicar la estructura de los editoriales y artículos de opinión, uniendo componentes de tipo narrativo y persuasivo (palabras, estereotipos, prejuicios, frecuencia de conceptos, de nombres de actores sociales y de instituciones, etcétera). Esto es, identificamos la opinión expresada por los editorialistas y los articulistas, de los tres periódicos seleccionados, a través de la cuantificación de los componentes más relevantes del texto y que hacen referencia tanto a las unidades de opinión como a la función editorial de un periódico frente a un tema de debate público. Se tomó cada editorial y artículo como una unidad de opinión en la plantilla de análisis de contenido y de todos ellos se clasificaron sus elementos para el análisis cuantitativo en cinco apartados: 1) Identificación de la unidad de opinión; 2) Definición del TD; 3) Los autores de los textos como promotores del TD; 4) Soluciones y encargados de realizarlas; y 5) Valoración periodística.

3. Análisis de la construcción periodística del political issue democracia

3.1 Cobertura

La presencia de 862 unidades de opinión relacionadas con el TD permiten constatar la alta cantidad de producción de textos. La tabla 1, muestra las variaciones de publicación en cada periódico y en cada año electoral. Es importante señalar que el análisis del periódico Reforma se realiza a partir de 1994 por que su aparición en el mercado fue en 1993. El volumen de textos de opinión fue muy diferente en los periódicos: Excélsior publicó 311 y La Jornada 372, una diferencia de 61 textos. Esta diferencia de volumen en los flujos de opinión está ligada a las líneas editoriales y revelan el segundo filtro que han de pasar los temas políticos para ser seleccionados como asunto editorial. El análisis de la cantidad de textos de opinión en los diarios muestra que un political issue, puede ser un asunto de distinta importancia para los medios. También esta constante producción de textos se explica por el interés que suscita en ciertos grupos políticos y sociales estos temas y que la prensa hace públicos, provocando una relación de mayor intensidad entre los miembros del sistema comunicativo y los del sistema político.

La variación de los flujos de opinión entre los periodos electorales presidenciales y elecciones estatales nos revela la existencia de dos grandes momentos en la formación de la agenda de opinión marcados por el nivel de conflicto entre los actores que provoca su incremento o decremento de los textos editoriales. La construcción periodística del TD se sustenta, en los periodos electorales presidenciales claramente diferenciados con los periodos intermedios que tienen como característica principal mayor conflictividad política protagonizada por los actores del sistema político.

Tabla 1. Cobertura de opinión periodística del TD

Año electoral Periódico     Total %
  Excélsior La Jornada Reforma    
1988 71 74   145 17%
1991 41 61   102 14%
1994 86 86 73 241 27%
1997 50 50 48 174 10%
2000 63 63 58 200 23%
Total 311 372 179 862 100%

Son en las elecciones presidenciales de 1988, donde se concentra el primer momento importante de producción editorial con 145 textos, 21% del total publicados en los periódicos Excélsior y La Jornada. Este momento electoral esta caracterizado como la elección más competida entre Carlos Salinas (PRI) y Cuauhtémoc (FDN) que supuso el origen de un nuevo ciclo en la lucha por la democratización del país. Por primera vez, un candidato de oposición cuestionaba abiertamente el control político del partido oficial y reclamaba el tránsito a la democracia por la vía electoral, sumando fuerzas entre los miembros de los partidos de oposición y en la sociedad. También, la falta de transparencia en los resultados electorales que otorgaron como triunfador al candidato oficial generaron una amplia cobertura en las páginas editoriales.

Para el periodo de 1994, el debate periodístico del TD adquiere la máxima intensidad de cobertura editorial y se detecta por la mayor cantidad de textos de opinión publicados 168 que marca un porcentaje de 25% del total de piezas editoriales en los dos diarios. Este periodo se corresponde con el asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio (PRI), el año del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y Canadá (TLC), factores que agudizaron el carácter excepcional del TD estudiado, producido por una alteración en la actividad política debido a éstas circunstancias y el incremento de actores políticos.

El tercer momento importante de incremento de flujos de opinión coincide con el triunfo electoral del candidato presidencial de oposición Vicente Fox en el año 2000. Este periodo viene marcado por la derrota del PRI después de 71 años en el poder, donde la característica del debate periodístico se dio por la posibilidad real de la alternancia política, como forma de relación entre los actores políticos y de las informaciones que hacen referencia al TD. La cantidad de textos de opinión de los diarios se sitúa en 22% del total publicados, es ligeramente mayor al periodo de 1988.

También, en el diario Reforma la atención de mayor intensidad se da para las elecciones presidenciales de 1994, con 73 textos que hacen un 41% del total de textos publicados por este periódico, su atención baja para el año 2000 con 58 textos, un porcentaje de 32%, y su cobertura menor es para las elecciones intermedias de 1997 con 48 piezas de opinión que dan un 21% de sus publicaciones totales. Reforma, sigue la tendencia general de los otros diarios, de incrementar su producción de textos de opinión en los periodos presidenciales y disminuirlos en los periodos de elecciones intermedias.

Por tanto, podemos concluir, que en el political issue estudiado, los periódicos presentan una producción editorial más amplia en los momentos de mayor conflicto político (elecciones presidenciales). Esto se puede explicar por diversos factores, pero aquí sólo subrayaremos uno. Los periódicos resaltan los aspectos del conflicto social, característica principal de un tema político, respondiendo al criterio de controversia que hace que en los momentos de más enfrentamiento de un tema político sea considerados más relevantes en su proceso de construcción de opinión. Por tanto, debido al interés que suscitan en determinados públicos políticos y sociales los temas políticos son un elemento editorializable de primer orden para los media, a causa de su complejidad y la multiplicación de intereses en juego, que se les considera como un momento importante para la producción de numerosos mensajes de opinión. Debido a estas circunstancias, los periódicos se esfuerzan por desarrollar su función de influencia política, hecho que determina la aparición de periodos informativos más altos desplegados en momentos de más conflictividad política en detrimiento de periodos con menos nivel de conflicto.

3.2 Los promotores del TD

Los miembros de la comunidad universitaria se constituyeron en el grupo social más importante, por encima de los políticos y periodistas, como promotores del TD en la prensa. La investigación reveló que fueron los profesores e investigadores universitarios los que más contextualizaron el TD. Su posición en la sociedad, sentada en valores de alto nivel educativo, prestigio académico y reconocimiento social, entre otros, les dio autoridad para influir en la formación de un clima de opinión del tema político.

Los datos de la tabla 2, explican que los académicos fueron el grupo promotor más importante con 203 textos producidos, el 29% del total publicados. Esto significa que los periódicos promovieron la participación de los miembros de la comunidad universitaria para apoyar los intereses editoriales de cada diario entorno a la formación de opinión del TD. Recordemos que el interés editorial de cada autor esta casi siempre en consonancia con la línea informativa del periódico, de ahí que los contenidos de opinión promuevan el mensaje principal del diario. Para los periódicos, los articulistas le dan credibilidad y reconocimiento en sus lectores, y éstos como analistas de los conflictos políticos, influyen en la construcción de una determinada opinión política. Este proceso de influencia se acentúa en temas políticos, a causa de la amplitud y magnitud de los intereses e juego.

Tabla 2. Promotores del TD

Ambito social de los autores Periódico     Total %
  Excélsior La Jornada Reforma    
Comunidad universitaria          
UNAM 16 61 15 92 11
UAM 1 28 1 30 3.5
ITAM 2 2 25 29 3.4
COLMEX 4 13 9 26 3.0
CIDE   8 13 21 2.4
ITESM     3 3 0.3
Políticos          
Oposición 15 56 17 88 10
PRI 17 27 6 50 6
Miembros de la Administración 11 5 7 23 3
Periodistas 71 29 20 120 14
Otros 66 102 61   43
Total 203 331 177    

El análisis de los miembros de la comunidad universitaria como promotores del TD confirmó que los profesores de la UNAM, UAM, COLMEX y CIDE fueron los más activos, con 92, 30, 26 y 21 textos respectivamente, que en su conjunto dan 169 textos, es decir un 80% de un total de 203 producidos por los académicos, que es el 29% del total de artículos producidos por todos los promotores. Mientras que 32 textos son de profesores de las universidades privadas, 29 del ITAM y 3 del ITESM-CCM. La primera consecuencia de estos datos es que si el peso de cada autor de textos esta relacionado con su capacidad de influir en la formación de una determinada opinión política, la fuerza editorial de los académicos fue la más importante para fijar los marcos discursivos bajo los que se definió y representó el TD.

Los políticos fueron el segundo grupo con mayor presencia como promotor del TD, con un total de 161 artículos, contabilizados de la siguiente manera: políticos de oposición 123 textos, el PRI con 50 y miembros de la administración 23 artículos, que en total hacen 161 textos de opinión, el 19% del total general de 711 artículos en los tres diarios.

Otro grupo de promotores que merece atención es el de los periodistas con una participación de 120 artículos, el 14%. Los periodistas produjeron opinión de los acontecimientos que concentraron la actualidad informativa del TD, sin embargo no capitalizaron su amplio margen para publicar artículos de opinión, ya que en los diarios estudiados los académicos y políticos tuvieron un mayor protagonismo.

Cada medio constituyó una plataforma que amplificó la opinión de diferentes promotores: Excélsior, a los periodistas; La Jornada a los académicos del UNAM y UAM y políticos de oposición; y Reforma a los académicos del ITAM, CIDE y COLMEX e intelectuales.

3.3 La agenda de opinión

Los temas de opinión que predominan son : sistema político, instituciones electorales, cultura y participación política, y sistema de partidos como los más importantes en el estudio del TD. La principal temática editorial definida como sistema político con un 29%, supuso la concepción del tema político como un asunto institucional encuadrado exclusivamente en el ámbito político dentro de la lógica de la solución de conflictos en las sociedades complejas. Además, del predominio de la temática sistema político, otros resultados también permiten confirmar la institucionalización del TD por parte de la prensa. El porcentaje de los textos de opinión relativas a la temática “instituciones electorales” la sitúa con 23%, a la “cultura y participación política” 14% y el “sistema de partidos” con 11%. Estos datos nos demuestran el elevado grado de definición institucional, a nivel temático, que la prensa hace del tema político con un 48% del total de textos publicados centrando su definición como un asunto electoral donde los articulistas lo encuadraron en factores estructurales del sistema político, dejando de lado temas económicos, sociales y culturales., considerando que la democracia como realidad política sería la base para reformar el sistema político en su conjunto, éste es el aspecto más importante para entender las claves del debate periodístico del TD en México. La prensa estudiada decide definir el tema político como un fenómeno político estructural, ofreciendo una representación institucional del proceso de cambio político, entendido como reformas al sistema político y sus instituciones electorales, con una participación de los actores políticos y de los ciudadanos.

Tabla 3. Principales temas de la agenda de opinión periodística del TD

Definición política       Total %
  Excélsior La Jornada Reforma    
Sistema Político 64 79 53 196 29
Instituciones Electorales 66 64 27 157 23
Cultura y Participación Política 34 42 21 97 14
Sistema de Partidos 30 31 12 73 11
Otros         67
Total 290 247 149 862 100

A pesar de la diversidad que en términos ideológicos y empresariales hay en la prensa estudiada, se demostró que los diarios construyeron una agenda de opinión del TD muy homogénea. Excélsior y La Jornada mantuvieron como tema principal “sistema político”, durante los periodos electorales 1988, 1994, 1997, y para el ciclo 2000 “instituciones electorales”. Por su parte, Reforma también concentra en “sistema político” su producción editorial, en los tres periodos de estudio, y como segunda categoría “instituciones electorales”. Esto demuestra, que la prensa y los articulistas construyeron un clima de opinión favorable al cambio político por la vía electoral.

3.4 Las causas del conflicto

El argumento periodístico se refiere a los orígenes del conflicto político, y a señalar sus causas, buscando identificar los problemas que originaban el TD, de esta manera cada articulista ofreció argumentos que identificaban las causas del conflicto y contextualizaban su debate en la prensa.

Se definieron cuatro principales causas del conflicto TD: fraude electoral con el 37%, sistema político antidemocrático y el PRI antidemocrático con 16% cada una, y , por último, presidencialismo con 10%, de una muestra total de 246 textos de opinión. El conjunto de resultados mostraron algunas diferencias entre los periódicos. En La Jornada los articulistas destacaron “fraude electoral” (64 textos) como el problema principal , cuestionando las irregularidades en los procesos electorales. El diario adoptó una fuerte crítica contra el Gobierno por utilizar métodos ilegales durante los periodos electorales de 1988, 1991, y 1994. Por otro lado, Excélsior también consideró “fraude electoral” como el problema sustantivo para transitar a la democracia, durante los mismos cuatro periodos, y para las elecciones del 2000 ofreció como argumentó principal “PRI antidemocrático”, una posición que parecía distinta a su línea editorial. Por último, el diario Reforma identificó como la principal causa del problema del TD “el sistema político antidemocrático” con 12 menciones de un total de 52, seguida muy de cerca por las causas “fraude electoral” y “PRI antidemocrático” con 10 menciones cada una.

3.5 Las soluciones políticas

Las seis principales propuestas de solución política que componen la estructura del discurso periodístico del TD son: en primer lugar, “Reformar el sistema electoral” que concentra 16% de los textos de opinión. Una segunda concentración con 11% es “promover una cultura política”, observamos un equilibrio de 10% entra las características “Participación ciudadana” y “separación PRI-Gobierno”. Finalmente, aparecen en quinto lugar dos: “fomentar y votar a la oposición” y “Reformar el presidencialismo” con un 9%. La suma de los seis resultados da un 65% del total de las unidades de opinión.

Las propuestas de solución política en los tres periódicos fueron hechas desde una óptica que daba gran peso, a respuestas que promovieran cambios en el sistema electoral para acabar con irregularidades como el fraude electoral, elecciones inequitativas, entre otras. Esta solución promovida desde la prensa pretendía que los políticos centraran sus esfuerzos en construir un sistema electoral confiable y autónomo como garantía principal para el tránsito a la democracia. “Separación PRI-gobierno”, “Reformar el presidencialismo”, figuraban como otras alternativas que los articulistas desarrollaron en sus textos y que reflejan la crítica al apoyo indiscutible del gobierno a su partido como forma de control político.

Tabla 4. Principales soluciones políticas

Soluciones Excélsior La Jornada Reforma Total %
Reformar el sistema electoral 46 62 26 141 16
Promover una cultura política 36 34 25 95 11
Participación ciudadana 28 35 25 88 10
Separación PRI-Gobierno 35 33 16 85 10
Fomentar y apoyar a la oposición 21 37 22 80 9
Reformar el presidencialismo 24 28 21 74 8
Nota: Los datos no dan 100% porque se han considerado sólo las respuestas más importantes.

Otra solución política es “cultura y participación”, tanto referida a la clase política como a los ciudadanos, que remite a una educación cívica, responsable y comprometida con el ejercicio de la política como piezas claves para el cambio político. Al mismo tiempo, observamos algunas diferencias entre los diarios, por ejemplo La Jornada fue el impulsor más importante de la solución política “reformar al sistema político” durante los periodos electorales 1988, 1991 y 1994. Para 1997 apoyó la solución “Promover una cultura política”, y para el año 2000 “ fomentar y apoyar a la oposición”. Por su parte, Excélsior también tiene como solución prioritaria “reformas electorales”, pero destaca en 1996 la solución de promoción de una cultura política y para el proceso electoral del 2000 “fomentar y apoyar a la oposición”. Por último, es el diario que más textos produce, 36, con la solución política “separación PRI-Gobierno”. En relación con el diario Reforma dio prioridad a la solución “Reformar el sistema electoral” durante las elecciones de 1994 y 1997, y para el 2000 apoya las soluciones “participación ciudadana” y “fomentar y apoyar a la oposición”.

Los tres periódicos tendieron a destacar la solución “Reformas electorales” durante los tres primeros periodos electorales, para 1997 “promover una cultura política”, para terminar las elecciones del 2000 con la solución “apoyo a la oposición”, estos resultados revelan una secuencia en el discurso periodístico del TD. Primero, los articulistas presentaron la solución reformas electorales como la cuestión más importante para tener elecciones justas, durante tres ciclos electorales, cuando esto se concretó, pasaron a proponer en 1997 como solución “cultura política”, entendida como una decisión responsable de los ciudadanos para participar en las elecciones, cuando esto estaba firme, la alternativa ofrecida fue “apoyar a la oposición”, hecho que consumaría la alternancia política requisito para la democratización del país, y que se logró con el triunfo del candidato del PAN Vicente Fox en las elecciones del 2000. El análisis de las soluciones políticas en la prensa demostró que los diarios construyeron un clima de opinión a favor del cambio político.

3.6 Responsables de solucionar el conflicto del TD

Los políticos de oposición y el presidente de la República fueron considerados los principales actores institucionales para solucionar el conflicto que el TD demandaba. La prensa los señaló por tener un alto poder de acción política y ejercer un liderazgo en la sociedad. Por un lado, los políticos del PAN y PRD se constituyen en el grupo con mayor responsabilidad para actuar en el marco institucional y conducir las soluciones políticas con un 20% del total de textos estudiados. Por otro lado, el presidente de la República, aparece con un 16% como la segunda figura institucional para llevar a cabo las soluciones políticas al TD, se le considera una doble responsabilidad sostenida en su papel de jefe político máximo del país, y por estar vinculado al PRI, para reformar su relación con el partido y crear una competencia electoral justa que permita el cambio político.

3.7 Valoración periodística

En la evaluación periodística destacan tres temas que reciben más valoración, tanto positiva como negativa. En primer lugar, “apoyo a las elecciones” concentra un total de 316 valoraciones, de las cuales 161 son positivas y 98 negativas, saliendo reforzada con 63 tratamientos. La otra categoría es “apoyo al cambio político” con un total de 185 tratamientos, de los cuales 109 son positivos y 49 negativos, lo que da 60 valoraciones positivas efectivas. Y en tercer lugar, “apoyo a la oposición” que contabilizan 73 textos valorados, 44 positivos y 22 negativos, para dar 22 tratamientos favorables.

Excélsior y La Jornada tendieron a valorar positivamente “apoyo a las elecciones” y “apoyo al cambio político”; y Reforma “apoyo al cambio político” y “apoyo a la oposición”. El análisis revela que en los periódicos estudiados prevaleció una valoración positiva de los contenidos temáticos que tenía como principal característica crear las condiciones políticas mínimas para la democratización del país, también afirmar que la prensa, en su papel de actor político en la formación y desarrollo de un political issue, aplica una estrategia de apoyo editorial para el cambio político, pacífico y legal.

Conclusiones

Enmarcar el TD como un fenómeno de construcción de la opinión política comporta el reconocimiento de una mayor relación entre el sistema político y el sistema de medios. Además de convertirse en un momento que resalta la centralidad comunicativa de la actividad política, donde el tema político se sustenta también en el concepto “conflicto o controversia política” donde supone el proceso mediante el cual el sistema político sanciona selectivamente la prioridad de un tema delante de otro y que da paso a una interacción social, y su introducción en el agenda mediática para el reconocimiento público, seguido de una tematización periodística donde se reconocen tomas de posición, apoyos y rechazos en los niveles políticos, económicos y sociales más influyentes. En este caso, el papel de la prensa escrita no se limita a informar del tema sino que genera opinión a través de su función editorial para participar en la definición y discusión del tema político, e influir en la formación de una determinada opinión política en sus lectores.

El estudio de los temas políticos dentro del campo de la comunicación política y la consideración del mismo bajo el concepto de “conflicto” nos permite analizarlo dentro de un momento donde la prensa tiene un alto protagonismo y una mayor capacidad de influencia en el proceso de formación de opiniones, describiendo los flujos de opinión y las estrategias de persuasión como infraestructuras funcionales de la política, siguiendo la tesis de la centralidad comunicativa de la actividad política y considerando la capacidad de la prensa para influenciar mediante sus estrategias editoriales.

El trabajo de investigación sobre el papel de la prensa en la construcción de una agenda de opinión del TD durante los ciclos electorales de 1988 al 2000, en un momento político clave, revela que una parte de la prensa contribuyó al cambio democrático, pacífico e institucional. Además, el estudio describe la forma en que los periódicos: Excélsior, La Jornada y Reforma, mediante la producción de sus unidades de opinión, editoriales y artículos, y condicionados a una política editorial, participaron en la formación de una corriente de opinión favorable al cambio político. Entre los resultados se revela que los miembros de la comunidad universitaria, principalmente de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se constituyeron en el grupo social más importante, por encima de los políticos y periodistas, como promotores de la agenda de opinión del tema democracia.

Además, el estudio sistemático de una amplia cantidad de textos de opinión, seleccionados por períodos de tiempo cercanos a los procesos electorales, permitió demostrar la influencia de la prensa, de los periodistas y articulistas en la formación gradual del discurso de cambio democrático pacífico y legal, así como en el desarrollo de procesos electorales competitivos y en el reconocimiento de los triunfos electorales de los partidos opositores al Partido revolucionario Institucional (PRI), que empezaron a partir de 1989, cuando se reconoce el triunfo del Partido Acción Nacional (PAN) en el estado de Baja California, continuaron en 1997 con el triunfo de Cuauthémoc Cárdenas en el Distrito Federal y que culminan en el 2000 con la llegada de Vicente Fox a los Pinos.

La esfera pública controlada por el régimen político se ha ido abriendo, por la resistencia de importantes medios y periodistas a replicar las opiniones oficiales. La diversificación de temas, la pluralización de opiniones sobre los temas políticos, la incorporación de nuevos interlocutores sociales y políticos, así como el fortalecimiento de los medios escritos, como queda documentado en investigación de referencia, contribuyeron al cambio democrático. Lo relevante de la investigación es que permite demostrar tal aseveración, en lo que corresponde a los periódicos estudiados: Excélsior, La Jornada y Reforma diarios de información general y de amplia cobertura seleccionados por su línea editorial, por el reconocimiento social de sus articulistas y su importante presencia en los lectores con poder de decisión en los asuntos públicos del país.

También, los resultados de la investigación ofrecen elementos para analizar de manera mucho más científica y menos anecdótica el influjo de la producción editorial de los medios impresos en la delimitación, definición y caracterización del cambio democrático. Al mismo tiempo que dan pistas acerca de los cambios en las relaciones de la prensa y el periodismo hacia el régimen político ocurridos durante los últimos doce años.

Por último, la investigación es una referencia importante para continuar estudiando acerca del papel de la prensa en la discusión y negociación de demandas sociales y en la formación de la opinión pública dentro de la dinámica política que el país experimenta.

_____
Notas:

1 SAPERAS, E., 1987. Los efectos cognitivos de la comunicación de masas, Barcelona, Ariel, p.92
2 Ibid, p.50
3 Ibid, p. 107
4 Badia, L., 1992. De la persuaciò a la tematizaciò. Introudcciò a la comunicaciò politica moderna. Barcelona, Pòrtic, p.172
5 Ibid., p.172-173
6 Grossi, Gi., 1985. Rappresentanza e representazione. Milano. Franco Angelli, p.50
7 Borrat, H.,1998. Fer Europa. Els periodics, protagonistes del post-mastricht. Barcelona. Centre de Investigaciò de la Comunicacò. p.21.
8 Gifreu, Josep y Enric Saperas., 1995. Parrilla para el análisis de la agenda temática electoral. Departamento de estudios de Periodismo. Universidad Pompeu Fabra, Barcelona, España.

__________
Bibliografía:

- BADIA, Lluís. (1992): De la persuaciò a la tematizaciò. Introudcciò a la comunicaciò politica moderna. Barcelona, Pòrtic.
- BORRAT, Héctor. (1998): Fer Europa. Els periodics, protagonistes del post-mastricht. Barcelona. Centre de Investigaciò de la Comunicacò.
- GROSSI, Giorgio. (1985): . Rappresentanza e representazione. Milano. Franco Angelli.
- SAPERAS, Enric. (1987): Los efectos cognitivos de la comunicación de masas, Barcelona, Ariel.


* José Ramón Santillana es doctor en Ciencia Política y maestro en Teoría Política y Social por la Universidad Pompeu Fabra, Barcelona España; y licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Su especialidad es la relación prensa-poder, la opinión pública y la democracia. Es profesor en la Universidad Iberoamericana y en el ITESM- Campus Toluca. Una versión de este texto fue publicada en el No. 6 de la Revista Iberoamericana de la Comunicación, publicación del Posgrado en Comunicación de la Universidad Iberoamericana. Primavera- Verano. 2004. Ciudad de México. Esta es su primera colaboración para Sala de Prensa.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.