Sala de Prensa

66
Abril 2004
Año VI, Vol. 3

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Carta a la dirección

Las verdaderas mentiras sobre el atentado

De: José Luis Dader
Enviado el: miércoles, 24 de marzo de 2004 12:37 p.m.
Para: Albarrán, Gerardo
Asunto: LAS VERDADERAS MENTIRAS SOBRE EL ATENTADO
Importancia: Alta

Querido Gerardo:

He pasado varios días sin responder a tu carta general del pasado 16 de marzo, a pesar de desear hacerlo de inmediato, en primer lugar porque había dejado el texto en Madrid, y en segundo lugar por cotejar una serie de datos antes de hacerlo. El motivo de mi interés es el de expresar mi absoluto rechazo a una parte de la versión que has dado en esa carta sobre el papel jugado por unos (u otros) medios de comunicación españoles durante la crisis de la investigación del atentado y el supuesto papel jugado por el gobierno del PP.

Sin duda los datos de los que has partido son los que en general fueron muy eficaces en propagar en las primeras horas los medios del grupo PRISA, incluso a través de bastantes corresponsales extranjeros proclives a considerar muy destacadamente las versiones de la realidad que obtienen en las fuentes de PRISA (El País, la SER, etc.), pero mucho menos diligentes para contrastar esas versiones con las aportables por muchos otros medios. Pues bien: Hay ya suficientes evidencias comprobadas (y no desmentidas por la SER ni El País) para poder afirmar que lo ocurrido informativamente entre el atentado del día 11 en Madrid y el cierre de las urnas electorales el día 15, es ante todo una flagrante y manifiesta actuación de propagnda por parte de los medios del Grupo PRISA, con demostrada difusión de noticias falsas, atribuidas a fuentes que luego han negado su autoría o que sencillamente no han existido, tal y como demuestra una minuciosa reconstrucción de los hechos publicada por el diario El Mundo el domingo 21 de marzo, titulada "72 horas de 'agit-prop' en la SER", junto con el artículo de ampliación firmado por Víctor de la Serna, al lado del anterior, titulado "Periodismo moderno reconvertido a 'agit prop'". Te invito a tí, como a todos los interesados en este asunto, a leer ambos trabajos para como mínimo empezar a poner en duda quiénes han sido "los medios de la prensa española que no han estado a la altura de su sociedad", según tú apuntabas.

De esa información, en consonancia con lo que pudo escuchar cualquier oyente directo de la SER en las citadas 72 horas, destacan tres mentiras absolutas, divulgadas por la SER como noticias confirmadas, cuya falsedad total ha quedado demostrada después y que sin embargo fueron decisivas para extender entre el electorado la imagen de que el gobierno estaba mintiendo y reteniendo información, mientras que la SER decía toda la verdad. La primera mentira cronológica (aunque en contradicción con el cambio posterior de interpretación de la SER) fue comenzar afirmando que la policía les había hecho llegar la identificación de 9 miembros de ETA, autores del atentado, seis hombres y tres mujeres, de los que el periodista radiofónico afirmaba tener delante sus fotografías (esto no fue más que un rumor que circuló por Internet, sin material gráfico de ningún tipo, pero que el periodista recreaba en su imaginación). La segunda mentira fue a las diez de la noche del jueves cuando la periodista Ana Tarradellas afirmó que: "Tres fuentes distintas de la lucha  antiterrorista han confirmado a la cadena SER que en el primer vagón del tren que explotaba antes de llegar a Atocha iba un terrorista suicida". Esta cuestión ha sido luego rotundamente negada por todas las fuentes involucradas y demostrada como falsedad absoluta, a pesar de lo cual, el director de informativos de la SER, Iñaki Gabilondo, se permitía todavía a la mañana siguiente repetir, dando incluso detalles como que el terrorista suicida había sido identificado por llevar tres capas de ropa interior y todo el cuerpo rasurado. La tercera mentira fue a cargo del periodista Javier Alvarez el sábado a las 15.05 diciendo: "Novedades (...) El Centro Nacional de Inteligencia cree que el atentado es obra del terrorismo islámico. Fuentes del CNI han confirmado a esta redacción que todos sus agentes trabajan ya al 99% de posibilidades de que nos encontramos ante un atentado radical islamista" Esta información fue luego desmentida por la portavocía oficial del CNI, y en todo caso, lo que en ese momento barajaba el CNI, como ya había hecho público bastantes horas antes el Ministro del Interior, es que "sin descartar la autoría de ETA como probabilidad principal, se estaba trabajando también en la línea del terrorismo islámico".

Respecto a la supuesta mentira descarada o retención de información por parte del gobierno, la desclasificación de documentos policiales y del Centro Nacional de Inteligencia que ha realizado en los últimos días el gobierno en funciones del PP, ha dejado bien patente que la diferencia en tiempo entre la obtención de pruebas o indicios por los investigadores y la revelación pública por el Ministerio del Interior ha sido muy cercana a la simultaneidad, pudiéndose destacar que casi nunca en la larga historia de atentados sufridos en España un gobierno ha revelado pistas de investigaciones a las dos o tres horas de obtenidas (poniendo incluso en riesgo la continuación de la investigación), o realizar incluso detenciones certeras en poco más de 48 horas. No quiero extenderme más, aunque habría bastantes más cosas que añadir respecto a cómo la SER y el canal de televisión de PRISA estuvieron incumpliendo la legislación vigente que prohibe la exhibición de actuaciones políticas con inclinación manifiesta de voto durante las 24 horas previas a las elecciones y durante el propio día de la votación. Pero todo ello muestra que si ha habido alguna "degradación de buena parte de los medios", como escribías en tu carta, esa ha sido la de los medios del grupo PRISA. Es cierto también que los errores y torpezas del gobierno del PP en el manejo de esta crisis han sido enormes, al mostrarse obsesionado en insistir en la autoría de ETA. Pero una cosa es su error y estupidez y otra muy distinta lo que los agitadores de PRISA, en sincronización con una parte del partido socialista, les ha estado atribuyendo. El gobierno del PP ni difundió datos falsos ni ocultó información más allá del tiempo mínimo transcurrido entre la obtención de información por los agentes de la investigación, su comunicación al gobierno y la rápida evaluación de si la revelación de un nuevo dato afectaría o no al seguimiento de nuevos desarrollos de la investigación, tal y como muestran los documentos desclasificados y ante los que el Grupo PRISA no ha sido capaz de aportar ni una sola prueba en sentido contrario.

Ante tan evidente diferencia entre la versión de los hechos que aquí recojo y la que tú nos sugeriste (y aunque comprendo perfectamente que no es culpa tuya que las fuentes que has conocido así te hicieran pensar), te pido de manera insistente que a la mayor brevedad posible difundas esta réplica mía a todos los miembros de la lista de correo a los que enviaste la anterior versión, para que, cuando menos, puedan saber que hay una parte importante de la sociedad, los profesionales y los académicos de España que no nos guiamos exclusivamente por las versiones de la realidad que construye -muy eficazmente por cierto- el Grupo PRISA.

Con el afecto de siempre, te envío un fuerte abrazo,

José Luis Dader

(N. de la R. Los textos de El Mundo que Dader sugiere leer se encuentran en: http://www.elmundo.es/papel/2004/03/21/espana/1609512.html y en http://www.elmundo.es/papel/2004/03/21/espana/1609630.html).


Respuesta de la dirección

En primer lugar, gracias por tu aporte, José Luis. Los datos que nos proporcionas permiten una lectura más amplia del fenómeno mediático en España durante esos terribles días. En cuanto a las observaciones que haces a mi apreciación personal de la conducta de una buena parte de los medios de tu país, las tomo como lo que creo que son, viniendo de ti: una invitación a tener una mirada más completa de las cosas. Fue lo que traté de hacer, por eso mis fuentes de información el 11-M no son las que tú mencionas. Ese día seguí la mayor parte de las versiones en línea de la prensa escrita española, y oscilé entre TVE y CNN. El contraste en el manejo informativo fue brutal.

Por mi parte, vivo a más de 9 mil kilómetros de cualquier interés político sobre el destino electoral de España. Tu país me importa por su gente, no por el partido en su gobierno. Como simple observador que soy, en este caso, la distancia me brinda inmunidad a las parcialidades propagandísticas que puntualmente describes (a las cuales, por cierto, ni siquiera estoy expuesto: a nivel global, PRISA resulta un grupo de medios de influencia -si acaso- local). Tampoco me tragué el burdo manejo de la señal internacional de la televisión pública española, que ha vivido una de sus peores horas. Yo no formo parte de la crispación ideológica que envuelve a España desde hace tiempo, campo fértil para la infamia de todo signo. Eso es lo que resalté en el aviso de actualización de SdP.

En cuanto a mi interés por la prensa española, es el mismo que puedo tener por la estadunidense, la turca, la sueca, la brasileña o la hondureña. Me interesa el periodismo que se hace en cualquier parte del mundo, los resortes que lo mueven. Aprendo tanto de sus virtudes como de sus vicios. Propago las primeras, trato de explicarme los segundos. En ambos casos, me refiero siempre a sus consecuencias. A tres semanas del 11-M, sostengo que la prensa española tiene más motivos para reflexionar que para celebrar.

Gerardo Albarrán de Alba


* José Luis Dader es miembro del Consejo Editorial de Sala de Prensa. Profesor titular del Área Periodismo en Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.