Sala de Prensa

65
Marzo 2004
Año VI, Vol. 3

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


España: Muerte de la palabra

Concha Mateos *

Cartón de El Fisgón (mx)Madrid, 11-M.- Estoy triste y os escribo.

La campaña electoral se ha terminado. Por la fuerza. Ahora toca el discurso lacrimógeno y la telenovela a costa de vidas humanas.

Pero yo sigo en campaña. Siempre estaré en campaña. Entiendo mi vida como una campaña permanente.

Se ha acabado la campaña. Por la fuerza. De quien la tiene.

Sabéis que muchos tenían prisa por que se acabara. No querían que hubiera campaña, ni debate, ni que hubiera siquiera elecciones. ¿Para qué? Querían seguir igual, donde estaban, sin consultar a nadie, sin pedir permiso. ¡Qué fastidio para ellos, tener que jugar con un sistema que incluye el requisito de pedir permiso a los ciudadanos! Según esos que os digo, el permiso sólo lo tienen que pedir las chachas para entrar en salón de los señoritos a llevarles la bandeja con el café.

Quizá porque soy hija de una chacha. Quizá por eso. Vivo en campaña.

Me niego a dedicar la energía de mi vida a pagar una hipoteca. Pero algunos intentan convencerme de que eso, y soñar con unas vacaciones en crucero es la sal de la vida.

No vivo ni quiero vivir para el puto empeño de pagar nada. No quiero que me vendan confort a cambio de obediencia. Quiero el confort de sentirme dueña de mi palabra y de mi pensamiento. Como vosotros. Y con vosotros.

Soy periodista, pero no tengo un periódico, ni una televisión. En ellos se trabaja para ganar el derecho a poder comprar a cambio de decir lo que piensan otros.

Por eso prefiero escribir a mis amigos. Que me dejan decir lo que yo pienso. Y a veces, lo escuchan.

Mis amigos son mi tesoro. Y valen más que cualquier audiencia de televisión.

Por eso escribo esta carta en campaña.

Sabéis que se ha acabado la campaña por la fuerza de quien puede pagar la fuerza de otros.

Los que han matado hoy no son los autores del crimen, son los ejecutores.

A mí me preocupa el autor, el patrocinador de estas muertes que tanto benefician a los que gobiernan este país.

Quiero que se vayan. Necesito que se vayan para sentirme mejor.

La historia está mayormente escrita por ellos. Mirad, esto pienso:

Madrid. 11 de marzo de 2004.Sólo entienden el mundo como enfrentamiento. Pero Isabel la Católica, por suerte, murió. Y la España que ellos publicitan es sólo una herramienta de manipulación.

El vicepresidente Rodrigo Rato, ha dicho hoy: "Los que sufren hoy son de los nuestros" Yo me pregunto: ¿quienes son los nuestros? ¿Quién es este hombre que ve el mundo como si fuera una peli de Hollywood -el imperio, no lo olvidemos-? El mundo no se divide entre los nuestros y los otros. No, en la realidad. En la cabeza de estas gentes enfermas sí se divide así. Ellos sólo saben combatir al otro. No saben entender, ni dialogar, ni consensuar, ni vivir amablemente. Sólo conocen el confort del poder. De los imperios.

No es un asunto de "los nuestros" y "los otros". Pero ellos ven así el mundo, con esa visión de asesinos. Igual que lo ven los asesinos. Nadie se mata a sí mismo ni a uno de los suyos. Por eso algunos pensamos que matar no es posible, porque entendemos que todos somos de los mismos. Pero los que ven el mundo dividido como en los telefilmes yanquis: entre los buenos y los malos, los que ven el mundo así sólo saben pensar con la lógica del tiro a los de enfrente.

Tiro legal o tiro ilegal, da lo mismo.

Así lo aprendieron en los libros de historia del fascismo, así emprendieron la guerra del 36, así lo ven en las pelis del oeste, así lo ven en la mente de Bush, así lo pintan y así lo juegan. Y hoy están jugando. Con nosotros, a hacernos llorar y a sentir pena.

Sólo saben vivir a tiros y por eso alimentan la existencia de pistoleros. Y luego lo dividen entre los que disparan con la ley en la mano y los que disparan con la ley enfrente. Entre los que llaman "los nuestros" y "los otros".

No saben que vivir es convivir. Que gobernar es encontrar soluciones, no castigar y matar. No saben que "los otros" hay que transformarlos, sólo entienden de exterminio. Legal o ilegal, eso les da igual. Y no viene a cuento, para ellos. Más acá o más allá de la ley, sólo entienden la lógica de la fuerza. Pero el exterminio no es solución. Sólo el diálogo es solución. La palabra transforma, no mata. Pero ellos no pueden tomarse la molestia, porque saben que eso es lento, y tienen prisa, ansia, su tiempo no es filosófico, es máquina, es tiempo de letra bancaria. Tienen plazos bancarios para vencer. Tienen el tiempo contado para triunfar.

Su producto caduca.

Sólo han aprendido el mando, la autoridad, y mandar, antes que tomar acuerdos.

Lo siento profundamente, me duele. Porque ellos manejan buena parte de la máquina de informar. Y peor aún, manejan la máquina de formar, y siguen fabricando gente de su modelo, gente que combate el terror con más terror, con más represión, con más policía, con más cárceles, con más... Eso enseñan en las escuelas, en las universidades.

No quiero que el poder me cuente otra vez la historia de ETA. Basta ya, pero de propaganda.

A la puerta de sus cárceles yo he compartido sala de espera con los familiares de ETA. Ellos iban a ver a sus hermanos y yo al mío.

Sé que los crímenes de hoy no los ha cometido gente a la que se le ha comido el coco, gente, como ellos dicen, a los que se les ha dado un cursillo de bombas en dos horas y ya está.

Vosotros, como yo, sabéis lo difícil que es organizar algo. Aunque sea una excursión. Organizar a tres es ya un gran problema, y suele terminar mal, sin éxito. Los crímenes de hoy son un plan que sí ha tenido éxito, sí ha llegado a su fin, ha logrado su meta. Y no ha salido de una organización trivial. Hoy no han muerto casi 200 personas a causa de lo forofos, lo vándalos, lo fundamentalistas que son los asesinos de ETA.

Sabéis que detras de eso hay una organización.

Un grupo de gente forofa que actúa guiada por el hígado no logra resultados eficaces. La eficacia es hija de la organización inteligente. No quiero más propaganda de la que quiere enseñarme a pensar que ETA son unos forofos locos criminales. ETA funciona, funciona bien, sirve para lo que sirve. Y ¿a quién sirve sobre todo? Sus autores, sus patrocinadores, los que sostienen, detrás de muchos agentes interpuestos, el crimen de hoy lo saben bien.

Los crímenes de hoy han cortado la palabra de la campaña electoral. Más o menos viciada, pero sostenida sobre palabras.

Por eso yo sigo en campaña. Porque con ella no mato. Y puedo llegar a ponerme de acuerdo con todos los que como yo disfrutamos de la vida y de la tierra.

No voy a llorar por los que han muerto hoy. Pertenezco a los que vienen muriendo siempre por la fuerza de los ocupan el poder. Ya tengo el corazón duro por ese lado. No voy a llorar.

La Iglesia ha asesinado a miles de personas en nombre del amor de Dios. La Iglesia de los Reyes Católicos y la España una, grande y libre.

¿Cuánto ha llorado esta Iglesia Católica por todas esas víctimas? No voy a llorar. No voy a dejar que me hagan llorar para impedir que piense. Ni me voy a creer el relatito ni voy a salir mañana a poner las manos en alto mientras la música de fondo la ponen los que dirigen la orquesta con partituras ocultas.

Que bailen ellos y hagan ellos el mono.

Yo merezco dirigentes valientes que se atrevan a dirigirse a mi razón, no a mi emoción.

Los crímenes emocionan. Usan el lenguaje del dolor. Por eso no voy a llorar. Voy a pensar. Y a seguir conviviendo con todos estos con los que estoy afortunadamente condenada a entenderme.

No tengo el control de TVE pero tengo amigos. Y voz (nadie me la financia, la mueve mi sangre).

Me parece más que suficiente para hacer un mundo mejor.

Por eso seguiré en campaña hasta que la palme.


* Concha Mateos es periodista española, amiga y colaboradora de SdP. Este texto es una carta que ha enviado hoy mismo, 11 de marzo, a sus amigos más cercanos a través del correo electrónico. La reproducimos sin siquiera avisarle, porque compartimos lo que piensa, línea por línea.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.