Sala de Prensa

63
Enero 2004
Año V, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Géneros narrativos
en el periodismo digital baiano

Elias Machado, Clarissa Borges y Milena Miranda *

Introducción

Tras una década del lanzamiento de las primeras publicaciones periodísticas en el ciberespacio, el desarrollo de modelos de narrativa adaptados al ambiente descentralizado de las redes digitales permanece como uno de los principales retos de las organizaciones periodísticas. El modelo de narrativa periodística necesita aprovechar mejor las potencialidades de la composición digital, una de las operaciones centrales del sistema de producción anclado en la cultura de los computadoraes (Machado:2000; Manovich: 2001:140, Mielniczuck:2003).

La composición digital permite una ruptura con el modelo que yuxtapone contenidos de los medios convencionales porque promociona la aparición de un distinto concepto de combinación entre objetos de varios tipos: videos, audios, imágenes fijas o modelos 3-D. Mientras el sistema de los medios convencionales trabaja dentro de la lógica de objetos continuos, la lógica estructural de la cultura de los computadoraes funciona de forma modular, aumentando las condiciones para las sucesivas mutaciones en los contenidos en circulación por el ciberespacio.

En este trabajo presentamos resultados de una investigación sobre las formas narrativas en los dos principales portales regionales de Salvador, la capital del Estado de Bahia: A Tarde On-line y iBahia.Com, desarrollada desde octubre de 2001 y apoyada por el Conselho Nacional de Pesquisa Científica e Tecnológica (CNPq). El periodismo digital en Bahia, uno de los estados del noreste brasileño, revela alto grado de dependencia de los géneros narrativos consagrados por los medios convencionales. Nuestra investigación indica que los productos más conceptuados son resultado de experiencias capazes de producir contenidos y sistemas de producción de noticias originales.

1. Los modelos de producción en el periodismo digital baiano

A lo largo de una decada de historia, el periodismo digital experimentó con una serie de modelos de producción de contenidos, resultando en diferentes tipos de productos. Para autores como Pavlik (2001), Silva Jr. (2002), Palacios (2002) y Mielniczuck (2003), estas experiencias pueden ser clasificadas en tres categorías de productos:1 webperiodismo de primera generación, sostenido por la reproducción de los contenidos de los medios impresos; webperiodismo de segunda generación, cuando, aun sometido a la metáfora del impreso, son desarrollados nuevos tipos de productos, y webperiodismo de tercera generación, cuando son lanzadas iniciativas tanto empresariales como editoriales adaptadas a las características del ciberespacio.

Elaborada a título de facilitar la comprensión del proceso de transformación de los productos periodísticos en el ciberespacio, la clasificación de Mielniczuck posibilita una identificación de los diferentes tipos de productos ofrecidos por los portales periodísticos. En este trabajo adoptaremos la clasificación de Mielniczuck, pero señalamos que, más que identificar los tipos de productos, estamos preocupados por relacionar las diferentes categorías a distintos modelos de produccíon de contenidos.

Como resultado de esta estratégia, para nuestros propósitos, webperiodismo de primera generación consiste en la transposición de contenidos de los demás medios, sin depender de sistemas propios de búsqueda de información; webperiodismo de segunda generación, lo que produce contenidos propios, pero sin sistemas de búsqueda, producción y circulación adaptados a las redes digitales, y webperiodismo de tercera generación, cuando todas las etapas del trabajo periodístico son desarrolladas en el ciberespacio, con la adopción de sistemas descentralizados de producción.

El estudio de los sistemas de producción de los portales regionales de Salvador de Bahía, revela que los modelos de producción adoptados para alimentar los canales dedicados al periodismo son compatibles con lo que definimos como webperiodismo de primera y segunda generaciones. En estos dos estadios del webperiodismo predomina la transposición de contenidos de los medios convencionales o la dependencia de sistemas de búsquedas desconectados de las características del ciberespacio, como la producción descentralizada, o el formato multimedia de las notas y la incorporación de los usuarios en los procesos productivos.

Muchas de las limitaciones de los portales periodísticos de Salvador vienen de los propios sistemas de publicación adoptados, poco adecuados para incluir recursos como audio o video,2 o de falta de especialización de los empleados de las empresas. En el caso del iBahia, 2 de los 4 miembros de la redacción son becarios mientras que en A Tarde On-Line, 16 de los 19 contratados son becarios. En ninguna de las empresas existe una política sistemática de perfeccionamiento del personal en plantilla. A Tarde On-Line llegó a firmar un convenio con una facultad local para entrenamiento de los empleados, pero la alta rotación de los becarios dificulta la continuidad de los trabajos. Cuando empieza a ganar experiencia, el becario concluye el curso. En vez de asumir nuevas atribuiciones acaba dejando la empresa, sustituido por otro becario, que debe aprender todo otra vez.

Los modelos de producción aplicados en los canales periodísticos de los dos portales regionales baianos son totalmente centralizados. En algunos casos, como en ZigNow, microportal cultural de A Tarde On-line, se llega al extremo de que los reporteros son sectorizados como si fuesen miembros de una redacción convencional, yendo a las calles para elaborar los principales reportajes publicados. El portal iBahia, aunque mantiene un sistema centralizado en la parte periodística, consiguió evolucionar hacia un sistema más descentralizado en los demás canales, tercerizando la producción de contenidos o firmando acuerdos de cooperacción con instituciones o empresas interesadas en divulgar sus productos.

2. Los géneros en el periodismo baiano

Los reducidos equipos de trabajo y el perfil del empleado como estudiante en prácticas -sin formación específica, ninguna experiencia previa o con poca experiencia adquirida en otras empresas de la misma rama, pero no necesariamente en el área del periodismo en línea- permiten extraer algunas conclusiones sobre los productos ofrecidos a los usuarios. El trabajo en las redes digitales exige habilidades específicas de los periodistas, sin las cuales se corre el riesgo de subutilizar las potencialidades del nuevo medio. "A pesar de la adhesión generalizada y masiva a Internet, señala Hélder Bastos, pocos sitios producidos por empresas periodísticas tradicionales aprovecharán para sacar partido de las cualidades inmediatas, interactivas y multimedia del nuevo medio" (BASTOS; 2000, p. 114).

El perfil del productor de contenidos de los portales baianos es de un estudidante en prácticas, cursando facultad de periodismo, edad entre 20 y 30 años, jornada laboral de 6 horas, beca de R$ 347, 00 mensuales, menos de 5 años de experiencia en la función, media de 2 años de experiencia de trabajo con Internet, sin habilidades o formación específicas en el área de periodismo en línea y ningún etrenamiento específico para el ejercicio de la función.3 Es evidente que este perfil repercute en los niveles de aprovechamiento de las posibilidades ofrecidas por el soporte digital que se puede esperar en la producción de los contenidos en esos portales.

La calificación básica es necesaria no sólo por tratarse de un medio relativamente nuevo y aún en evolución, sino por ser un trabajo específico que, muchas veces, no es tratado con la relevancia debida en los curricula de las facultades de periodismo. La única cualificación ofrecida por las facultades es la básica, siendo, generalmente, una única asignatura obligatoria dedicada al periodismo on-line, y, muchas veces, poco práctica. Como es común siempre que se crea un nuevo medio de comunicación, los contenidos ofrecidos por la mayoría de las publicaciones en línea son transpuestos de otro medio, en este caso de los periódicos impresos. Podemos señalar los primeros años de existencia de la televisión, que tuvo en la radio su principal fuente de contenidos. Es lo que ocurre ahora con el soporte digital, con un subaprovechamiento de las potencialidades del nuevo medio.

Cuando se refieren a estas posibilidades, la mayoría de los autores acentúa como características básicas del soporte digital: interactividad, personalización, multimedialidad e hipertextualidad. Palacios introdujo aún la instataneidad del acceso, que posibilita la actualización continua (Palacios; 2002), y la memoria (Palacios; 1999), descrita como la característica más intrínseca del periodismo practicado en la web, considerando que las otras cuatro son potencializadas en el nuevo medio, pero vienen de los medios tradicionales. La posibilidad de la memoria existe en el soporte digital independiente de una adaptación de los contenidos o del formato de la noticia para la web.

Para Recio (1999) el nuevo comunicador es aquel que utiliza con habilidad las informaciones almacenadas. Por lo tanto, este aspecto de las nuevas tecnologías de comunicación (la posibilidad de almacenamiento en línea, inédita en los demás medios) debe ser señalado. La facilidad de acceso a la información y, principalmente, a la información tratada y contextualizada, transformada en noticia o reportaje, ha posibilitado al periodista de modo general, desde la inserción de las nuevas tecnologías en la comunicación, ampliar su papel en la producción de contenidos noticiosos, beneficiándose de la nueva fuente.

El modelo de producción de los portales baianos A Tarde Online y iBahia.Com utiliza lo mínimo posible las potencialidades listadas arriba (con la excepción de la memoria, que discutiremos adelante). Veamos una pequeña exposición de las posibilidades ofrecidas por la tecnología digital y lo que es aprovechado de ellas en los portales baianos.

Memoria
La memoria, que según Palacios (1999) es "lo que distingue el periodismo en línea, es el punto fuerte de los medios baianos. Las otras posibilidades, como apuntamos antes, son muy mal aprovechadas. A Tarde On-line y iBahia.Com permiten el acceso a las ediciones anteriores desde 1998 y 2000, respectivamente. Una herramienta de búsqueda posibilita al usuario accesar los contenidos anteriormente publicados a través de palabras-clave, además del acceso por fecha, disponible en la página principal. El dispositivo de búsqueda funciona y el usuario puede accesar, de manera rápida y simplificada a ediciones anteriores completas o solamente a las noticias relacionadas con la palabra-clave digitada.

Para el periodista que trabaja con el soporte digital, más específicamente, la posibilitad de almacenamiento de noticias favorece la dinamización del trabajo, una vez que se hace infinitamente más eficiente la tarea de recuperación de la información. La memoria -y ahí se encuentra el punto más destacado por los especialistas-, es la posibilidad de ofrecer al usuario lo que antes podría ser considerado un privilegio del profesional de la comunicación. El acceso fácil y rápido a las noticias publicadas anteriormente amplia el potencial que la Internet ofrece al usuario de ser, él mismo, un polo emisor, cuando permite, por ejemplo, que la contextualización de la información sea hecha por el propio lector, y no solamente por el periodista. Todavía las potencialidades de la memoria en el periodismo en línea baiano pueden ser aún mucho más explotadas.

Interactividad
Característica que permite al usuario dejar la posición de receptor y participar del proceso de construcción de los contenidos informativos. La Internet posibilita la producción de muchos para muchos, transformando el modelo tradicional de comunicación de un polo transmisor para muchos receptores. Los portales baianos presentan lo que podríamos llamar el esbozo de interactividad, a través de enlaces y de la posibilidad del usuario de enviar mensajes por correo electrónico a la redacción. Los contenido de estos mensajes, sin embargo, no interfieren en los contenidos publicados, porque, como hemos visto, los portales con sistemas propios de producción de contenidos adaptados a una producción descentrlizada.

Personalización
El nivel inicial de personalización es inherente al soporte digital. En las publicaciones digitales el usuario siempre recorre un camino propio dentro de la noticia. Pero la potencialización de la personalización permite al usuario tener un producto realmente personalizado, pudiendo adaptar preferencias sobre los tipos de noticias a las que tendrá acceso y sobre su jerarquía, contribuyendo a la individualización del noticiero.

En los portales baianos encontramos la opción de personalización en los servicios de entgrega de titulares por correo electrónico. El usuario, mediante el registro de su dirección eletrónica y de una clave de acesso, puede elegir los titulares y las secciones de su interés. La personalización utilizada es la más elemental, pues permite, como máximo, que el usuario tenga acceso a las noticias producidas por los portales previamente. Las posibilidades de indiviualización en la configuración de la agenda y en los contenidos de los portales siguen muy poco explotadas.

Multimedialidad
La utilización, en el mismo medio, de sonido, texto e imagen es una de las características más innovadoras del periodismo en las redes telemáticas. La multimedialidad, como la define Díaz Noci (2001:86), es la integración, en uma misma unidad discursiva, de información de varios tipos: texto, imágenes (fijas o en movimiento), sonidos e, incluso, bases de datos o progamas ejecutables (los applets Java, por ejemplo). Para Díaz Noci los avances en el estándar de la World Wide Web, el lenguaje HTML, y la aparición de otros recursos como la realidad virtual o la animación 3D permiten otras formas de expresión que traen, a su vez, una nueva retórica. Desarrollar la noticia con todo tipo de datos posibles hace que el periodismo digital se ponga lejos de la competencia de los otros medios. Pero, además de los textos y de las fotos, los portales baianos no presentan elementos de multimedialidad.

Hipertextualidad
Esta, que puede ser considerada una de las principales características del periodismo en la web, puede ser la más interesante posibilidad de innovación para el medio digital. La posibilidad de ampliar la dimensión de la noticia a través de los enlaces más diversos, junto a la capacidad de intervenir en la producción de contenidos, pueden ser las características más atractivas del nuevo medio, pero depende de la habilidad del periodista utilizar el recurso de forma coherente y comedida para que el usuario no se salga del camino en el universo hipertextual. En los portales baianos, la hipertextualidad es utilizada de la forma más sencilla para hacer los enlaces de los textos con las llamadas y con los titulares. No es la regla realizar documentales o especiales que aprovechen todas las potencialidades del hipertexto o de los sistemas de bancos de datos.

3. La creación de formas narrativas como reto

El actual estadio de los portales periodísticos baianos, muy anclados en modelos de produccion centralizados y dependientes de los contenidos de los medios convencionales, revela que, de alguna manera, hay que inventar nuevos productos. Como en las redes, el concepto de obra audiovisual está dando paso al de obra multimedia y el texto pasa a concebirse como entidad abierta que incorpora a los usuarios en los sistemas de producción. El gran reto de las organizaciones periodísticas en el ciberespacio consiste en inventar formas narrativas innovadoras.

Para Manovich (2001;218), tal como la novela y en la secuencia el cine privilegiaron la narrativa lineal como la forma de expresión cultural de la modernidad, la edad de la computadora impuso su correlato: el banco de datos. Muchos de los objetos creados en el ciberespacio, dice Manovich, no cuentan una historia, no tienen comienzo y tampoco fin; no tienen desarrollo de un tema, formalmente hablando, que pudiera llevar a una organización secuencial de sus elementos. Los bancos de datos son colecciones de objetos individuales donde todos los elementos poseen el mismo significado de los demás.

La cuestión que se nos presenta ahora es justo saber cuáles son las relaciones existentes entre los bancos de datos y la forma cultural predominante en el siglo XX, la narrativa, y más aún, cuáles las posibilidades de aprovechar las potencialidades de los bancos de datos para inventar distintos modelos de formas narrativas. Como una forma cultural, explica Manovich (2001:225), el banco de datos representa el mundo como una lista de objetos, sin ordernarlos, mientras que la narrativa crea relaciones de causa y efecto en trayectorias de eventos aparentemente desordenados. Manovich defiende que tal diferencia hace al banco de datos un enemigo natural de la narrativa, una vez que, en competencia por el mismo territorio de la cultura humana, cada uno clama por el derecho exclusivo de dar sentido a las cosas del mundo.

Aunque que no todo objeto desarrollado en el ciberespacio siga de modo explícito la lógica de los bancos de datos, Manovich (2001:226) afirma que no es una exageración decir que crear un objeto para una plataforma multimedia puede ser comprendido como la construcción de una interface para un banco de datos. Como, en la práctica, un objeto multimedia consiste en una o más interfaces para un banco de datos de materiales multimedia, lo que ocurre, de hecho, es que la lógica de los bancos de datos impuso uma redefinición del concepto de narrativa. El usuario de la narrativa, señala Manovich, (2001:227) está atravesando un banco de datos, siguiendo enlaces entre sus registros establecidos por el creador del sistema. En éste, la narrativa interactiva puede ser comprendida como la suma de las múltiples trayectorias a través del banco de datos.

Lo que queda claro, a partir de las consideraciones de Manovich, es que la tradicional narrativa lineal es sólo una entre múltiples trayectorias a través de un banco de datos: una particular elección dentro de la hipernarrativa. Dicho de otro modo: así como un tradicional objeto cultural puede ser visto como un caso particular de un nuevo objeto multimedia, la tradicional narrativa lineal pude ser vista como un caso particular de hipernarrativa. El cambio en la definción de narrativa no quiere decir, subraya Manovich (2001:227), que cualquier arbitraria secuencia de registros en un banco de datos compone una narrativa. Para merecer el calificativo de narrativa, un objeto cultural multimedia tendría que satisfacer algunos criterios, como contener ambos un actor y un narrador; tres distintos niveles, consistiendo en texto, historia y fábula, y sus contenidos deberían ser una serie de eventos conectados, causados y experimentados por los actores.

Es obvio que no todos los objetos culturales son narrativas, pero, como alerta Manovich, en el mundo de los nuevos medios, la palabra narrativa es un todo inclusivo, un término para encubrir el hecho de que nosotros todavía no hemos desarrollado un lenguaje apropiado para describir estos raros objetos. A tal punto que un número de registros de bancos de datos que permiten una navegación en más de una trayectoria es comúnmente definida como una narrativa interactiva. Otra errónea idea es que al crear el propio camino el usuario construye su propia y única narrativa. Como lo dice Manovich (2001:228), si él simplemente accesa a diferentes elementos, uno tras otro, en un orden casual, nada garantiza que estos registros formarán una narrativa que posibilite una serie de eventos conectados, causados y experimentados por el usuario.

Como independientemente del hecho de que los nuveos medios se presenten o no como narrativas lineales, narrativas interactivas, bancos de datos o cualquier otra cosa, en el nivel de la organización material de los elementos todos son bancos de datos, es conveniente señalar que el banco de datos funciona como un soporte para una variedad de formas culturales, desde el proprio banco de datos hasta formas que son opuestas a la narrativa lineal. Más precisamente, como afirma Manovich (2001: 228), un banco de datos puede soportar la narrativa, pero no hay nada en la forma del medio que promueva su generación.

4. El periódico digital como una base de datos

El profesor Antonio Fidalgo, de la Universidade da Beira do Interior, en Portugal, es el responsable de una de las primeras propuestas para concebir los periódicos digitales como bancos de datos.4 El artículo de Fidalgo sotiene que, independientemente de las diversas teorías sobre las noticias -ya sean si meros espejos de la realidad o construcciones moldeadas por convenciones, instituciones y rutinas-, las noticias pueden ser consideradas como objetos, capaces de ser clasificados como otros objetos y estructurados en bases de datos.

A partir de esta premisa, Fidalgo intenta demostrar que la organización de un periódico en línea constituye indudablemente un objeto de estudio para una sintaxis de las noticias en cuanto unidades de significación periodísticas. Del trabajo de Fidalgo destacamos cuatro puntos: 1) la organización del periódico se hace, deshace y rehace de acuerdo con los criterios de consulta del lector; 2) El pasado condiciona y determina el presente en la justa proporción en que puede ser recuperado y, de nuevo, ser objeto de atención; 3) En un periódico en línea no hay noticias de última hora como sucede en los periódicos tradicionales, que a veces contradicen noticias dadas en la misma edición del periódico, y 4) Es la estructura de la base de datos la que determina la forma como las diferentes noticias parecen relacionadas en la presentación en línea.

En el primer caso, en el que la organización del periódico se hace, deshace y rehace de acuerdo con los criterios de consulta del lector, creo que es necesario definir mejor los límites de la intervención de los diversos actores sociales involucrados en el sistema para evitar una sobrevaloración de las funciones ejercidas por los usuarios. Contrario a lo que pueda parecer a primera vista, en la producción de contenidos periodísticos en las redes cada actor ocupa una función bien definida, delimitada por la estrucutra de la base de datos.

El proprio universo de elecciones del usuario depende de la variedad de consultas disponible. La variedad de entradas posibles en el periódico conformado como una base de datos, al parecer, más que significar el fin del sistema de organización previa, con categorías estandarizadas, implica la coexistencia de una doble lógica organizativa: una más lineal, que garantiza la identidad al medio y, otra más flexible, que depende de la intervención del usuario. Las dos son reguladas por la lógica interna de la base de datos.

En el segundo caso, pienso que es una paradoja, en términos periodísticos, afirmar que el pasado condiciona y determina el presente en la justa proporción en que puede ser recuperado y, de nuevo, estar presente en la atención de los usuarios. Como discurso de la actualidad, el presente condiciona el periodismo en cualquiera que sea el soporte. Aunque lo actual no siempre esté vinculado al ahora –como sabemos, el concepto depende más de la relación conocido-desconocido que de la relación entre ahora y ayer–, parece una exageración concluir que el pasado condiciona y determina el presente. En la carrera por la actualización constante de los contenidos, más que la búsqueda de datos pasados, todo parece indicar que lo que mueve el usuario es la vinculación con lo que sea nuevo, con lo que cambia las rutinas del presente vivido.

Como una de las diferencias de las publicaciones digitales estructuradas como base de datos de las demás bases de datos consiste justo en el tipo de contenidos disponibles, creo que es aconsejable decir que, más que determinar el presente, en este caso, el acceso a la colección de periódicos en línea permite mejorar la amplitud del contexto de los reportajes. Más aún cuando sabemos que cada publicación representa uno de los nodos de una inmensa red de publicaciones periodísticas no entrelzadas en el ciberespacio.5

Un archivo periodístico no es un archivo cualquiera. Cualquiera que sea el caso, en situaciones normales, solamente atrae al lector o usuario común interesado en contextualizar un hecho reciente, es decir, un hecho periodístico. Un archivo en que el pasado determina el presente, al contrario, obedece una lógica de organzación en que predomina el hecho histórico y así la tendencia es que tenga más interes para los especialistas.

El tercer punto que destacamos (en un periódico en línea no hay noticias de última hora como sucede en los periódicos tradicionales, que a veces contradicen la noticias dadas en la misma edición) creemos que es la característica menos precisa y por ello más problemática de las propuestas por Fidalgo. En primer lugar, porque la lógica predominante en los sistemas de producición de contenidos periodísticos en las redes más que suprimir parece resemantizar la catergoría de noticias de última hora. En la mayoría de las veces, al igual que en las ediciones decentralizadas, la sección noticias de última hora se presenta como una de las más visitadas, como es el caso de los portales baianos, constituyendo uno de los núcleos centrales de los contenidos ofrecidos por las publicaciones periodísticas en el ciberespacio. En segundo lugar, porque como sistema de actualización permanente elimina la noción de edición única, superada por la de alimentación continua. Lo que podría parecer una aparente contradición, muchas veces, se presenta como demostración de la agilidad para actualizar los contenidos a medida que va haciendo la verificación de los hechos.

El cuarto punto (es la estructura de la base de datos la que determina la forma como las diferentes noticias se presentan relacionadas en la presentación en línea), aunque parece el menos controversial de todos -en mi opinión, porque capta un factor esencial del proceso de organización del periodismo estructurado en base de datos-, es uno de los que más estimula el debate. Si, de hecho, es la estructura de la base de datos la que determina la forma como las diferentes noticias se presentan relacionadas, es evidente -como alertamos en el comentario al primer punto- que es una exageración decir que la organización se hace, deshace y rehace a criterio de la elección del lector. En realidad, un sistema de búsqueda establecido previamente condiciona las elecciones de los usuarios. En este caso, más que pensar la estructura de la base de datos como una limitación, lo que se debería hacer es concebir una estructura que posibilite el más amplio número de tipos de búsquedas.

Cualquiera que sea el caso, debería quedar claro que una base de datos periodística presenta especificidades que la distinguen de las bases de datos de otros campos. Una base de datos adaptada a la práctica periodística en las redes debería considerar al menos tres aspectos: 1) Incorporar un sistema de actualización decentralizado; 2) Proponer una configuaración que fuera capaz de incluir un sistema de búsqueda que tuviera en cuenta la variedad de géneros narrativos y actores en que están estructurados los contenidos de los periódicos y 3) Evitar las búsquedas solamente por palabras claves, secciones o fechas.

La eficiencia de la interacción con el usuario en una estructura compleja como lo es una base de datos de un periódico digital, depende de la diversidad de criterios de elección de accesos tanto para la consulta de los datos almacenados como para la actualización de los contenidos. Uno dos los grandes retos de los portales periodísticos baianos -y de los periódicos digitales en general- es la adopción de sistemas organizados en torno a bases de datos inteligentes. Lo que pasa es que, al menos por ahora, hacen falta más investigaciones aplicadas para desarrollar bases de datos adaptadas a los modelos de narrativa típicos del periodismo multimedia.

_____
Notas:

1 Ver MIELNICZUCK, Luciana. "Jornalismo na web: Uma contribuição para o estudo do formato da notícia na escrita hipertextual". Tesis de Doctorado en Comunicación. Universidade Federal da Bahia. Março de 2003.pp. 30-35.
2 El Sistema de publicación de iBahia posibilita la inserción de video, pero aún así el portal deja de incorporar contenidos multimedia.
3 Para más detalles ver MACHADO, Elias. BORGES, Clarissa e MIRANDA, Milena. "Um profissional en busca de identidade: o perfil dos jornalistas en A Tarde On-Line e iBahia.Com". Paper presentado no III Colóquio Brasil-Itália. Belo Horizonte. 02 a 03 de Setiembre de 2003.
4 FIDALGO, Antonio. "Sintaxe e semântica das notícias on-line: para um jornalismo assente en base de dados". XIII Reunião Anual da Compôs. Recife. Universidade Federal de Pernambuco. Julho de 2003.
5 Ver MACHADO, Elias. "O jornal digital como epicentro de las redes de circulación de notícias". In Pauta Geral. Ano 9. N 4. Salvador. Calandra. 2002. pp. 33-51.

__________
Referencias:

- DÍAZ NOCI, Javier. La escritura digital. Hipertexto y construcción del discurso informativo en el periodismo electrónico. Bilbao. Universidad del Pais Vasco. 2001.
- FIDALGO, Antonio. Sintaxe e semântica das notícias on-line: para um jornalismo assente en base de dados. XIII Reunião Anual da Compôs. Recife. Universidade Federal de Pernambuco. Julho de 2003.
- MACHADO, Elias. "Os novos conceitos de edição no jornalismo digital". in Comunicação e Sociedade 2 Vol. 14, 2000, 357-373, Braga, Universidade do Minho.
_______________, BORGES, Clarissa y MIRANDA, Milena. "Modelos de produção de conteúdos no jornalismo digital baiano". In Atas do I Congresso Luso-Brasileiro de Estudos do Jornalismo. 10 e 11 de Abril 2003, Porto. Universidade Fernando Pessoa.
_________________ "O jornal digital como epicentro de las redes de circulación de notícias". In Pauta Geral. Ano 9. N 4. Salvador. Calandra. 2002. pp. 33-51.
- MIELNICZUCK, Luciana. "Jornalismo na web: Uma contribuição para o estudo do formato da notícia na escrita hipertextual". Tesis de Doctorado en Comunicación. Universidade Federal da Bahia. Março de 2003.
- MANOVICH, Lev. The language of new media. Massachusetts, MIT Press, 2001.
- PALACIOS, Marcos y MIELNICZUCK, Luciana. "Considerações para un estudo sobre a notícia na web.o link comoelemento paratextual". In Pauta Geral – Revista de Jornalismo. Ano 9, no 4, 2002, Salvador, Calandra, pp. 33-51.
- RIESER, Martin y ZAPP, Andrea. "New screen media". Cinema/art/narrative. Londres, British Fil Institute, 2002.
- RYAN, Marie-Laure. "Immersion and interactity in Literatyure and Electronic Media". Baltimore, Johns Hopkins University, 2001.


* Elias Machado es periodista y doctor en Periodismo. Investigador del CNPq en el Grupo de Pesquisa en Jornalismo On-line en la Faculdade de Comunicação de la Universidade Federal da Bahia. * Clarissa Borges es becaria de la Fundação de Amparo à Pesquisa do Estado da Bahia – FAPESB. * Milena Miranda es becaria del Conselho Nacional de Pesquisa Científica e Tecnológica – CNPq. Esta comunicación fue presentada en la IV Bienal Iberoamericana de Comunicación (sociedad, información y conocimiento) realizada en San Salvador el entre el 17 y el 19 de septiembre de 2003, la cual se reproduce en SdP con la autorización de los organizadores.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.