Sala de Prensa

59
Septiembre 2003
Año V, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Medios de comunicación digitales, ¿un cambio
de modelo de la transmisión a la participación?

Adriana Cely Alvarez *

Discutir entorno a si existe un cambio en el modelo de los medios de comunicación social cuando pasan a incursionar en la red a través de formatos digitales, implica estudiar los cambios de roles más frecuentes entre el emisor y el receptor, en el cual debe establecerse un modelo de mayor participación alterando el esquema de transmisión hasta el momento mantenido, y esto obliga a tener claro el concepto de comunicación que asumimos de la siguiente forma: "sólo hay verdadera comunicación en caso de auténtica acción recíproca entre agente y paciente, en que cada interlocutor habla y es escuchado, recibe y emite en condición de igualdad (dialéctica del diálogo)", como nos dice Pasquali (1990:47).

Partiendo de esta conceptualización los medios de comunicación digitales deberían exponer un modelo dialógico en el cual exista posibilidad de interactuar activamente en la construcción y elaboración de los productos comunicacionales, y este no es el caso ya que la mayoría de las versiones web de los medios de comunicación son una copia desmejorada de la versión original, ¿qué está pasando?, ¿por qué mantienen el mismo modelo de transmisión cuando pueden volcarlo hacia la mayor participación ante las opciones tecnológicas actuales?, ¿qué pasa con los procesos interactivos en estos medios? ¿Hacia donde deben apuntar?.

Analizando a los medios de comunicación social que incursionan en la red podemos establecer que no existe una verdadera acción comunicativa en sí mismos, es decir, en los contenidos, en el proceso de elaboración y puesta en marcha; pero si existen –en estos medios en la red- espacios que propicien la interacción, en todo caso son estructuras que presenta nuevas maneras de difundir la información y de documentarla, aspecto fundamental en la construcción de la sociedad del conocimiento donde la materia prima es la información.

Esta función de los medios de comunicación que incursionan en la red como elementos más informadores que propiciadores de procesos de comunicación, hay que entenderlos en su justo contexto de evolución y desarrollo tecnológico. Como bien expone Bernat ( 2002:27) "para la mayoría de la empresas de comunicación la cuestión central reside en saber qué papel van a jugar ellas en cualquiera de los posibles escenarios que se están dibujando, cómo deberán organizarse para afrontarlos y cuál será el tipo de estructura y de funciones que garantizarán el tránsito del actual modelo de comunicación al nuevo que se está gestando en las redes". De tal manera que las grandes empresas de comunicación han entrado a la red para no quedarse en la carrera tecnológica que se impone, pero además eso conlleva a entender que los medios muestran en la red la misma estructura de difusión vertical en la cual existe un centro emisor y muchos receptores masivos, con las mismas herencias de crear u apoyar al medio en papel o en televisión de una opinión pública ficticia, la no representatividad de la sociedad y la "sensación mundo" de que todo lo que existe allí es lo real. (Bernat, 2002:16). Esto lo hacen ante la idea de no perder el poder conquistado en las sociedades y mantenerlo en el tiempo en las estructuras tecnológicas. Sin embargo es interesante como la dinámica experimental por la que pasan los medios de comunicación cuando entran en la red, los implica también en una carrera tecnológica que en algunos casos los empuja a la innovación de propuestas que apuntan a la construcción de espacios más personalizados y más documentados en los cuales la interactividad juega un rol fundamental, es decir son partes en los que el emisor puede ubicar la noticia y su contexto, antecedentes a través de recursos como archivos, fuentes originales de leyes, infografías animadas que ilustran los procesos, opiniones de expertos, además de lugares para la interacción tales como foros, salas de conferencia en tiempo real con invitados, además del tradicional correo electrónico, es decir los medios digitales con recursos noticiosos en los cuales el emisor podrá apropiarse del espacio según sus intereses, allí comienza a modificarse el aspecto de "insatisfacción permanente" (Bernat,2002:15) ya que el usuario llega a consultar lo que le interesa y tiene la gran posibilidad de consultar documentos que le amplíen el panorama real de un suceso, dejando a un lado las limitantes de espacio y tiempo en los medios tradicionales, sin embargo hay que dejar claro que estos medios con características más innovadoras que permiten que se diferencien radicalmente del formato original por su complejidad y por presentar en sus páginas una convergencia tecnológica que permite sumar aspectos de los medios impresos y audiovisuales, no son los más comunes en la red, de hecho en Venezuela un estudio que se realizó en 1999 el 21% de todos los medios de comunicación social digitales en la red eran realmente innovadores y con una tendencia a la personalización. En este sentido –para la construcción de nuevas propuestas en los medios digitales- la interactividad juega un rol fundamental, entendida esta como un proceso que no necesariamente es dialógico inmediato, es decir el proceso interactivo que implica comprender a la comunicación como la define Pasquali al inicio del artículo, no está dado en estos medios ni en los tradicionales, sin embargo existen elementos que permiten mayor intervención de los receptores en el proceso de construcción y participación, y no se trata de una interacción hombre –máquina, es entender que existe la posibilidad de establecer a través de la computadora y sus contenidos contactos con el productor, o hacer llegar el mensaje a otros cambiando mi rol de receptor a usuario, esto nos lleva a comprender la interactividad en niveles de mayor o menor proceso, en el cual los medios de comunicación digitales deben ser más propiciadores de estos intercambios, a fin de construir medios realmente innovadores que se diferencien de los medios originarios y que tengan en sus contenidos elementos atractivos al usuario, quien exige espacios más democráticos y atractivos para atender a sus expectativas, en un mundo globalizado y fragmentado, y lógicamente entre más usuarios más importancia cobra el medio desde el punto de vista empresarial y comercial, sobre todo en un mundo digital en el cual existe una alta competitividad por las ideas y la información, "la competencia por la supervivencia de las ideas cambia en su naturaleza: pasa de ser una donde el objetivo es distribuir el mayor número de copias individuales a una donde el objetivo es convertir a una sola copia en el documento más accesible y más frecuentemente usado" (Beckett, Gillenwater, Kirby, Olivo.2000:61).

Consideramos que hasta el momento el modelo de transmisión se mantiene. El cambio hacia la participación y puesta en marcha de un medio que atienda a un modelo realmente comunicativo y dialógico en los medios de comunicación social digitales no es aun posible, ya que se requieren cambios de concepciones que los empresarios de la comunicación no están dispuestos a sacrificar, tales como el control del envió y centralización de la información que se basa en el intercambio y producción. Podemos comprender a estos medios digitales dentro de un proceso de transformación, de alta experimentación en el cual se construye un espacio que debe apuntar a crear lugares más interactivos y democráticos en donde exista mayor posibilidad de intercambio de roles y mayor participación, ahora lo que prevalece son zonas documentadas, donde han cambiado la manera de construir y transmitir la información, de hacerla más rica y abundante.

Es importante señalar que la sobrevivencia de los medios digitales en la misma red (ya que tienen espacios de información y documentación que amenazan su supremacía en el dominio y gestión de información) dependerá del verdadero desarrollo hacia medios más personalizados, interactivos y documentados, que permitan la dinámica y discusión en sus páginas y que los diferencia radicalmente del modelo transmisor, esto es lo único que garantizará su supervivencia en la red y en el mundo real desde el punto de vista comercial y de la credibilidad de sus contenidos.

__________
Referencias:

- Pasquali, Antonio (1990) Comprender la comunicación. Montea Avila Editores. Cuarta edición. Caracas Venezuela.
- Cynthia Beckett, Jeff Gillenwater, Todd Kirby, Ernesto Olivo.(2000). Desconstruyendo la identidad del homo-digitalis. Revista Comunicación # 109. Centro Gumill Caracas Venezuela.
- Jordi, Bernat (2002). Comunicación Digital. Apuntes Básicos, asignatura 2. Materiales del master en comunicación digital. Barcelona, España.


* Adriana María Cely Alvarez es investigadora activa del Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico Condes de Luz , desde 1999, con el proyecto "La Innovación Tecnológica en los Nuevos Medios de Comunicación". Es profesora de la Universidad del Zulia, desde julio 1998, en la Escuela de Comunicación Social (área: diseño de proyectos de investigación aplicados a la comunicación), y jefe de prensa de la Fundación Luis Hómez. Esta es su primera colaboración para Sala de Prensa.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.