Sala de Prensa

58
Agosto 2003
Año V, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Periodismo de Investigación en
Sudamérica: obstáculos y propuestas

Juan Jorge Faundes *

La investigación "Periodismo Investigativo en Sudamérica, propuestas de fortalecimiento", se realizó como iniciativa del capítulo chileno de Transparencia Internacional.

El principal objetivo fue contribuir a mejorar las condiciones para la práctica del periodismo investigativo en la región, como aporte a la prevención y combate a la corrupción. También, profundizar en el conocimiento de los obstáculos y en la generación de soluciones para su práctica. En una línea institucional, se pretendió además lograr un mayor vínculo de los capítulos de TI con los periodistas investigadores.

El problema central que guió la investigación se resume en las siguientes preguntas: ¿Cuáles son los principales obstáculos que enfrenta el periodismo investigativo en esta zona? ¿Qué soluciones se proponen desde la experiencia para superarlos? Además nos interrogamos acerca de su situación enunciativa y objeto deseado (objeto-valor en juego), y de las restantes categorías del Modelo Actancial, de A. J. Greimas,1 que se explica más adelante.

La investigación consistió en un conjunto de entrevistas personales, in situ, a 48 informantes claves (periodistas investigadores, dueños de medios y académicos expertos en el tema, de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú y Uruguay), así como la revisión de fuentes secundarias (bibliografía, sondeos y opiniones de otros expertos). A lo anterior, se incorporaron los datos de otras consultas a periodistas investigadores.2

Obstáculos al Periodismo Investigativo

Una de las dos preguntas principales que se planteó resolver como objetivo de esta investigación fue: ¿Cuáles son los principales obstáculos al periodismo investigativo en Sudamérica y cómo se jerarquizan?

De las conversaciones con los 48 entrevistados en seis países se observó un total de 297 respuestas pertinentes las que fueron categorizadas en seis grandes áreas temáticas y en el siguiente orden jerárquico: los obstáculos relacionados con los propietarios de los medios, con el Estado, con el acceso a la información pública y privada, con los actos de violencia contra periodistas, con la necesidad de mayor formación y capacitación, y, finalmente, una sexta categoría comodín donde se incluyeron respuestas variadas, pero no significativas como atributos asignables a la región.

Lo anterior se observa en la siguiente tabla:

Orden Obstáculos provenientes del Área Temática: Frecuencia Porcentaje

1

Propietarios de los medios

80

27

2

El Estado

76

26

3

El Acceso a la Información

41

14

4

La Violencia contra los periodistas

37

12

5

La necesidad de formación y capacitación

16

5

6

Subtemas diversos

47

16

  Total

297

100

Los obstáculos provenientes del área temática "propietarios de los medios" se desagregan en nueve categorías en el siguiente orden de importancia, según sus frecuencias:

  1. Presiones de los anunciantes (25 %)
  2. Conglomerados económicos y sus redes de intereses (21 %)
  3. Presiones de cercanos a los dueños (15 %)
  4. Concentración de la propiedad (15 %)
  5. Ocultación deliberada de información (6 %)
  6. Interferencias directas de los dueños (5 %)
  7. Carencia de recursos en la empresa (4 %)
  8. Carencia de equipos de periodistas investigadores (5 %)
  9. Poder de los medios de comunicación dominantes (3 %)
  10. Otorgamiento de favores a los periodistas (1 %)

Las categorías 1, 2, 3, 4, 6 y 9 son de un mismo orden temático, que se podría denominar con el rótulo "influencia de los conglomerados", el que concentra un 84 por ciento de las respuestas.

Ello implicaría que el periodismo investigativo en Sudamérica sería variable dependiente en alto grado de la influencia de los conglomerados económicos, que reúnen en su red oligopolios que conllevan concentración de la propiedad de los medios, redes de intereses con sus anunciantes y con individuos y empresas de su ámbito, lo que se suele traducir en presiones determinantes tanto para emprender una investigación periodística, como para desarrollarla y llevarla a término.

Una de las características de este tipo de obstáculos es su naturaleza "invisible", sutil, pues suele existir por debajo y en forma contradictoria con las declaraciones y posturas oficiales de los medios y sus propietarios. Los periodistas suelen sentir esta influencia más como un impulso a la autocensura pensando en su estabilidad en el empleo, que como una censura directa y explícita.

Las otras categorías no son necesariamente independientes de esta acción de los conglomerados, pues su influjo se prolongaría hasta los medios de la competencia que, si son carentes de recursos o tienen problemas financieros, quedan a merced de su pauta publicitaria. El otorgamiento de favores y coimas a los periodistas (desde regalos inocentes, como botellas de vino y chocolates, hasta sobres con dinero y salarios brujos) no sería tampoco ajeno al ocultamiento de información o a determinados sesgos.

En proporción levemente inferior, el Estado es percibido como otro de los grandes obstáculos para la investigación periodística en Sudamérica. Entre las principales categorías agrupadas en el conjunto temático estatal, figuran, en el mismo orden jerárquico, las presiones de las autoridades (que por lo general son extraoficiales, subrepticias, entre penumbras: una palabra al oído del amigo y camarada de partido que la deposita como consejo en el oído del destinatario; o directas: como la llamada telefónica de un ministro al director de un medio); la falta de democracia o la debilidad de la democracia (lo que es especialmente significativo en el caso de Perú, país en el que las entrevistas se realizaron unas pocas semanas antes de la caída de Fujimori; al contrario, en Argentina y Brasil, donde la democracia ha demostrado estar más sólida en las últimas décadas, resistiendo hasta caídas o retiros apresurados de presidentes, esta variable es inexistente; en Uruguay y Chile, la debilidad democrática es citada como factor que obstaculiza al periodismo investigativo; se cita también la arbitraria distribución de la publicidad estatal (con especial peso en los casos de Perú, Uruguay y Chile), los procesos judiciales, específicamente por injurias y calumnias, el rechazo de los gobernantes a ser escrutados (con particular acento en el Perú de Fujimori) y la impunidad (principalmente cuando las investigaciones periodísticas no logran ser consideradas por los tribunales de justicia o cuando los funcionarios dejados en descubierto no son removidos de sus funciones).

El conjunto temático de Acceso a la Información pública y privada, reúne varias categorías, pero la más mencionada es la que se enuncia como "no hay cultura de la información", y en la que se resumen afirmaciones como "culto al secreto" y "trato preferencial a personas VIP", particularmente de los burócratas, que inclusive en países como Colombia, donde rige como ley el derecho de petición, según la mitad de los entrevistados éste es neutralizado y dificultado en la práctica funcionaria; igual queja se escuchó en boca de muchos (cerca del 80 por ciento) de los entrevistados argentinos.

Le sigue en volumen de frecuencias la categoría muy cercana temáticamente del "uso abusivo de la reserva".

La violencia contra los periodistas es percibida por los informantes calificados en la forma de amenazas (mencionadas por la mayoría de ellos) y en menor proporción como asesinatos. En Colombia el 80 por ciento mencionó las amenazas como obstáculo, y el 60 por ciento mencionó además los asesinatos. Varios entrevistados colombianos dijeron que es particularmente riesgosa la actividad periodística cuando se investigan hechos relacionados con violaciones a los derechos humanos. No sólo temen los periodistas colombianos a paramilitares y guerrilleros, sino también al Ejército, y por ello algunos han debido emigrar forzosamente al exilio. Perú sigue a Colombia en temor y peligrosidad. Argentina y Brasil son los países percibidos como menos peligrosos. En Chile habría amenazas tanto como en Colombia (y también en investigaciones relacionadas con violaciones a los derechos humanos), pero los asesinatos de reporteros no se registran en este país.

Todo lo anterior implica que los propietarios de los medios y los estados tienen un papel determinante en el presente y futuro del periodismo de investigación en Sudamérica, ya que dos categorías restantes, acceso a la información y violencia contra los periodistas, no son ajenas al poder y control de los conglomerados económicos y de los estados.

Tampoco lo es la de formación y capacitación, que requiere del apoyo empresarial y estatal.

Igualmente se puede inferir de esto que necesariamente la situación enunciativa de los periodistas investigadores —es decir, desde dónde emiten— está determinada en gran medida por el sistema cultural, político y económico vigente en la región, lo que conlleva límites y funcionalidades (para más información sobre este aspecto, se incorpora un capítulo, titulado "Situación enunciativa del periodista investigador", de carácter cualitativo y que se nutre además de información bibliográfica complementaria.

Propuestas de mejoría y fortalecimiento

La segunda cuestión que guió esta investigación fue la búsqueda de propuestas para mejorar y fortalecer la práctica del periodismo de investigación en Sudamérica. El modelo actancial, junto con facilitar la identificación de los oponentes u obstáculos, hizo posible encontrar aquellos factores que a juicio de los entrevistados serían adyuvantes, es decir, medios para su mejoría y fortaleza. A partir de estos adyuvantes, que en una perspectiva estratégica serían fortalezas (de los medios periodísticos) y oportunidades (ofrecidas por su entorno), se pueden diseñar soluciones.

El respaldo de los dueños de los medios es el adyuvante mencionado por la gran mayoría de los informantes calificados. Tal respaldo debería consistir en el aporte de recursos: invertir dinero en tiempo (días o semanas de trabajo sin productos inmediatos y con riesgo de que al final no haya producto) e insumos como bases de datos, transporte, viáticos de alimentación y alojamiento. También se cita la necesidad de que los empresarios periodísticos apoyen a su personal con formación y capacitación especializada, lo que requiere, también, invertir en tiempo y gastos no inmediatamente productivos, pero rentables en el mediano y largo plazo. Muchos de los entrevistados subrayaron que el periodismo investigativo "es un buen negocio" para las empresas. Que se señale el respaldo empresarial como principal adyuvante, es coherente con el hecho que los propietarios de los medios aparezcan también como el principal obstáculo. Los dueños (y los conglomerados y sus oligopolios) son efectivamente quienes tienen en gran medida el poder en esta materia.

Sobre la base de esta comprobación, sería necesario diseñar estrategias dirigidas a obtener el compromiso de los empresarios periodísticos. Tal vez, sea menester primero alguna acción de sensibilización, como la organización de seminarios o talleres, motivar su reflexión, quizás a partir de la difusión de este propio informe. No obstante, pareciera que no cabe hacerse muchas ilusiones, sobre todo a la luz del anexo sobre la situación enunciativa del periodista investigador sudamericano. Pero hay que considerar que las empresas periodísticas no son homogéneas y que suele haber una variedad importante en cuanto a posiciones conservadoras o liberales respecto del sistema capitalista y sus manifestaciones históricas. Un propietario latinoamericano de buenos aires liberales entrevistado para esta investigación, expresó su esperanza de que los herederos de Agustín Edwards puedan en el futuro liberalizar a El Mercurio de su extremo conservadurismo.

Desde el punto de vista de las condiciones de viabilidad de un proceso de sensibilización y compromiso de los propietarios de los medios, es posible realizar actividades en ese sentido, pues se trata de una variable interna de los medios y al alcance de la sociedad civil y organizaciones de apoyo. Distinto es el caso de las dos que siguen, que son externas y fuera del control de los medios y de los periodistas.

El que existan leyes y procedimientos expeditos de acceso a la información pública y privada de interés público es considerado en segundo término de importancia como un adyuvante para la mejoría y fortalecimiento del periodismo investigativo en la región. Pero no se subraya tanto que exista la normativa, como que ésta sea aplicable. Tanto en Argentina como en Colombia los entrevistados pusieron de manifiesto las dificultades prácticas de acceder a la información a pesar de las legislaciones aparentemente favorables. Las instituciones y los funcionarios se esmeran en el abuso de sus facultades de reserva, en la inercia cultural de lo secreto, y en poner trabas a lo que debería ser transparente a la fiscalización ciudadana. Se trata de una variable externa a los medios y a los periodistas y difícil de controlar.

El funcionamiento de las instituciones democráticas es presentado en tercer lugar de importancia como adyuvante, lo que compete exigir a los ciudadanos y practicar a los mandatarios en los diversos poderes: ejecutivo, legislativo y judicial. En los hechos, es también una variable externa a los medios y a los periodistas muy difícil de controlar.

En cuarto lugar se ha situado el esfuerzo personal de los periodistas, y en quinto, sexto y séptimo, el rigor en la investigación, el conocimiento de la historia y el ejercicio de un periodismo crítico. Estas últimas tienen mucha relación con el oponente identificado como falta de formación y capacitación. Un periodista especializado, debidamente formado y capacitado, será riguroso en sus investigaciones, y en la presentación y análisis de los resultados. Por lo tanto, estrategias y programas de formación y capacitación de periodistas investigadores, se inscriben en esta línea de trabajo que aparece como la más viable de todas las actividades de mejoría y fortalecimiento del periodismo investigativo sudamericano.

Es significativo mencionar que en el sondeo realizado en Antigua, Guatemala, en 1999, a un conjunto de periodistas latinoamericanos, principalmente de la zona Centroamérica y el Caribe, el modelo actancial resultante fue muy parecido al logrado en la presente investigación, y las propuestas apuntaban en direcciones semejantes: necesidad de respaldo de los propietarios (22%), la actitud personal y conocimientos que maneje el periodista (17 por ciento).0

Consultados específicamente por propuestas para el fortalecimiento del periodismo investigativo, los informantes calificados de la presente investigación señalaron las siguientes principales acciones: respaldo empresarial (33%), capacitación de periodistas investigadores (28%), organización de los periodistas investigadores (9%), más periodistas investigativos (6%) y ley de acceso a la información (6%).

_____
Notas:

1 A. J. Greimas, Semántica Estructural, Madrid, Gredos, 1976 para la versión española (París, 1966, para la original en francés).
2 Faundes, Juan Jorge. Consulta a periodistas investigadores en Seminario del Centro Latinoamericano de Periodistas (CELAP), Antigua, Guatemala, 1999. Y consulta a periodistas investigadores chilenos en Seminario de Periodismo Investigativo, Escuela de Periodismo, Universidad de Santiago de Chile, 1998.


* Juan Jorge Faundes M. es colaborador de SdP, periodista y académico de la Escuela de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad de Artes y Ciencias Sociales (ARCIS) en Santiago de Chile.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.