Sala de Prensa

58
Agosto 2003
Año V, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Crisis y recomposición de
los medios de comunicación en México

Francisco Vidal *

Los medios de comunicación en México se encuentran envueltos en una crisis. Los puntos de comparación son difíciles, puesto que no existen suficientes interpretaciones y estadísticas sobre fenómenos similares en el pasado.

No existe un consenso sobre el alcance actual de la crisis en los medios, pero sí se va forjando un punto de vista en torno a que la situación de la economía mediática es todo menos boyante. Miguel Ángel Granados Chapa subraya, por ejemplo, que: "La crisis que hoy viven no sólo los medios impresos, sino todos los instrumentos de difusión en general, proviene, entre otros factores, de mantenerse anclados al esquema ya periclitado de depender de un lector único, que era al mismo tiempo el anunciante y el represor".1

El propósito de este trabajo es reunir algunos de los elementos que pueden ayudar a comprender el alcance real de la crisis económica y financiera de los medios de comunicación en México y algunas de las tendencias que en el futuro se pueden presentar en este segmento de la actividad productiva del país.

Una menor actividad

Prácticamente en todos los eslabones de la industria de medios se resintió una menor actividad económica, aunque el impacto recesivo ha sido diferenciado.

En el caso de los periódicos, según datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), se imprimieron 850.9 millones de ejemplares en el año 2002, lo que implicó una reducción del 2.4 por ciento respecto del año previo. De acuerdo con los mismos datos del Instituto, el volumen de ejemplares impresos ha disminuido consistentemente desde el año 2000 y el del año pasado es inclusive inferior al de 1994.2

Mientras tanto, la facturación por la venta de los diarios sumó 2.9 mil millones de pesos el año pasado. Sin embargo, medido en pesos constantes –es decir, eliminado el impacto de la inflación— el valor de las ventas descendió 1.2 por ciento respecto del año anterior. Además, los ingresos por publicidad descendieron un poco más, 2.1 por ciento, lo que provocó que los ingresos totales de los periódicos cayeran 1.8 por ciento, como se muestra en el Cuadro 1. En síntesis, sólo cifras negativas.

El volumen de tiraje de revistas impresas también sufrió una caída de 8.7 por ciento, mientras que sus ingresos totales se redujeron en 2.6 por ciento, destacando una caída del 3.1 por ciento en los ingresos de publicidad.

En el caso del radio, no existe información pública sobre su actividad agregada. Sin embargo, los datos proporcionados por Grupo Radio Centro, ACIR Comunicaciones y Televisa Radio, permiten establecer que sus ingresos por programación cayeron 5.7 por ciento.

El panorama de la televisión, principal eslabón de la industria de medios, fue diferente al del resto de los sectores. De acuerdo con datos desagregados de Televisa y TV Azteca, es posible establecer que sus ventas globales en los diferentes mercados de televisión aumentaron 4.9 por ciento.

Sin embargo, debe destacarse el impacto que sufrió la televisión de cable, pues los ingresos totales que reportó esta división de Televisa resintió una caída de 3.1 por ciento en sus ingresos totales y es muy posible que se hayan reducido los suscriptores totales a las tres modalidades de este servicio en todo el país: televisión por cable, televisión satelital y MMDS.

En términos generales, los datos recabados y resumidos en la Cuadro 1 permiten establecer que los ingresos en los medios de comunicación aumentaron un modesto 2.1 por ciento en términos reales.

Sin embargo existen otros indicadores que permiten apreciar la dimensión de la crisis en la economía mediática.

Algunas otras fuentes, como el Centro Interamericano del Marketing Aplicado (CIMA), señala que el mercado publicitario para los medios de comunicación en el año 2002 registró una caída de 4.4 por ciento en términos reales. En algunos medios la contracción fue dramática, como en el caso de la televisión de paga (-25.1 por ciento) y los periódicos (-16 por ciento).3

Vale la pena señalar que, descontando el efecto de la inflación, las ventas publicitarias del año 2002 fueron las más bajas desde 1998.

Más allá de los vaivenes de la economía nacional y su consecuente impacto sobre los presupuestos publicitarios de los anunciantes privados, es un hecho que la reducción del gasto del gobierno mexicano ha afectado a los medios.

CUADRO 1

Indicadores de ingresos de los medios de comunicación

(millones de pesos de 2002)

Concepto

2001

2002

Variación

PERIÓDICOS

10,211

10,024

-1.8%

Circulación

2,975

2,939

-1.2%

Matutinos

2,820

2,776

-1.6%

Medio Día

76

88

15.8%

Vespertinas

79

75

-5.1%

Publicidad

7,236

7,085

-2.1%

REVISTAS

2,439

2,375

-2.6%

Circulación

1,597

1,559

-2.4%

De Ciencia

153

148

-3.3%

De Historietas

432

383

-11.3%

Para el Hogar

430

447

4.0%

Otras

582

581

-0.2%

Publicidad

842

816

-3.1%

TELEVISIÓN

22,742

23,849

4.9%

Televisión abierta

19,569

20,728

5.9%

Ventas de TV abierta de Televisa

13,445

14,038

4.4%

Ventas de TV Azteca

6,124

6,690

9.2%

TV restringida

1,688

1,716

1.7%

Ventas de programación de TV restringida Televisa

544

608

11.8%

TV Cable de Televisa

1,144

1,108

-3.1%

Otros

1,485

1,405

-5.4%

Licencias de programación Televisa

1,485

1,405

-5.4%

RADIO

1,530

1,443

-5.7%

Radio Televisa

249

187

-24.9%

Ingresos por transmisión ACIR

531

546

2.8%

Ingresos por transmisión Radio Centro

750

710

-5.3%

TOTAL

36,922

37,691

2.1%

Fuente: Elaboración propia con datos del INEGI y los reportes anuales de las empresas.

Por ejemplo, en el caso de los periódicos: "Todos han sufrido desde la llegada a la Presidencia de [Vicente] Fox, pues anteriormente el gobierno solía invertir millones de pesos en publicidad", declaró a Expansión Isidro Lacayo, gerente general de la central de medios Zenith Media México, una de las más importantes en el país. Y añadió que Reforma y El Universal reciben mucho más de 50 por ciento de la inversión publicitaria en periódicos, pero otras fuentes sitúan la cifra hasta en 80 por ciento del total.4

Por si fuera poco, en medio de la crisis se encuentran los ajustes que manifiestan el comportamiento de las audiencias.

Como ya habíamos señalado el volumen de periódicos vendidos cayó en el año 2002 (2.4 por ciento) y es el menor registrado desde 1998 y en el caso de las revistas, la circulación cayó 8.7 por ciento, al nivel más bajo desde 1997.

En el caso de la radio, los formatos que transmiten en amplitud modulada (AM) enfrentan un mayor deterioro de aquellos que operan en frecuencia modulada (FM) o en el llamado "combo": se transmite la misma señal en frecuencias de AM y FM.

Los concesionarios de la señal de AM se enfrentan a una caída de la audiencia, mayores costos de operación y el ataque de "señales" piratas, según un reporte elaborado por Reforma. Por si fuera poco, "aunque en número duplican a las de frecuencia modulada, las 758 estaciones de AM apenas captan una tercera parte de la inversión publicitaria que se destina anualmente a la radio, según datos de la Cámara de la Industria de Radio y Televisión".5

El ambiente recesivo ha sido un caldo de cultivo para la multiplicación de los conflictos en la industria, como veremos más adelante e, incluso, del cuestionamiento al papel del gobierno en la regulación e impulso de la economía mediática.

De un lado, la emisión de un nuevo reglamento para los medios electrónicos emitido en octubre del año pasado6 le valió al gobierno del presidente Fox una andanada de críticas por parte de varios sectores ajenos a esta actividad. Los concesionarios, en cambio aplaudieron la medida.

Bernardo Gómez, en ese entonces presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión, explicaba: "Otros de los avances del nuevo reglamento son la transparencia en el otorgamiento de concesiones; el registro público en concesiones; la activación del Consejo de Radio y Televisión que estará integrado por cuatro funcionarios de gobiernos, dos de sindicatos, tres de la industria y uno de la sociedad; va a haber criterios más claros para la clasificación de contenidos".7

En sentido contrario, los radiodifusores han reclamado la acción del gobierno. "Entre sus desaciertos [de la Secretaría de Gobernación], varios radiodifusores apuntan al nulo combate que ha existido a la comercialización de estaciones permisionadas y a la falta de coordinación para erradicar estaciones piratas que operan sin licencia en el sureste del país [...]".8

La crisis alcanzó también a las oficinas nacionales de las agencias de noticias internacionales que operan en México. Por ejemplo, la poderosa Reuters anunció una reducción de su plantilla que alcanzó al personal de su buró en México.9 Y la oficina local de AFP en México enfrentó un serio problema con sus empleados en su intento por cerrar sus operaciones en el país.

Es difícil, hasta ahora, establecer el impacto global real y prever cuándo se restañarán las heridas que hasta ahora ha provocado el errático comportamiento de la industria de medios desde el año pasado.

La actividad se reorganiza

Los graves problemas generados por un nulo crecimiento de los lectores –manifiesto en un volumen de publicación que no se mueve en los últimos años– y la contracción de los ingresos por publicidad, pueden ser la razón básica por lo que algunos periódicos decidieron cerrar sus puertas o sobreviven a duras penas.

Así, después de 66 años de operaciones cerró el diario Novedades de la Ciudad de México, junto con este también se decidió dar de baja la circulación de The News, uno de los pocos periódicos editados en inglés y que también pertenecía a la familia O’Farrill.

También cerró sus puertas el diario México Hoy. De más reciente factura, el rotativo pertenecía al grupo político-empresarial de la familia Cantón Zetina. La noticia fue difundida muy discretamente. Sin embargo, aparentemente los activos del periódico fueron vendidos a Pedro Rodríguez, un empresario tabasqueño que hace negocios de bienes raíces en Cancún y que pagó 7 millones de dólares.10 De ser cierta esta operación, se habría realizado una transacción adicional con los activos de México Hoy, por medio de la cual finalmente quedaron en manos del empresario Carlos Ahumada, que los utilizó para lanzar El Independiente, el más nuevo diario que circula en la Ciudad de México.

Los cierres se han extendido a provincia. El 22 de noviembre se lanzó la última edición de El Sol de León uno de los periódicos de la poderosa Organización Editorial Mexicana y uno de los más antiguos en la región del Bajío (tenía 56 años de existencia). El 20 de diciembre se dio a conocer que El Sureste de Tabasco había dejado de circular, luego de nueve años de estar en circulación, debido a problemas financieros.11 En ese mismo mes, pero debido a otras circunstancias, dejó de publicarse el rotativo La Crónica de Quintana Roo y además el gobierno del Estado de Yucatán, determinó cerrar Diario del Sureste, un rotativo con más de 72 años de existencia.12

En las revistas también se han registrado cierres. Por ejemplo, la original coinversión entre el Grupo Televisa y Abrenuncio de Colombia, la revista Cambio, llegó a su fin en los primeros meses de este año, después de año y medio de circulación.13

Los canales de televisión también han sido afectados, sobre todo los extranjeros que pueden verse mediante los servicios de paga. Es el caso de Panamerican Sports Network (PSN), que salió del aire en los primeros meses del año 2002, y The Weather Channel Latin América, que cerró las operaciones de sus dos servicios de programación distribuidos en América Latina y Brasil. Todavía más recientemente, en mayo pasado, salió del aire el canal cómico nacional Ponchivisión.14

Para hacer frente a los posibles problemas financieros, se recurrieron también a otras alternativas.

La caída en la publicidad forzó a que algunos grupos de operadores radiofónicos decidieran bajar el costo de sus tarifas a finales del año 2002. "Con el fin de ajustar a la realidad las tarifas publicitarias de la radio, y ante la baja en las ventas que enfrenta este negocio, grupos radiofónicos decidieron lanzar una agresiva campaña para reducir en 50 por ciento los precios que ofrecen a los anunciantes", reportaba El Universal y añadía: "Las radiodifusoras que [...] decidieron integrarse a este plan de reducción tarifaria son Grupo Acir, Grupo Imagen, ABC Radio, Multivisión, Radiorama, Núcleo Radio Mil, RASA y Radio SA (Radio13)".15

Algunos medios no han cerrado, pero han tenido que abrir sus puertas a la reestructuración de sus accionistas, como por ejemplo El Heraldo de México. Si bien se hizo el anuncio en los primeros días de este año, durante el 2002 se fraguó un cambio en la composición de sus accionistas que llevó a que Juan Antonio Pérez Simón, antiguo director de Telmex y amigo del empresario Carlos Slim, tomará el 40 por ciento de las acciones del rotativo, aunque un miembro e la familia fundadora, Gabriel Alarcón, permanecería como socio mayoritario.16

Bajo este manto de la recomposición, se suscitó el cambio en el control del Unomásuno que llevó a empresarios de Toluca –la familia Libien– a adueñarse del rotativo citadino.17 Esta transición, que comenzó en noviembre pasado, ha estado envuelta en varios problemas que llevaron a un enfrentamiento a la nueva administración y a los trabajadores que derivó en una prolongada huelga que, sin embargo, no ha evitado que el empresario imprima el Unomásuno en los locales de otros de sus periódicos.18

La ola de cambios y ajustes involucró también a Excélsior, que lleva ya un buen tiempo tratando de definir su futuro. Acaso lo más relevante, para los fines de este texto, es señalar que acabó frustrándose un aparente acuerdo de venta del rotativo al señor Miguel Aldana –un exfuncionario policiaco del gobierno– supuestamente aliado los inversionistas extranjeros Richard Lane y John Dotti.19 E incluso se especuló en varias ocasiones que Ricardo Salinas Pliego, principal accionista de Televisión Azteca, había buscado la forma de adquirir Novedades pero fue imposible llegara a un acuerdo con sus antiguos dueños, la familia O'Farrill.20

La incorporación de nuevos accionistas involucra, en algunas ocasiones, a inversionistas extranjeros. Así, la empresa editorial Segundamano de México fue adquirida por la canadiense especializada en anuncios clasificados Trader Classified Media. "La empresa mexicana, ubicada en México, Distrito Federal, edita las marcas Segundamano, Primera Mano y High Inmuebles, y distribuye entre las tres cabeceras más de 100 mil ejemplares por semana".21

La irrupción del capital extranjero había comenzado ya desde años atrás. Pero en el caso de la radio, una nueva recomposición entre los jugadores del cuadrante había comenzado desde finales de 1991, cuando Televisa Radio y el español Grupo Prisa llegaron a un acuerdo para que el segundo invirtiera 60 millones de dólares y se hiciera del 60 por ciento de Radiópolis y el control operativo del grupo radiofónico.22

La redefinición de estilos o audiencias objetivo también se encuentra en desarrollo. Algunas de las estaciones de radio que operan en la zona metropolitana de la Ciudad de México se encuentran moldeando, por enésima ocasión, su perfil. Baste con señalar que XELA, célebre estación de música clásica, acabó convertida en una estación de deportes, para ser modificada nuevamente al formato de música pop en inglés. La Pantera 590 –pop en inglés– pasó primero a transmitir música ranchera para terminar siendo una estación eminentemente deportiva.23

En medio de la crisis se han multiplicado los conflictos entre los diversos participantes de la industria de medios de comunicación.

Tal vez el más notorio entre las emisoras, sobre todo las que transmiten en el área metropolitana de la Ciudad de México, fue el que confrontó a Pedro Ferriz de Con y a Javier Solórzano y Carmen Aristegui, en el que, además de la confrontación de diferentes modelos y éticas periodísticas, también estaba presente una recomposición en las acciones del consorcio radiofónico que les dio cobijo: Grupo Imagen.24 Finalmente, el conflicto desembocó en la incorporación de un nuevo accionista mayoritario, el Grupo Empresarial Ángeles que preside Olegario Vázquez Raña.25

En el caso de la radio, debe recordarse que, en este ambiente de confrontación, sobrevive el conflicto que enfrenta a José Gutiérrez Vivó y a su compañía, Infored, en contra del Grupo Radio Centro por la falta de pago de sus servicios y el que enfrentó a MVS Comunicaciones con Grupo Imagen en torno a un contrato de comercialización.

Pero definitivamente el escándalo que más llamó la atención fue el que se desató entre Televisión Azteca y Corporación de Noticias e Información (CNI) por el control del canal 40 y que llevó a la toma violenta de las instalaciones del canal por parte de personal de seguridad de Televisión Azteca.26 El conflicto todavía no está resuelto.

Pero TV Azteca también ha estado envuelta en otras disputas como la que vivió con los operadores de televisión de cable y que llevó a que estos operadores decidieran dejar transmitir las señales de los canales 7 y 13 de TV Azteca, después de conocer la pretensión de la televisora de cobrar su señal.27 En marzo de este año se anuncio que ambas partes había llegado a un acuerdo, aunque no se precisaron los términos de los mismos.

Televisa también tuvo un encuentro frontal en contra de Multivisión. Esta última compañía comenzó a distribuir un nuevo servicio televisivo –MasTV– que entre otros canales incluía a las señales abiertas de Televisa, aparentemente sin el consentimiento de esta última. El conflicto llevó incluso a que las autoridades judiciales realizaran un cateo en las instalaciones de Multivisión. Finalmente, en octubre se informó que ambas empresas habían llegado a un acuerdo, cancelando las demandas que se habían generando, aunque MasTV no incluyó finalmente a los canales abiertos de Televisa.28

Y por si esto no fuera suficiente, prácticamente todas las cadenas de televisión que operan en la capital del país y varias cadenas de radio entraron en una seria disputa en torno a los pagos por los derechos de transmitir los partidos de la Copa Mundial de Futbol, que estaban en manos de DirecTv y las diferentes modalidades de asociación para transmitir este evento.

Si la crisis de la economía mediática no ha terminado es posible que la reorganización de esta industria también siga adelante en el futuro, modificando el rostro de esta importante actividad económica.

¿Y el futuro?

Es muy posible que durante este año, la industria de medios viva, en el mejor de los casos, una lenta recuperación. Sin embrago, existen cálculos más pesimistas que apuntan hacia una extensión de la crisis.

Las estimaciones realizadas por CIMA prevén una nueva caída en el mercado publicitario que, pese a las elecciones federales, verá una contracción de 2.4 por ciento en la facturación anual real.29

Adicionalmente, en busca de buscar nuevas fuentes de efectivo o alcanzar un lugar en el mercado mexicano, las empresas de medios están tomando medidas. Veamos algunos ejemplos.

Diversificación:

  • En febrero de este año el mexicano El Universal y el estadounidense The Miami Herald lanzaron de la edición internacional de The Herald , un periódico en inglés destinado al público de la Ciudad de México.30
  • Los antiguos editores de la revista La Crisis lanzaron en marzo pasado el vespertino con el mismo nombre.31 Por su parte el Grupo Editorial Multimedios lanzó en Veracruz Milenio Portal en julio del año 2002 y en mayo del 2003 apareció Milenio Tabasco.32
  • También llegaron al mercado de impresos El Independiente, fundado recientemente, y en el segmento de deporte Record apareció en mayo del año 2002 como fruto del esfuerzo del mexicano Grupo Editorial Notmusa.
  • La agencia Detrás de la Noticia llegó a un acuerdo con el Instituto Mexicano de la Radio para transmitir una barra de noticias e información durante 24 horas en una de las estaciones del grupo radiofónico del gobierno.

Globalización:

  • Las fuentes de efectivo en el extranjero pueden ser un buen recurso ante un mercado interno empobrecido. No es extraño, por ello que Televisa hay amagado un intento de hacer crecer su participación en la estadounidense Univisión o que TV Azteca refuerce su presencia en el mercado latino de Estados Unidos por medio de la adquisición de estaciones para difundir la señal de Azteca América.
  • Por esta misma razón, es comprensible que algunos de los inversionistas en la industria de medios, como Moisés Saba, se haya decido a adquirir el 49 por ciento del Canal 10 de la televisión israelí, que por cierto también se enfrenta a difíciles problemas financieros.33

Fusiones:

  • En la radio, no sería extraño que se buscara la fusión de cadenas medianas o la compra de operadores aislados por parte de las grandes cadenas nacionales en la búsqueda de la economía de las operaciones y una mayor capacidad de distribuir los servicios y ofrecer una mejor oferta de plazas cubiertas a los publicistas. De hecho, algunos especialistas ya han señalado que "en un periodo de dos años, alrededor del 20 por ciento de las estaciones de AM podrían desaparecer o ser fusionadas por grupos económicos más fuertes".34
  • En la televisión se decidirá próximamente si DirecTv y Sky, los dos servicios de televisión satelital, se fusionan, después de que News Corp., una las principales accionistas de Sky, se hizo de un importante paquete de acciones de la matriz de DirecTv.35
  • La reorganización y las fusiones pueden, a la larga, significar una salida de varios competidores del mercado, sobre todo en el caso de los periódicos. "Leopoldo Garza, presidente en México de las operaciones de Ogilvy, proveedor de servicios de comunicaciones en mercadotecnia, calcula que dentro de cinco años existirán sólo cinco o seis periódicos en el Distrito Federal".36

Hasta ahora, todo parece indicar que la economía mediática seguirá en una constante reorganización en el transcurso del presente año.

_____
Notas:

1 "Los medios en crisis", Proceso, 3 noviembre 2002.
2 Instituto Nacional de Estadística, geografía e Informática, "Encuesta Industrial Mensual", en www.inegi.gob.mx/
3 Véase "Inversión en medios 2003: otro año complicado", Merca2.0, abril 2003.
4 "La revuelta de los periódicos", Expansión, 3 febrero 2003.
5 "Enfrentan crisis estaciones de AM", Reforma, 17 marzo 2003.
6 Véase "Reglamento de la Ley Federal de Radio y Televisión en Materia de Concesiones, Permisos y Contenido de las Transmisiones de Radio y Televisión" y "Decreto por el que se autoriza a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a recibir de los concesionarios de estaciones de radio y televisión el pago del impuesto que se indica", 10 octubre 2002.
7 "Califica CIRT acuerdo como un gran avance", 11 octubre 2002.
8 Javier Tejado Dondé, "La SG en busca de una nueva relación con los medios de comunicación", Espectro, en Reforma, 1 de octubre, 2002.
9 "Reuters lays off 50 editorial staff", AP, 20 noviembre 2002.
10 Raymundo Riva Palacio, "Asunto de Estado", Estrictamente Personal, El Universal, 1 enero 2003.
11 "Cierra diario El Sureste de Tabasco por motivos económicos", Notimex, 20 diciembre 2002.
12 "En Yucatán, cierra el Diario del Sureste", Milenio Diario, 23 febrero 2003.
13 "Cierra Cambio", Etcétera, marzo 2003.
14 "Retiran de Sky la señal de Ponchivisión", Reforma, 16 mayo 2003.
15 "Ajustan a la baja tarifas publicitarias en radio", El Universal, 5 noviembre 2002.
16 De acuerdo con un despacho de prensa, el valor del periódico era de 6 millones de dólares. De ser cierta esta cifra, Pérez Simón habrían inyectado 2.4 millones de dólares (El Universal, 30 de enero de 2003), pero según otra información habría desembolsado los 6 millones por el 40 por ciento de las acciones, lo que elevaría el valor total del rotativo a 15 millones de dólares, (Crónica, 30 de enero de 2003).
17 "Naim Libien Kaui, nuevo director y presidente del Consejo", UnomásUno, 21 noviembre 2002.
18 Aparentemente Libien Kaui pagó solamente 500 mil dólares (5 millones de pesos) por el control del periódico. Proceso, 23 diciembre 2002.
19 Se señaló que Aldana pagaría 150 millones de dólares por el periódico, lo que se antoja una cifra muy exagerada atendiendo a las condiciones de la prensa en México. Además se estima que el rotativo tiene una deuda de 75 millones de dólares". Proceso, 20 de enero de 2003 y "Se concreta la venta de antiguo y endeudado diario mexicano", Reuters, 30 noviembre 2002.
20 Según una nota de prensa, la correduría estadounidense Salomón Smith Barney valuó en 17 millones de dólares el valor de los activos y la marca (cabezal) del diario. Diario de Yucatán, 4 febrero 2003.
21 "Consorcio canadiense adquiere Segundamano", EFE, 19 febrero 2003. En el mismo despacho se añade: "En México, Segundamano está considerada como líder en el segmento de clasificados, y su tiraje ha ido en aumento a raíz del crecimiento del mercado de ese segmento, donde existen otros participantes, pero no han tenido el mismo éxito. Su incursión en el mercado, a nivel nacional, le dado grandes resultados, pues por sus precios ha logrado desplazar a las secciones de clasificados de los diarios de México".
22 "Prisa y Televisa se alían en negocio radio México", Reuters, 15 octubre 2001. Apenas en mayo de ese año, la Comisión Federal de Competencia había ratificada su rechazo a la pretendida fusión entre Televisa Radio y el Grupo Acir.
23 Carlos Gómez Valero y Laura Islas Reyes, "No hay sintonía en la radio", Etcétera, Septiembre 16 2002.
24 "Los tres periodistas [De Con, Aristegui y Solórzano] firmaron un contrato de servicios a cambio de acciones del grupo, por esa razón la salida de Aristegui y Solórzano se pospuso más de seis semanas debido a las negociaciones sobre el contrato laboral", Milenio Diario, 1 noviembre 2002.
25 "Grupo Imagen cambia de propietarios", El Universal, 20 junio 2003.
26 La información fue reportada profusamente en varios medios de comunicación, sobre todo después de la toma de las instalaciones de canal 40 en los últimos días del año 2002.
27 "Suspenden cableros los canales de Televisión Azteca", Milenio Diario, 3 diciembre 2002.
28 "Televisa y Multivisión fuman la pipa de la paz", Milenio Diario, 25 octubre 2002.
29 "Inversión en medios...", op. cit.
30 "Comienza a circular ‘The Herald’ en México", El Universal, 11 febrero 2003.
31 Según un reporte de "El Universal", el periodista Carlos Ramírez controla el 99% de las acciones del nuevo periódico. Véase "Entra en circulación ‘La Crisis’", El Universal, 11 marzo 2003.
32 En Veracruz "Milenio Portal" nace como fruto de la conversión de Multimedios con Portal Comunicación Veracruzana. Véase Milenio Diario, 3 julio 2002 y 10 mayo 2003.
33 "Moisés Saba comprará el 49% de Tv Israelí", Reuters, 10 junio 2003.
34 "Enfrentan crisis estaciones de AM", Reforma, 17 marzo 2003.
35 "News Corp podría tener demasiado en Latinoamérica", Dow Jones, 11 abril 2003.
36 Expansión, Ibíd.


* Francisco Vidal es consultor en estrategias de comunicación corporativa y manejo de crisis. Es director de Medios de Grupo Consultoría Estratégica. Este texto fue escrito para Sala de Prensa, como su primera colaboración.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.