Sala de Prensa

52
Febrero 2003
Año IV, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Similitudes y diferencias de los proyectos de Ley
para regular a la prensa de Costa Rica

Mario Zaragoza Borrasé *

La prensa en Costa Rica es actualmente regulada por diversas leyes pero no existe una integral. Como miembro de la Junta Directiva del Colegio de Periodistas de Costa Rica los años 2000 y 2001, participé en la redacción y presentación de una propuesta específica que, en ese entonces, respondía al punto de vista del Colegio, en la que el fin principal era defender el derecho de los periodistas a informar pero sujetos a su responsabilidad de hacerlo verazmente, y planteábamos que si se publicaban situaciones no probadas o falsedades, debían ser corresponsables junto al periodista los responsables y dueños de los medios de comunicación, los que podrían ser acusados ante los tribunales de justicia.

La actual Junta Directiva del Colegio de Periodistas de Costa Rica apoya una propuesta diferente, casi idéntica a la que apoyan la mayoría de los dueños y directores de medios de comunicación, según la cual, en términos generales, los medios no tendrían la obligación de verificar la veracidad de las informaciones y en la mayoría de los casos no asumirían responsabilidades por informaciones no comprobadas o que resultaran falsas, por ejemplo si transcriben lo que otros hayan divulgado. También se oponen a un eventual derecho de respuesta para afectados en caso de publicaciones de artículos de opinión.

Actualmente están en discusión en nuestro Poder Legislativo estas propuestas. Como primer etapa se encomendó a una Comisión de diputados que sumando todas las propuestas presentara un texto único que sirva de base para la discusión en el Plenario. Dichosamente esta Comisión recomendó un proyecto casi idéntico a la propuesta que presentamos e impulsamos los hoy ex directivos junto a una gran cantidad de colegas conscientes, en contraposición a la que postulan la mayoría de los dueños y directores de medios junto con la actual Junta Directiva.

Como era de esperarse, la mayoría de los medios de comunicación se oponen a esta propuesta -presentada en la primer semana de noviembre del año pasado- y ya empiezan a salir noticias y comentarios en contra, buscando presionar a los diputados.

Quienes creemos que los medios de comunicación tienen en la verdad el límite a su libertad, y que los periodistas debemos ser garantes de difundir sólo hechos ciertos, confiamos que los diputados no se dejen presionar y en definitiva nuestro país y nuestra sociedad alcancen una Ley de Prensa e Información que efectivamente proteja a los comunicadores en cuanto a sus derechos, pero señalándoles sus obligaciones, de forma que la sociedad también resulte protegida en su derecho a estar debida y verazmente informada.

Esta es la relación de las propuestas, comentadas:

A raíz del asesinato de Parmenio Medina, en la Asamblea Legislativa de Costa Rica se empezaron a conocer diversas propuestas, planteamientos, mociones y proyectos de ley, dirigidos a regular el ejercicio del periodismo y la libertad de expresión e información en el país. Para el día 3 de agosto de 2002 había cinco diferentes textos en este sentido presentados a la Secretaría del Directorio del Poder Legislativo, que es la oficina donde se reciben todos los proyectos de ley para ser conocidos en la Asamblea.

  1. El proyecto "Ley de Libertad de Prensa", con el expediente 14.342, que fue presentado por el diputado y periodista Belisario Solano.
  2. El proyecto titulado "Ley de Libertad de Expresión de Prensa", el que con el expediente 14.447 fue acogido y presentado por los diputados Belisario Solano, Ovidio Pacheco y Otto Guevara, y fue elaborado por directores de medios de comunicación.
  3. El proyecto titulado "Ley sobre el Derecho a la Información", que con el expediente 14.448 fue acogido y presentado por los diputados Alicia Fournier, Sonia Villalobos, Carlos Villalobos, José Merio y Justo Orozco, y fue elaborado por el Colegio de Periodistas.
  4. El diputado Frantz Acosta presentó un proyecto de reforma al Código Penal sobre "Delitos contra el Honor", con el expediente 14.460.
  5. El diputado José Merino del Río presentó una modificación al la "Ley de Jurisdicción Constitucional", para modificar el artículo #66 de la misma.

Otros proyectos en la corriente legislativa o en perspectivas de entrar próximamente, son el que presentó en su momento como diputado el Lic. Miguel Angel Rodríguez y el que está considerando el diputado Daniel Gallardo, quien sí presentó una moción para constituir una comisión que, con base en los proyectos presentados y los que podrían ser conocidos con posterioridad, elaborará en un plazo máximo propuesto de 90 días, un marco legal que norme la libertad de prensa y de expresión, así como el ejercicio del periodismo, en el país. El Diputado Gallardo tiene además una propuesta para esta Ley General Marco.

Dado que considero absolutamente válido el artículo #29 de la Constitución Política que señala: "Todos pueden comunicar sus pensamientos de palabra o por escrito, y publicarlos sin previa censura; pero serán responsables de los abusos que cometan en el ejercicio de este derecho, en los casos y del modo que la ley establezca", con este análisis y comparación de artículos de estas propuestas legislativas que considero medulares, deseo aportar a la discusión de sus contenidos, en procura de identificar lo más conveniente para el correcto desempeño profesional de los periodistas, así como la salvaguarda del derecho de los costarricenses a estar debidamente informados.

Reforma el Artículo # 149 del Código Penal, "Elementos Probatorios"

Proyecto de Directores de Medios

Diría: "En asuntos de interés público solo existe injuria, difamación o calumnia, si se demuestra que los hechos divulgados por el querellado son falsos y que, además, esa divulgación se hizo con el evidente menosprecio por la verdad y por el puro deseo de ofender".

MZ. Si se aprobara este texto resultaría que el ofendido a través de la prensa debería demostrar, sin lugar a dudas, que el comunicador quiso ofender con su información. Esto implicaría que para un ofendido resultaría prácticamente imposible acusar a nadie por lo difícil de probar la intención, lo que por consiguiente beneficiaría también al medio de comunicación, que tampoco podría ser acusado ni tendría responsabilidad solidaria alguna.

Proyecto del diputado Frantz Acosta

Diría así: "... es autor de difamación quien afirme... o propale hechos falsos... Existe el delito de difamación, a pesar de la veracidad de los hechos propalados, cuando su propalación no se hace en defensa de un interés público actual o en salvaguarda de un derecho o interés legítimo, sino por puro deseo de ofender o por espíritu de maledicencia. Igual pena sufrirá quien exprese juicios de valor...".

Posición del Colegio de Periodistas

El Artículo 6º. del Código de Etica del Colegio de Periodistas estipula: "Es obligación de los miembros del Colegio informar con exactitud e imparcialidad", y el Artículo 7º. señala: "Los miembros del Colegio serán responsables de los escritos, palabras y formas de expresión que utilicen para informar". Por lo tanto, es la posición del Colegio de Periodistas que los periodistas no deben divulgar informaciones que no hayan sido verificadas debidamente, y si resulta que algún comunicador es acusado y se le comprueba que la noticia no era cierta, deberían poder ser acusados él y el medio de comunicación que divulgó dicha información.

Posible Proyecto Ley General Marco del diputado Daniel Gallardo

En su Artículo 1º. este proyecto propone que se indique: "Todos los ciudadanos de la República de Costa Rica que habiten en su territorio tienen el derecho a expresar y comunicar sus opiniones sin censura previa, pero serán responsables de las mismas en caso de que terceras personas, físicas o jurídicas, recibieren un daño por el contenido de esas manifestaciones".

Artículo 7º. IDEM

Diría así: "Los medios de comunicación escritos y electrónicos no serán corresponsables ni solidarios con aquellas personas físicas o jurídicas que emitan sus opiniones amparados en sus respectivas cédulas de identidad y/o personerías jurídicas, y sus directores o jefes de información tendrán la potestad de determinar si se publica o no una manifestación que se considere injuriosa, calumniosa o difamatoria...".

Artículo 19º. IDEM

Diría así: "El medio de comunicación y el director del medio solo serán solidarios ante una demanda por publicaciones o investigaciones que efectúen sus periodistas y que constituyen una labor de equipo periodístico, en caso del contenido de su línea editorial o por opiniones que expresen clara y definidamente la posición del medio de comunicación colectiva, emitidas éstas por el director, sus periodistas, analistas o comentaristas. No así las cometidas por un particular (persona física o jurídica)".

Proyecto del diputado José Merino

El artículo #66 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional (Ley No. 7135 del 11 de octubre de 1989) diría: "El recurso de amparo garantiza el derecho de rectificación o respuesta que se deriva de los artículos 29 de la Constitución Política y 14 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, a toda persona afectada por informaciones o artículos de opinión inexactos o agraviantes emitidos en su perjuicio, por medios de difusión que se dirijan al público en general, y, consecuentemente, para efectuar por el mismo órgano de difusión su rectificación o respuesta en la condiciones que establece esta ley. En ningún caso la rectificación o la respuesta eximirá de otras responsabilidades legales en que se hubiese incurrido".

MZ. Considero que es acertado que toda persona que utilice un medio de comunicación para divulgar informaciones asuma responsabilidad por ello, pero igualmente debería ser responsable solidario el medio de comunicación en que se divulga esta afirmación, sin importar si el autor es un particular, un funcionario, o un colaborador del medio. De esta manera los propietarios y directores de los medios también tendrían cuidado –tal y como sucede en la actualidad- de no divulgar aseveraciones que por su contenido pudieran ser causantes de acusaciones en su contra ante los tribunales de justicia, lo que protege a la ciudadanía del riesgo de recibir información que no fuera cierta, lo que en definitiva es lo importante, no tanto el autor. La novedad que propone el diputado Merino consiste en que también los "artículos de opinión" y sus autores estarían contemplados por esta ley, lo que considero lógico y procedente.

Reforma al Artículo 151 del Código Penal. "Exclusión de delito"

Proyecto de Directores de Medios de Comunicación

Diría: "No constituyen ofensas al honor las informaciones, las expresiones humorísticas y las opiniones o juicios desfavorables difundidos en el cumplimiento de un deber, en el ejercicio de un derecho o de la crítica profesional, literaria, artística, histórica, científica, política, deportiva o de cualquier otra actividad o disciplina de interés público".

MZ. Esta redacción de dicho artículo permitiría a toda persona y medio de comunicación el divulgar prácticamente cualquier información sin mayor riesgo de ser siquiera acusados y menos sentenciados ante los tribunales de justicia. Ello podría prestarse para que comunicadores y/o medios de comunicación divulguen informaciones sensacionalistas inexactas en procura de mayor audiencia, mayores ventas y mayores ganancias, sin preocuparse por el contenido de las informaciones.

Proyecto del diputado Belisario Solano

Agregaría el siguiente texto: "Tampoco sería punible la difusión por cualquier medio, de conformaciones o juicios de valor que versaren sobre hechos de interés público referidos a funcionarios, personalidades públicos o a particulares, cuando estos últimos se hayan involucrado voluntariamente en cuestiones de relevante interés público. Se entiende por juicio de valor también las expresiones humorísticas".

MZ. Este texto es ambiguo y en su redacción podrían apoyarse un comunicador y/o un medio de comunicación que hayan divulgado una información falsa para procurar evitar una acusación y enjuiciamiento.

Proyecto del Colegio de Periodistas

Se adiciona un segundo párrafo que diga: "Cuando los juicios e informaciones desfavorables u ofensivas publicadas se dirijan contra quienes hayan ejercido, ejerzan o aspiren a ejercer cargos públicos, y del contexto y ocasión de las manifestaciones se deduzca que el autor procedió en la defensa del interés público legítimas al darlas a conocer y que no fueron hechas con el ánimo de ofender o dañar, el Tribunal competente está facultado para absolver al querellado de toda pena".

MZ. Procura evitar que los periodistas sean acusados por funcionarios públicos, por divulgar informaciones ciertas de interés general.

Proyecto de Frantz Acosta

Diría: "Carecen de carácter de antijuridicidad, salvo que no se haya observado el hacerlas el deber de informarse debidamente sobre los hechos o que el modo de proceder o la falta de reserva cuando debió hacerla demuestren un propósito ofensivo:

  1. Los juicios desfavorables de la crítica literaria, artística, histórica, científica o profesional.
  2. El concepto o juicio desfavorable expresado en cumplimiento del deber o en el ejercicio de un derecho.
  3. Reprensiones o reclamos del jerarca respectivo al subordinado
  4. Las denuncias, sentencias o resoluciones de un funcionario público en ejercicio de sus funciones.
  5. Juicios desfavorables o imputación de hechos que resultaren falsos realizados en defensa de un derecho o en defensa de un interés legítimo.

Quien defiende un derecho público o un interés legítimo perteneciente a la comunidad se encuentra en la situación descrita en este inciso".

Posible Proyecto del diputado Daniel Gallardo

En su artículo 14º. diría: "Cuando un medio de comunicación realice una investigación y publique los resultados de la misma y resultaren falsos, tendrá que afrontar las acciones que él o los perjudicados planteen ante los Tribunales de Justicia".

MZ. Si bien la intención del artículo es correcta, solo indica que el medio de comunicación sería responsable, cuando también lo deberían ser el autor o autores de la información.

Reforma al Artículo #152. "Reproducción fiel"

Proyecto de directores de medios de comunicación

Diría así: "No delinque quien reproduzca fielmente informaciones u opiniones emitidas por un tercero, ni quien solo facilite al autor el medio necesario para la publicación o difusión o venta de las manifestaciones calificadas como injuriosas, calumniosas o difamatorias. Solo será responsable cuando tenga conocimiento de que la información e falsa o fue emitida por el puro deseo de ofender".

MZ. Este texto atenta contra la verdad de los hechos y el derecho de los ciudadanos a estar verazmente informados, porque no indica la trascendencia de corroborar la realidad de la información, lo que permitiría, por ejemplo, que un interesado en afectar a un político que aspire a un puesto público, publique un volante con acusaciones y afirmaciones sin fundamento en perjuicio de esta persona, y luego éste podría ser reproducirlo en todos los medios de comunicación sin que estos tuvieran ninguna responsabilidad. El justo derecho a la información veraz de los costarricenses, solo se protegerá eficazmente si la ley que regula la libertad de información procura que las informaciones que se divulguen sean ciertas.

Proyecto del diputado Belisario Solano

En su segundo párrafo diría así: "No serán punibles quienes reproduzcan fielmente informaciones o juicios de valor sobre hechos de interés público ya vertidos por otros medios de difusión o por autoridades públicas o entidades intermedias de cualquier índole, o por un particular".

Proyecto del diputado Frantz Acosta

"El autor de los artículos querellados o de las expresiones, propias o reproducidas de un tercero, es el autor punible...". Y exonera de responsabilidad a los directores de medios excepto cuando el artículo aparece sin firma o que se compruebe que "conocía la falsedad de las imputaciones o expresiones...".

MZ. Ambos propuestas tienen la misma debilidad que la de los directores de medios: no dan importancia a corroborar la veracidad de la información, por lo que igualmente permitiría, sin ninguna sanción para nadie, la divulgación de informaciones falsas, atentando contra el derecho de la opinión pública a estar debidamente informada para su mejor formación.

Proyecto del Lic. Miguel Angel Rodríguez, entonces diputado

Diría así: La responsabilidad civil será solidaria respecto del medio de impresión a que se refiere el artículo No.152 de este Código. Será subsidiaria en el caso de colaboraciones de particulares o campos pagados". El artículo No.152 diría: "Será reprimido como autor de las mismas (publicación de ofensas) y se le aplicarán las penas establecidas en los artículos anteriores de este título, al director, subdirector o editor de un medio de comunicación colectiva, ya sea impreso, radial o televisivo o cualquier otro medio de difusión al público, que dolosa o culposamente hubiere propiciado la publicación o reproducción de ofensas al honor inferidas por un empleado o personero de la empresa".

MZ. Esta redacción, al incluir los términos "responsabilidad solidaria" y "dolosa o culposamente", señala que tanto el comunicador como el medio de comunicación deben esmerarse en divulgar solo informaciones ciertas, lo que consideramos es lo debido.

Reforma al Artículo #307. "Desacato"

Proyecto de directores de medios de comunicación

Diría así: "Será reprimido con prisión de un mes a dos años, el que amenazare a un funcionario público a causa de sus funciones dirigiéndose a él personal o públicamente o mediante comunicación escrita, telegráfica o telefónica o por la vía jerárquica".

Proyecto del diputado Belisario Solano

Se deroga el artículo #307 del Código Penal, sobre el Desacato.

Proyecto del Colegio de Periodistas

Se deroga el artículo #307 del Código Penal.

MZ. Lo más conveniente es su derogatoria para que los funcionarios públicos no puedan amenazar a los periodistas con acusarles según las informaciones que pudieran divulgar.

Pero además considero que de toda la legislación debería eliminarse, también, la posibilidad de acusar a los periodistas por "injurias", figura definida por la Real Academia Española de la Lengua como "hecho o dicho contra razón y justicia", pues considero que si una información es cierta, ello es suficiente para justificar su divulgación y no debería haber ninguna razón para acusar por ello al comunicador ni al medio que la hacen pública.

Reforma al artículo #206, sobre el "Deber de abstención"

MZ. Los proyectos de los directores de medios y del Colegio incluyen a los "periodistas" entre los profesionales que según el Código Penal "deberán abstenerse de declarar sobre hechos que hayan llegado a su conocimiento en razón del propio estado, oficio o profesión...", lo que opino es acertado, pero recomendaría sustituir el término "deberán" por "podrán", dado que el primero es vinculante y tal vez no siempre resulte conveniente a los intereses de la justicia, o inclusive a los del periodista . Al respecto debemos tener presente que la Ley Orgánica del Colegio de Periodistas (No. 4420 del 22 de septiembre de 1969) que rige y está vigente, indica en su Artículo #23: "Ante las autoridades de la República sólo tendrán carácter de periodistas, los que estuvieren inscritos en el Colegio y se identifiquen debidamente en el cumplimiento de sus funciones".

Reforma al artículo 1048 del Código Civil

Proyecto de directores de medios de comunicación y Proyecto del diputado Belisario Solano

Se adicionaría, para ambos proyectos por igual, un artículo No.1048 bis que igualmente exoneraría de toda responsabilidad al autor y al medio de comunicación que divulgaran información "inexacta sobre hechos de interés público... La responsabilidad civil, en tales supuestos, se daría si el afectado por las informaciones prueba la falsedad de las mismas y el dolo o culpa grave del autor. Solo se entenderán reunidos en esos extremos cuando quien se sintiera agraviado demostrare la falsedad de los hechos, la real malicia con que fueron difundidos pese al conocimiento de esa falsedad por el autor o su temerario desinterés por la verdad...". Además, en todo caso quedará exenta de responsabilidad civil "la formulación o difusión por cualquier medio de juicios de valor referidos a funcionarios o figuras públicas y particulares, cuando estos se hayan involucrado en cuestiones de relevante interés público..." así como "quienes se limiten a la reproducción fiel de información ya vertida por otros medios o por autoridades públicas o entidades intermedias de cualquier índole...".

MZ. Como ya se ha indicado a raíz de la propuesta de la reforma al artículo #152 del Código Penal, estas modificaciones a la ley atentarían contra el derecho de la opinión pública a recibir información cierta, al impedir que los responsables de lo contrario sean sancionados.

Cláusula de Conciencia

Proyecto del Colegio de Periodistas. "Del trabajo de los periodistas"

"En todo contrato de trabajo de los (las) periodistas, se incluirá una cláusula llamada "de conciencia". Esta cláusula consiste en la protección que tendrá él o la periodista de no ser obligado a realizar trabajos contrarios a su conciencia... Cuando tal situación se produzca, el trabajador (a) podrá invocar dicha cláusula para permanecer en su puesto o para dar por roto el contrato de trabajo por causa justa, con la garantía de recibir las indemnizaciones y prestaciones legales previstas en el Código de Trabajo".

MZ. Esta propuesta solo está contenida en el proyecto del Colegio de Periodistas, y representa una garantía y protección real para los (las) periodistas en caso de que los medios de comunicación deseen presionarlos para divulgar informaciones con las que los colegas no estén de acuerdo.

Archivo de espacios transmitidos por radio y televisión

Proyecto del Colegio de Periodistas

Se adicionan diversos artículos a la Ley #1758 de radio y Televisión, para garantizar que los medios electrónicos de transmisión de noticias e información "estarán obligados a dejar copia... y conservarla durante 15 días, de toda noticia, entrevista, charla, comentario, conferencia, disertación, editorial, discurso o debate, que haya transmitido".

MZ. Este planteamiento solo está incluido en el proyecto del Colegio de Periodistas, y con él se facilita a la ciudadanía el derecho a la rectificación y a dar respuesta a informaciones falsas que fueran divulgadas por medios electrónicos, la mayoría de los cuales en la actualidad no guardan copia de sus transmisiones, dificultando, a los interesados, la obtención fiel de lo transmitido.


* Mario Zaragoza Borrasé fue miembro de la junta directiva del Colegio de Periodistas de Costa Rica. Esta es su primera colaboración para Sala de Prensa


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.