Sala de Prensa

51
Enero 2003
Año IV, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


El periodista y los organismos científicos

Rocío Jiménez Ramón *

Resumen: Como un médium, el investigador intercepta los tiempos y los representa. Aunque sólo sea por razones de competencia, el periodismo controla al periodismo. Existen ciertas medidas de seguridad que un redactor de prensa o de televisión no debería descuidar nunca cuando se enfrenta a la noticia científica. Una primera media es intentar situar la noticia en un contexto, basado en un mínimo de memoria o de investigación histórica. Una buena regla para el periodista podría ser ésta: una noticia científica que satisface y apoya demasiado de cerca las tendencias políticas y culturales del momento siempre es sospechosa.

1. El periodista y los organismos científicos

Sólo en determinados períodos se creó la suficiente solidaridad entre los centros de poder y los periodistas especializados como para provocar auténticos y verdaderos amotinamientos, como la publicación, en The New YorkTimes, de los Pentagon Papers de proyectos militares secretos de intervención militar en el Sureste asiático (1970).Colombo

Esta relación ha sido frenada por algunos grandes procesos por daños; basados en la exigencia de indemnizaciones enormes y cerrados con la rendición extrajudicial de los periodistas. Los editores consideraron que no podían exponerse al riesgo económico de una derrota. Frente al peligro de ser burlados por el continuo cambio de los acontecimientos y de los talantes, y para intentar resistir a una opinión pública prepotente y a un sistema político que exige fidelidad de los gobiernos locales a las organizaciones internacionales, muchos editores se convierten en empresarios del espectáculo.

La fragilidad y la sensibilidad del sistema de las informaciones a las condiciones ambientales, antes incluso que a las jurídicas o materiales, es evidente. Es, pues, importante saber desglosar la relación con el centro y sus intrigas, con lo que el centro requiere del periodista.

Es útil recordar que, en periodismo -al igual que en arquitectura- a grandes cambios de estilo siguen grandes transformaciones estructurales y grandes momentos económicos. El profesional conseguirá innovar sólo si le resulta claro el contexto en que actúa, y si conoce, acepta y refuerza la identidad cultural que le ha formado. Internet en este sentido salvará muchos obstáculos y creara otros.

2. El periodista agrimensor y las instituciones

Diríase que cuando el periodista se aproxima al lado técnico del aparato militar o de la inteligencia se esfuman aquellas rigurosas líneas fronterizas que aconsejan una prudente distancia entre los analistas y sus contrapartes. Es difícil decir desde fuera dónde y cómo se ha trazado la línea. (Colombo:1995, 30)

El periodista está más solo que nunca porque no es solidario con las instituciones, junto a las cuales tendría que formar un bloque compacto. Además, el periodista recorre caminos a la intemperie y tendrá que estar continuamente en guardia frente al peligro de ser utilizado, justo mientras recibe el material para su investigación valerosa y solitaria.

Muchas escuelas americanas de periodismo sugieren al reportero que se dispone a desarrollar por vez primera un trabajo o una investigación en un país que no conoce que se informe sobre las condiciones y el desarrollo de la justicia en el mismo. Esto es igual de válido y aplicable a organismos científicos e institucionales.

De la misma manera que el agrimensor que mide los terrenos, el periodista, que opera entre fuentes poco dignas desconfianza y verificaciones imprecisas, buscará continuamente la triangulación de los elementos que le es propuesta. Hablar o no hablar pertenece a la responsabilidad exclusiva, moral y profesional del reportero.

Aunque no debería ser así, en ocasiones no hay la menor huella de verdad o de información útil, más allá de los deseos del poder. El poder muchas veces se impone sobre la labor profesional del periodista coartado por amenazasen ocasiones reales (Colombo,1996:87).

3. La noticia científica

Según Galileo: Hay que medir lo que es medible y hacer medible todo lo que no lo es; parece ser uno de los lemas del mundo científico. Si bien es cierto que el primer deber del periodista es el control de las fuentes, ¿cómo se controla una noticia científica? Muchas veces, la autoridad de la fuente y el grado de especialidad de la noticia impiden o desaconsejan la verificación. La noticia científica viaja en periodismo con un inmenso valor añadido (Colombo:1995:35). Eso sucede casi cada vez que el periodista entra en contacto con el científico o con la fuente científica. Hojear un año de periódicos significa tropezarse con tres o cuatro diferentes versiones de la misma verdad científica sin que nadie intente poner de relieve la contradicción, a veces clamorosa, entre una versión y otra.

En el artículo Los Nobel de la ciencia y sus engaños, Verna se entretiene, de manera insólita, en poner en evidencia las contradicciones de las fuentes autorizadas (los diez premios Nobel), ofreciendo el arranque de un pequeño manual para el reportero científico. En otras palabras, afirma que, fuera del contexto científico, es mejor no saber. Watson confiesa a Marina Verna, al final del artículo: "Los científicos también tienen miedo porque no tienen modo de salvarse de los propios errores". El miedo debe ser aún mayor para el periodista. ¿Cómo salvarse a sí mismo, cómo salvar al público de la noticia-acatamiento, desprovista de ambientación social, de verificación histórica? El problema de la noticia científica se hace especialmente grave en nuestros días, estando este campo más expuesto que nunca a las influencias del pensamiento político, de modo que presenciamos virajes dramáticos en las definiciones, en los análisis y en las propuestas.

4. Conclusiones

Por razones misteriosas, la ciencia (con toda su pretensión de autorizada independencia del río de las orientaciones políticas y morales preponderantes), extrañamente, casi siempre se ambienta bien dentro de un período histórico; son muchos los eslabones que le unen al poder y a los círculos de influencia. Su imagen se encuentra siempre protegida bajo el manto de la autoridad. A todo país le interesa mostrar una imagen de desarrollo lo más limpia posible, por eso, aunque se sepan ciertas cosas, nunca saldrán a la luz.

Ante la imposición de la ciencia y la tecnología, el pensamiento ha comenzado a cuantificarse. Si el pensamiento se cuantifica la realidad puede construirse. Muchas veces, ciencia y tecnología se basan en suposiciones que, con el tiempo, se convierten en normas fijas aunque en el fondo no lo sean de los costes.


* Rocío Jiménez Ramón es colaboradora de Sala de Prensa. Doctora en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna, Tenerife (España), se dedica a la comunicación gráfica.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.