Sala de Prensa

45
Julio 2002
Año IV, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Un acercamiento a la nota roja:
la inclusión y exclusión de las clases vulnerables

Sonia Hernández García *

En Los mil y un velorios Carlos Monsivaís puntualiza: “En los centros urbanos en perpetua expansión se consolida y amplia un espacio: el del desperdicio humano. Cada ciudad con 800 mil o un millón de habitantes genera su propia ‘zona prescindible’, compuesta por ‘gente sin oficio ni beneficio’ en el filo de la navaja, entre la sobrevivencia y el delito. Son empleados a disgusto con su trabajo, expresidiarios, prostitutas, pushers en pequeña escala, campesinos expulsados de su tierra por el hambre y la violencia, travestis, débiles mentales abandonados por sus familiares”.1

Es la ciudad, en el mundo contemporáneo, un espacio de representación de las grandes contradicciones sociales, lo son al igual que los medios. Las grandes metrópolis latinoamericanas como el Distrito Federal y Sao Paolo son en sí mismas discursos de la segregación. De la misma forma que en las ciudades, las clases más bajas son excluidas y marginadas por medio de la nota roja de los periódicos, a diferencia de las élites que ocupan la primera plana o la sección de sociales.

Rossana Reguillo2 llama a este fenómeno de inclusión-exclusión (que rebasa a los medios de comunicación) “un malestar invisible” y esto se debe a que las instituciones mediadoras sólo refuerzan las representaciones que cada individuo tiene de “los otros” (construcción que realiza de acuerdo a la sociedad de la que forma parte), por lo tanto la estigmatización es algo cotidiano que pasa desapercibido.

En el presente ensayo se efectúa un acercamiento a este problema de inclusión y exclusión tomando en cuenta tres periódicos de Oaxaca: El Imparcial, Noticias (los de mayor circulación en el estado) y Rotativo (un medio parecido a Alarma).

El discurso de la nota roja como articular de los procesos de inclusión-exclusión

Para poder reflexionar sobre el discurso mediático y su asociación con el proceso de inclusión-exclusión social debe tomarse en cuenta el sistema económico en que se encuentran insertos los medios de comunicación: el sistema capitalista (que impera en la mayor parte del mundo).

Una institución mediadora es una empresa que vende una mercancía (la información) y como en cualquier negocio tiene competidores a los cuales debe ganar clientes (audiencia o lectores), para lo cual debe procurar que su mercancía sea atractiva. Es así como quienes tienen el poder controlan el discurso que aparece en los medios de comunicación, en contraparte quienes viven en la pobreza no podrán hacerlo, porque aparte de no tener los recursos, estarán inmersos en su lucha por la sobrevivencia, su preocupación principal no será la de representarse en un medio de comunicación.

Existe pues una división en la sociedad, hay incluidos y excluidos, dualidad que se acentúa cada vez más. De acuerdo con Alain Touraine “En todos los países occidentales, como en los países en desarrollo o en crisis, aparece cada año con mayor nitidez una frontera interior y a menudo, cuando se habla de problemas sociales, los de la juventud, la desocupación, la droga, la inmigración, la violencia, se fortalece la conciencia de la existencia de esa frontera”.3

Así pues, los pobres son excluidos no sólo por sus condiciones económicas y sociales, a ello se suma el “discurso de exclusión” de los medios, ya que sólo presentan una lectura parcial de los acontecimientos, aparecen malos y buenos . En este sentido Rossana Reguillo señala que el imaginario de la pobreza “se ve hoy fortalecido por la presencia ubicua de unos medios que establecen para cada acontecimiento una sola verdad, un solo ángulo de interpretación deshistorizando los procesos que propician el inmediatismo y la lectura simplista de acontecimientos que requerían marcos de intelección profundos y reflexivos”.4

Sin embargo, para que el proceso de exclusión sea posible es necesaria “una imagen del otro, y habiéndolo reducido previamente a uno solo”,5 es decir se requiere la imagen del homosexual, el cholo, el ladrón, el drogadicto, y quienes nos proporcionan una imagen de ellos son los medios. Pero en esta presentación de los hechos, que en realidad es una representación, “Lo que nunca se revela son las condiciones estructurales que explican, más allá de la anécdota, el drama de estos actores sociales, invisibilizando o neutralizando los mecanismos sociales que están a la raíz de las pequeñas o grandes tragedias individuales”.6 Y así no se explican las condiciones de una mujer que robó una canasta y una caja con pan,7 o las de una señora que robó dos botes de crema.8 De esta forma en la prensa escrita puede incluirse a las clases vulnerables, pero a la vez se les excluye, ya que son presentados como “la evidencia contundente e irrefutable del mal”.9

El periódico reflejo de la distribución social en el espacio público contemporáneo: de lo “imprescindible” de las primeras planas a lo “marginal” de la nota roja

A partir del siglo XIX, cuando surge la prensa de masas, los diarios tienen que clasificar su información, de la nota más “importante” (sucesos escandalosos) de la primera plana, a lo menos trascendente de las páginas interiores. Los periódicos tienen que llamar la atención para poder venderse.

Actualmente los periódicos se dividen en secciones bien definidas: economía, finanzas, nacional, internacional, policiaca, justicia, etc., los nombres de las secciones varían de acuerdo al medio de que se trate. Así como en la redacción de una nota lo más trascendente se encuentra en el primer párrafo, en el periódico se colocan las notas más “importantes” en la primera plana. Pero también con esta clasificación de las notas cada grupo social tiene su espacio, si un político o persona “respetable” fallece, la noticia se trata con todo respeto en las páginas principales, en contraparte, cuando un “pobre” muere, la fotografía puede publicarse en primera plana si el hecho es muy “sobresaliente”, pero finalmente los detalles serán ubicados en la sección “correspondiente”: la policiaca.

Ejemplos de lo antes mencionado lo constituyen la muerte de un niño por desnutrición y la de un periodista en un accidente automovilístico; ambos se dieron a conocer en dos de los diarios de mayor circulación del estado de Oaxaca. En el primer caso, el periódico Noticias10 publicó la nota en la sección policiaca, pero la fotografía del niño apareció en la primera plana, de igual forma al día siguiente con el encabezado “Cuando el hambre y los maltratos matan” se daba a conocer más información sobre el caso en la primera plana, pero los detalles se encontraban en la sección policiaca; mientras que en El Imparcial11 se dieron algunos pormenores de lo acontecido en la parte superior de la primera plana y la información se amplió en la sección policiaca, la cabeza de la nota decía: “Muere víctima de la pobreza”. De esta forma el principal problema social en el mundo es usado para explotar el morbo y no se proporcionan los elementos suficientes para que el lector pueda dimensionarlo, aún cuando el diario Noticias da información sobre los salarios de los trabajadores y de la desnutrición en Oaxaca (esta información se publica al día siguiente de dar a conocer el caso). Sin embargo, la muerte del periodista se trata con respeto, tanto el Noticias como El Imparcial dan a conocer el caso en las páginas principales. Aunque El Imparcial comete el “error” de publicarlo el primer día en la sección policiaca, lo “corrige” los días siguientes. 12

La nota roja es marginal no sólo porque aparecen ahí las clases vulnerables sino por su ubicación. Así como en las ciudades la gente más pobre vive en la periferia, en el periódico la sección policiaca no ocupa un lugar visible. En los diarios de mayor circulación en Oaxaca, que tienen un formato estándar (dividido en más de tres apartados separables) el bloque de la información deportiva, por ejemplo, se encuentra al frente y ocupa toda una sección separable, no sucede lo mismo con las notas policiacas. Primero (al frente) de uno de los cuadernos (división separable) se ubica un apartado de avisos clasificados y detrás aparece la nota roja. En el tabloide Rotativo pasa lo mismo, de las 32 páginas que tiene el periódico las cuatro últimas son para la sección policiaca. La marginalidad es evidente.

El refuerzo de los prejuicios y las representaciones

La inclusión-exclusión en el actual espacio público es parte de un proceso de opinión pública. Las instituciones mediadoras representan una realidad sobre la clase vulnerable. A diario pueden verse historias parecidas en las que sólo cambian los nombres, pero la característica principal es la pobreza. De esta manera con la información que se transmite se “nutren” los estereotipos y prejuicios en torno a los “bárbaros y “salvajes”.

La exclusión de la que se ha hablado es un fenómeno comprobable, en las siguientes líneas se presentan los datos “duros” que demuestran la discriminación en el nuevo espacio público.13

La causa por la que aparecen con mayor frecuencia los actores de la sección policiaca (por sí sola) en los tres diarios es por robo, en la mayor parte de los casos hurtos menores: robos de cadenas, estéreos, televisores, víveres en un supermercado o comercio, saqueos domiciliarios, robo de alguna prenda de vestir, una bicicleta, etc. Por supuesto que el hecho de que sean robos de objetos con poco valor (relativamente) no significa que las víctimas no se vean afectadas por delito, puede ser lo contrario, ya que la clase de robos que se comenten, por lo general, no son en agravio de personas de las clases altas (los escenarios sobre todo dan cuenta de esto).

Ahora bien al sumar todas las causales que se refieren a la muerte (homicidio, suicidio, muerte por accidente vial, de trabajo, por enfermedad, accidental, por fenómeno natural y descubrimiento de osamenta o cadáver), ésta resulta ser la razón principal por la que aparecen los actores de la nota roja. Cuando se publica la información sobre el fallecimiento de una persona lo más importante de la noticia es la imagen pues ésta exhibe con detalle como quedó el cuerpo.

Los dueños de los medios de comunicación controlan el discurso pues son ellos quienes “pueden en menor o mayor medida determinar quien puede decir (o escribir) qué, a quién, acerca de quién, de qué manera y en cuáles circunstancias”,14 en este sentido ofrecen algo “atractivo” (que no afecte sus intereses) y por lo tanto en los casos que se refieren a la muerte entre más impactantes mejor (según se dice sólo se obedece a los gustos del pueblo).

El hecho de que el delito de lesiones y golpes sea una de las tres causales consignadas con mayor frecuencia reafirma que los pobres son los causantes del mal. A base de repeticiones frecuentes se configura la imagen del pobre delincuente y violento, en varias ocasiones adicto, provocador del caos.

Así pues, se comprueba que quienes se encuentran en la sección policiaca son las clases más bajas (a pesar de que la mayor parte de los roles de los protagonistas de este apartado no se consignan), toda vez que no aparecen grandes empresarios, además cuando los protagonistas de las notas son profesionistas generalmente son víctimas.

Constituye un elemento importante que en casi la mitad de las notas no se consigne el rol de los actores, pues no sucede lo mismo con las noticias de la sección principal, cultural o de espectáculos, en donde se detalla si la persona es empresario, funcionario (y de que dependencia) o si representa a alguna organización.

En lo que se refiere a los escenarios (lugar o ambiente) también indican en que medida se es pobre, por la zona en que se habita y los lugares que se frecuentan.

Los delitos en vía pública suceden en algunas partes del centro de la ciudad capital pero también en colonias populares de la capital y el interior del estado. Por ejemplo varios delitos se comenten en la Central de Abasto (zona que se ha caracterizado por ser sucia y peligrosa).

Los hechos que suceden en los domicilios son por robos, despojo o violencia y en la carretera lo que principalmente acontece son accidentes y asaltos.

Roles

CATEGORÍA / DIARIO

NOTICIAS %

EL IMPARCIAL %

ROTATIVO %

No consignado

49.35

48.63

57.08

Ladrón (es)

8.54

8.89

5.07

Trabajadores de transporte público

4.03

3.44

1.90

Causales

CATEGORÍA / DIARIO NOTICIAS % EL IMPARCIAL % ROTATIVO %
Muerte

23.59

22.12

22.53

Robo

19.19

15.75

12.91

Lesiones y golpes

11.61

10.45

12.67

Escenarios

CATEGORÍA / DIARIO NOTICIAS % EL IMPARCIAL % ROTATIVO %
Vía pública

33.96

33.02

28.99

Domicilio

15.17

12.69

12.78

Carretera

9.13

11.16

9.58

Observaciones

CATEGORÍA / DIARIO NOTICIAS % EL IMPARCIAL % ROTATIVO %
En la Central de Abasto

27.02

20.79

9.61

Ebrio

40.54

30.69

48.07

La preferencia sexual de los actores de la nota roja es un dato expresado en pocas ocasiones, cuantitativamente no se puede hablar de una exclusión, pero a pesar de ser pocos los casos que de homosexuales se publican, cuando se les incluye contribuyen a reforzar el estereotipo que se tiene de ellos: “mujercitos”, agresivos, “anormales”.

Preferencia sexual explicitada

CATEGORÍA / DIARIO

NOTICIAS %

EL IMPARCIAL %

ROTATIVO %

Heterosexual

97.09

97.13

97.67

Homosexual

0.96

0.71

0.21

No aplica

1.93

2.15

2.11

Las informaciones en donde se explicita la filiación étnica son muy pocas, aunque en varias fotografías las características físicas de la víctima o victimario son evidentemente rasgos indígenas. Cabe aquí tomar en cuenta algunos señalamientos sobre la adscripción étnica que hace Miguel Alberto Bartolomé en su libro Gente de costumbre y gente de razón.15 De acuerdo con este autor las características raciales no son suficientes para definir a una persona como indígena, la adscripción étnica implica que el individuo se asuma como tal, tanto lingüística como culturalmente. Así pues una persona de origen indígena puede renunciar a su cultura y asumirse como mestizo.

Filiación étnica

CATEGORÍA / DIARIO NOTICIAS % EL IMPARCIAL % ROTATIVO %
Indígena

0.16

0.43

0.63

No aplica

99.83

99.56

99.36

Resulta importante que en más de la mitad de los casos se consigna al victimario ya que en muchas ocasiones en el cuerpo de la nota el denunciante es el personaje más relevante, por lo tanto es el reportero quien (consciente o inconscientemente) resalta a los culpables de algún delito, ya que no sólo coloca al victimario en el encabezado además de esto incluye adjetivos que ayudan a excluir y estigmatizar a los inculpados. Asimismo la presunta culpabilidad se informa en los últimos párrafos de la nota.

Circunstancia

CATEGORÍA / DIARIO NOTICIAS % EL IMPARCIAL % ROTATIVO %
Víctima

22.90

19.79

20.71

Presunta víctima

1.29

1.14

0.21

Victimario

52.98

52.79

52.64

Presunto victimario

6.77

7.74

4.01

La sección policiaca es esencialmente local, por ello se publican en gran parte delitos menores. Así en Noticias y El Imparcial la mayoría de lo que se da a conocer sucede dentro el estado, en tanto que todas las noticias de Rotativo son locales. Además los centros urbanos son el espacio que más aparece y por lo menos en los casos de la capital del estado, los lugares en donde con mayor frecuencia suceden los hechos no son los más “selectos”.

Tipo de asentamiento

CATEGORÍA / DIARIO NOTICIAS % EL IMPARCIAL % ROTATIVO %
Urbano

59.31

61.46

49.77

Espacios conurbados

9.48

6.57

7.99

Rural

18.96

16.66

24.20

Lugar donde se desarrollan los acontecimientos

CATEGORÍA / DIARIO NOTICIAS % EL IMPARCIAL % ROTATIVO %
Dentro del estado

98.54

88.87

100

Fuera del estado

1.45

10.81

---

Fuera del país

---

0.31

---

Aunque sólo en uno de los diarios el texto y la fotografía fueron utilizados en más del 50 por ciento no puede dejarse de lado el porcentaje de los otros dos medios que aunque no es mayoría si resulta importante, ya que es la imagen (la cual proporciona las características del protagonista de la nota) el elemento que más excluye a una persona, a través de esa imagen publicada se representa a un individuo.

Discurso

CATEGORÍA / DIARIO NOTICIAS % EL IMPARCIAL % ROTATIVO %
Texto y fotografía

52.82

38.95

21.67

Texto

43.71

58.34

71.18

Fotografía

1.91

2.54

6.89

Comentarios finales

Es importante mencionar que los resultados que se han expuesto no pretenden ser generalizaciones, sólo buscan motivar la reflexión y la investigación en fenómenos que en la vida cotidiana pasan inadvertidos, pero que van configurando las representaciones de cada persona, que bien pueden ser estereotipos y prejuicios ya establecidos en la sociedad.

También es preciso aclarar que en el presente ensayo no se abordó la aparición de otros estratos sociales en la nota roja ya que cuando así sucede son casos excepcionales. Pero si resulta importante que en más del 90 por ciento de los casos de la nota roja oaxaqueña quienes aparecen son las clases sociales más bajas.

En cada nota, de forma aislada, se presenta a los victimarios despojados de un contexto económico, político y social. La tragedia de los sectores más pobres es vista con curiosidad y morbo, pero no se intenta comprenderla.

_____
Notas:

1 Monsiváis, Carlos. Los mil y un velorios. CNCA, Alianza editorial, México, D.F.1994.
2 Reguillo, Rossana. "Derechos humanos y comunicación". Chasqui no. 64. www.comunica.org/chasqui.
3 Touraine, Alain. ¿Podremos vivir juntos?.FCE. Argentina. 1997.
4 Reguillo, Rossana. Op. Cit.
5 Perceval, José Ma. Nacionalismo, xenofobia y racismo en la comunicación. Paidos. España. 1995.
6 Reguillo, Rossana. Op. Cit.
7 El Imparcial. 8 de diciembre de 1999. Pag. 8F.
8 El Imparcial. 5 de septiembre de 1999. Pag. 7F.
9 Reguillo, Rossana. Op. Cit.
10 Noticias 28 y 29 de Enero de 2001.
11 El Imparcial 28 de Enero de 2001.
12 Noticias 13 y 14 de noviembre de 2000 y El Imparcial 13, 14 y 15 de noviembre de 2000.
13 Aquí se presenta un extracto de los resultados de la tesis de licenciatura que realizó la autora de este texto, en la cual a través de un análisis de discurso cuantitativo y cualitativo se reflexiona sobre el fenómeno de inclusión y exclusión, para lo cual se extrajo una muestra de septiembre de 1999 a agosto de 2000, siendo analizados 36 números de cada publicación; se contabilizaron en total 1584 notas. (Nota roja, el espacio de los nadies. Análisis de los procesos de inclusión-exclusión en la sección policiaca de tres periódicos oaxaqueños. Tesis de la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la comunicación. Instituto de Estudios Superiores de Oaxaca. Abril de 2002).
14 Van Dijk, Teun A. Prensa, racismo y poder. UIA, 1ª edición en español. México, D.F. 1994.
15 Bartolomé, Miguel A. Gente de costumbre y gente de razón. Las identidades étnicas en México. INI. Siglo XXI. México. 1997.


* Sonia Hernández García es autora de la tesis de licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación Nota roja, el espacio de los nadies. Análisis de los procesos de inclusión-exclusión en la sección policiaca de tres periódicos oaxaqueños (abril 2000), con la que pretende titularse en el Instituto de Estudios Superiores de Oaxaca. Esta es su primera colaboración para Sala de Prensa.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.