Sala de Prensa

42
Abril 2002
Año IV, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


El rol de las televisoras en
el golpe contra el gobierno de Chávez

Jenaro Villamil y Blanche Petrich *

(JUEVES 11) Con todo el poder de la imagen y en medio de la confusión generada durante el segundo día de protestas que conmocionaron este jueves Venezuela, las grandes cadenas mediáticas internacionales adelantaron el desenlace de la caída del gobierno de Hugo Chávez, al grado de que primero fue el golpe mediático en la nación andina, y después proliferaron las versiones sobre la renuncia que dio a conocer la cadena privada Globovisión.

CNN jugó un papel fundamental en la larga jornada de ayer. Destinó más de tres horas continuas de su transmisión en español durante todo el día para difundir el mensaje del presidente venezolano Hugo Chávez, contrastado con imágenes de las protestas en las calles aledañas al Palacio de Miraflores, al tiempo que sus corresponsales y conductores dieron por buenas las versiones de los militares opositores al mandatario.

Ininterrumpidamente, durante las 24 horas de transmisión la información de CNN acerca de la situación en Venezuela privilegió el conflicto, "la falta de control" de Chávez, y el polémico cierre de Telever, Venevisión y la radio privada de Caracas. Chávez acusó en cadena nacional a los dueños de estos medios de tener una "mala intención" contra su gobierno. Explicó que el cierre de estas empresas se amparaba en el artículo 192 de la Ley de Telecomunicaciones, que otorga atribuciones al presidente venezolano para pedir el control de la señal.

Mientras se transmitía la imagen y el discurso de Hugo Chávez -con la mitad de la pantalla ocupada con escenas de las protestas callejeras-, CNN sintetizó de esta forma la versión chavista: "el principal problema son los medios de comunicación", "los medios de comunicación han sido irresponsables", "los dueños de las televisoras han incitado a la violencia".

El cierre de estos medios, que despertó críticas inmediatas, duró sólo hasta las primeras horas de la noche. Chávez recalcó que llamaba a los medios venezolanos a la conciliación y a la reflexión. CNN privilegió entonces las versiones sobre los militares opositores y contabilizaba en 11 muertos y 94 heridos el saldo de la jornada.

Al filo de las 22:30 horas, mientras los conductores destacaban el clima de incertidumbre sobre el futuro de Hugo Chávez -"nadie sabe dónde está", repetía el corresponsal Otto Neustlandt- e incluso recalcaban la especie de que la esposa del mandatario había salido del país en un avión privado, el vocero presidencial Carlos Javier Rojas subrayó que el mandatario se mantenía en el Palacio de Miraflores reunido con su gabinete.

El conductor en turno, Jorge Gestoso, no creía en esta versión. Suspicaz, repetía que esto contrastaba con la "lluvia" de protestas militares y con la incertidumbre sobre Chávez. Gestoso sostuvo una conversación telefónica con el presidente de la Asamblea Nacional, Wiliam Lara, quien recalcó que Chávez estaba ejerciendo "plenamente" sus poderes. El conductor reviró: "plenamente es un término relativo, porque no ha parado la lluvia de protestas" contra el régimen chavista.

Curiosamente, en esos momentos una conferencia de prensa organizada en el aeropuerto por miembros de la fuerza aérea daba a conocer que el mando militar acataría lo que establece la Constitución venezolana. Armando Vargas, el otro corresponsal de CNN, destacaba que la situación estaba "bajo control".

Una de las confusiones más importantes en la cobertura de la agencia televisiva fue la difusión de la imagen de Efraín Vázquez, a quien CNN ubicó como "comandante en jefe" del ejército, cuando en realidad es general de infantería. El verdadero comandante en jefe es Lucas Rincón. La agencia informativa británica Reuters difundió una imagen de Rincón, mientras que CNN y las cadenas televisivas privadas mexicanas -Televisa y Tv Azteca- daban por buena la versión de que Efraín Vázquez estaba al frente del ejército venezolano.

Sin aclararse esta confusión, la televisión transmitió el llamado de Vázquez, quien negaba que se tratara de un golpe de Estado sino de una "posición de solidaridad con todo el pueblo venezolano".

"El comandante general del Ejército -insistió Vázquez a través de CNN- es el legítimo comandante de todas las tropas de este componente. Les ordeno a todos mis comandantes de batallones, brigadas y divisiones, que son mi fortaleza y de la patria, que permanezcan en sus unidades. Esto no es un golpe de Estado, no es una insubordinación. Es una imposición de solidaridad con todo el pueblo venezolano."

Por supuesto, con Vázquez no hubo suspicacia ni preguntas difíciles. Enfundado en su traje militar, Vázquez pidió "perdón" al pueblo venezolano.

Contra su propia línea informativa, CNN, al filo de las 23:30 horas, dio un giro de 180 grados al informar que el "máximo jefe de las fuerzas armadas", Lucas Rincón -un personaje al cual no había mencionado-, "solicitó la renuncia al presidente Chávez". La versión contrastaba con toda la información anterior.

Truco mediático

(VIERNES 12) El montaje periodístico había comenzado hace mucho tiempo. ¿Cómo fue posible que tantos intelectuales y medios fueran atrapados en la mayor red desinformativa de los últimos tiempos?

Cuando se intentan juzgar crímenes de las dictaduras del Cono Sur y se conocen las estrategias promovidas desde Washington en Chile para derrocar a Salvador Allende (1973), ahora el esquema se repite casi sin agregarle elementos novedosos. La diferencia es la facilidad con que la mentira pasa, camina y atrapa. Perseguidos como en los mejores periodos dictatoriales diputados, políticos, estudiantes, trabajadores deben ampararse en refugios, después de una cantidad de allanamientos con suma violencia.

''Me tiemblan las manos cuando escribo esto y lo único que me provoca es gritar y llorar'', escribe una joven por la única vía posible: Internet. ''El golpe ?dice en este día sin luz? ha sido el producto de la manipulación de los medios de comunicación que desde temprano llamaron a la concentración de miles de personas de la oposición para marchar primero hasta una zona de Caracas y luego manipuladamente hasta el palacio de gobierno para tumbar al presidente... Simultáneamente policías de la alcaldía mayor de Caracas (oposición) se habían situado estratégicamente en los edificios aledaños al palacio de gobierno de Miraflores, donde se concentraban otras miles de personas a respaldar al presidente...

''Miles de personas que bajaban de los cerros pobres, que venían de todas partes... Al poco tiempo, sin convocatoria previa, ya toda una gran avenida que va al Palacio de gobierno estaba llena de gente, cuando la guardia nacional comenzó a lanzar bombas lacrimógenas contra los que trataban de llegar.... Desde los edificios la policía de Alfredo Peña, el alcalde mayor comenzó a disparar contra la manifestación de apoyo civil a Chávez y contra Miraflores... Las imágenes de muertos que se han transmitido por los canales de televisión fueron todas de personas que estaban respaldando a Chávez.

"No se los digo por tener afecto al gobierno, se los digo porque a mi lado pasaron muchas balas. Pude ver a los muertos siendo cargados hacia el palacio y a decenas de heridos tratar de ser salvados de las balas asesinas que salían de los francotiradores... Uno de los muertos trabajaba tranquilamente en el palacio presidencial, era del departamento de recursos humanos; otro era un muchacho recostado en un muro que cayó de repente, con un tiro que le sacó los sesos. Otro era un guardaespalda del vicepresidente de la república... Vi seis muertos, pero en total fueron once contados por otros compañeros... Todos vimos a los policías disparando contra nosotros. Todos vimos cómo murieron nuestros compañeros... Todos vimos el miedo de ser alcanzados por una bala... lo que está haciendo la oposición es sanguinario, es terrorista, nos están matando.

''Amigos, ya no sabemos qué va a pasar mañana. Por favor difundan este mensaje. Enteren al mundo de lo que nos están haciendo. De corazón espero volver a verlos alguna vez, pero ya no sé que va a pasar con mi vida y con la de miles de compañeros, pero pueden matar al hombre, no a sus ideas, hasta siempre compañeros'', escribió Verónica. Y Julio que dice en otra carta que América debe despertarse ya, porque mañana será tarde para todos.

Esta noche pensaba escribir una nota de análisis, pero quise recoger las voces del silencio de los perseguidos y que sean Juan, Julio, Verónica los que hablen y digan lo que muchos medios han callado. ''No saben el dolor que hay en los barrios pobres. ¿Y para qué ha sido todo esto, sino para dominar, para bajar el precio del petróleo en el mundo, para cortar la ayuda a Cuba, para volver atrás el único proyecto de democracia que habíamos vivido? Camino por la ruta de los miserables que habían comenzado a tener esperanzas y hay silencio, pero también detrás de ese silencio siento que existe un fuego que renacerá''. Es otra voz que me llega desde lejos. Y seguramente que ningún análisis podría reemplazar todo lo que ellas nos están diciendo.

Periodistas, entre la mentira y el llanto

(SÁBADO 13) Aristóbulo Isturis fue uno de los primeros ministros en regresar, ayer sábado, a la sede del ejecutivo. Ex alcalde de Caracas y vicepresidente de la Asamblea Constituyente por su partido Patria para Todos, Isturis asegura que varios periodistas de las cadenas locales de televisión han renunciado a sus puestos, impotentes ante el gran operativo de censura y manipulación de estos medios. Y relata cómo, una vez que empezó a circular la carta del presidente, filtrada desde Orchila, a las bases chapistas, la situación empezó a dar un acelerado vuelco.

-¿Ustedes trataron de hablar con la prensa en ese momento?

-Con todos. Yo hice una rueda de prensa en mi casa. En esos momentos la televisión y la radio estaba diciendo que yo era uno de los ministros más buscados, que era un tipo peligroso y me estaba escondiendo. Lo cierto es que todos saben dónde vivo y nadie fue a buscarme. Fueron adonde mi mamá, adonde mis hermanos. Entonces tomé la decisión de ir al canal dos. Me dije pues si me matan, me matan. Hablé con el jefe de información, Andrés Izarra. Le dije, tú sabes que no es verdad, por qué sacan esas cosas. Se puso a llorar. Yo sé que esto es mentira, me dijo. Hoy renunció a su trabajo. También hablé a Radio Caracas pero apenas empecé cortaron el programa. No pudimos hablar más a ningún medio nacional. Entonces comenzamos a trabajar con la prensa internacional. Amigos periodistas empezaron a hacer boletines. Hablamos con Caracol de Colombia, con radios de España, Perú, Francia, la BBC de Londres.

-Por el desbordamiento popular que hubo, uno diría que la gente no les creyó a los medios masivos.

-Todo eso se desencadenó muy rápido una vez que nosotros logramos colar la verdad por Internet, el teléfono, las radios comunitarias, como Radio Perola o del clero progresista, como Fe y Alegría.

Ya noche, cuando los golpistas habían perdido todo, empezaron a planear cómo sacar al presidente del país.

-Para entonces el gabinete ya había recuperado el Palacio de Miraflores, ¿no?

-Claro. Pero antes el fiscal general convocó a una rueda de prensa. Para que los medios locales mordieran el anzuelo se dijo que iba a renunciar. Una vez que estuvo en vivo en todos los canales de radio y televisión, denunció que el presidente no había renunciado y que el vicepresidente Diosdado Cabello estaba vivo pero lo estaban persiguiendo en caliente para matarlo. Nosotros ya teníamos el control de Fuerte Tiuna, de Maracay, Valencia, Barquesimeto, la gente ya tenía tomada la calle.

"A los golpistas lo único que les quedaba era el presidente. La junta trató de negociar. Nos mandó un mensaje diciendo que se restituía la cosa, liberaban a Chávez y aceptaban a otro presidente que no fuera él. Nosotros no aceptamos. Pusimos como condición para conversar que pusieran a Chávez en cadena nacional. Eso fue como a las dos de la tarde. Ya después de eso ellos decidieron sacarlo del país."


* Jenaro Villamil y Blanche Petrich son reporteros del diario mexicano La Jornada. Estos son extractos de sus notas publicadas esos días.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.