Sala de Prensa

41
Marzo 2002
Año IV, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Breve historia de la
Asociación de Periodistas de El Salvador

Carlos Domínguez *

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), es una de las organizaciones de prensa más antiguas de América Latina. Fue fundada en 1936, en los albores de la Segunda Guerra Mundial.

Desde su fundación, la APES fue una organización comprometida con los regímenes de turno y los intentos de algunos periodistas de darle independencia y convertirla en una institución al servicio de los intereses nacionales fracasaron. Algunos de los periodistas que se atrevieron a desafiar al periodismo convencional de la época fueron víctimas de la represión.

Algunos periodistas que se atrevieron a mantener una posición crítica, terminaron exiliados en México, Panamá, Estados Unidos, Canadá y algunos países de Europa. El cierre de varios medios a través de la violencia, como el caso de dos periódicos y la emisora YSAX del asesinado Arzobispo de San salvador, Monseñor Oscar Arnulfo Romero, fue visto con indiferencia por los dirigentes de la APES de entonces.

Y es que el compromiso de la APES con los gobiernos militares o civiles del período autoritario de El Salvador era tal que, en algunos casos, el presidente de la Asociación era al mismo tiempo el Secretario de Comunicaciones de la Presidencia de la República. Hablar de independencia, entonces, era imposible.

Para la década de los sesentas sólo existía una escuela de periodismo que funcionaba en la estatal Universidad de El Salvador, con pocos estudiantes y en proceso de consolidar sus planes de estudio. Para los años ochenta, la guerra civil se había desatado en el país y llegaban muchos corresponsales de agencias de prensa, cadenas norteamericanas y europeas, así como de prestigiosos periódicos y revistas.

La cobertura de la guerra provocó mucho interés entre los estudiantes universitarios de periodismo, muchos de los cuales se incorporaron a los medios nacionales y extranjeros a temprana edad. Ya para 1985, la Universidad de El Salvador recibió a 186 estudiantes de periodismo y muchos periodistas jóvenes ya ocupaban puestos importantes en algunos medios, principalmente en la radio y la televisión. Se había creado la "generación de periodistas de la guerra".

Mientras la radio y la televisión, así como algunos medios extranjeros, abrían sus puertas a los jóvenes estudiantes de periodismo, los periódicos vieron con más recelo a los periodistas salidos de la universidad. Esa nueva generación fue incorporándose a la APES, a pesar de que persistía la desconfianza. Luego se incorporarían más jóvenes periodistas egresados de varias universidades que crearon la carrera.

Con la llegada de la paz, en 1992, la APES había recibido el ingreso de muchos jóvenes, algunos de los cuales cubrieron la guerra y tuvieron una formación universitaria que les inculcó la necesidad de un ejercicio periodístico honesto y responsable.

Desde mediados de los años ochenta la APES experimentó señales de cambio, no sólo con el ingreso de la nueva generación de periodistas universitarios, sino que con la llegada de algunos de ellos a la Junta Directiva. Pero fue en 1997 cuando se produjo el cambio generacional definitivo.

Una Junta Directiva totalmente joven fue elegida en una asamblea general calificada por muchos periodistas como "histórica". La llamada "vieja guardia" fue relegada de la dirección de la APES y con ello se inició un proceso que le daría a la Asociación un papel más activo en la sociedad y la convertiría en interlocutor de diversos sectores de la vida nacional. Desde el Presidente de la República, los diputados de la Asamblea Legislativa, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, ministros y dirigentes políticos y sociales se reúnen con los dirigentes de la APES.

Directivos de la APES y el director de la Policía Nacional Civil se reúnen ahora para buscar solución a problemas enfrentados por la prensa con los agentes del orden, mientras que el Congreso analiza una propuesta de reforma de las leyes penales interpuesta por la Asociación.

Una de las primeras tareas que realizó la nueva dirigencia de la Asociación fue la reforma de sus estatutos, en la que daría más participación a sus miembros, eliminaría algunos obstáculos para el ingreso de nuevos socios y sustituyó al tribunal de honor por una Comisión de Etica. De 50 miembros la APES pasó a tener en corto tiempo cerca de 300 afiliados y a ganar la confianza entre el gremio periodístico y la sociedad en general.

En junio de 1998, la APES eligió nuevamente su junta directiva, integrada totalmente por jóvenes periodistas. Definió su plan de trabajo en cuatro áreas:1, la defensa de la libertad de expresión y de prensa; 2, la profesionalización de los periodistas; 3, la dignificación de los periodistas salvadoreños y 4, la interrelación de la APES con los otros organismos nacionales y extranjeros que trabajan por una sociedad más democrática.

El 30 de septiembre de 1999, en un hecho histórico para el periodismo salvadoreño, la APES presentó al país el Código de Etica de la Prensa de El Salvador, el primer documento de este tipo en el país. El Código, establece en el segundo artículo, que el periodismo debe estar siempre al servicio de la verdad, la justicia, la dignidad humana, el Estado democrático y la cultura de la tolerancia.

Ahora, la APES trabaja de la mano con organismos no gubernamentales o internacionales, universidades e instituciones del Estado, en una serie de esfuerzos orientados a elevar el profesionalismo de la prensa salvadoreña, la defensa de la libertad de prensa y mejorar las condiciones de trabajo de los periodistas.

Pese a que no cuenta con los recursos deseados, la APES realiza esfuerzos para poder, con la cooperación privada o de organismos internacionales, ejecutar los diversos proyectos.


* Carlos Domínguez es relator de la Comisión de Libertad de Expresión de la Asociación de Periodistas de El Salvador. Esta es su primera colaboración para Sala de Prensa.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.