Sala de Prensa

41
Marzo 2002
Año IV, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


El apocalipsis informativo

Horacio Verbitsky *

Queridos amigos

Quiero compartir este premio con el centenar de periodistas que fueron secuestrados, torturados y asesinados bajo el terrorismo de Estado en la Argentina. En esos años, treinta mil personas fueron hechas desaparecer. Este inaceptable atentado a la dignidad humana es una mancha indeleble en nuestra historia.

El Comité para la Protección de los Periodistas, CPJ, nos ayudó entonces a llamar la atención del mundo sobre el sufrimiento del pueblo argentino, desde el momento en que nuestro colega Jacobo Timerman fue secuestrado por la dictadura militar y su diario, La Opinión, confiscado y puesto bajo la dirección de un general del Ejército. Y el CPJ de nuevo nos está ayudando ahora a librarnos de las anticuadas leyes que castigan la difamación a funcionarios públicos con penas de cárcel y que, en forma menos directa que los métodos de la dictadura militar, también amenazan la libertad de expresión.

El año pasado la organización que integro, Periodistas, organizó junto con CPJ un seminario en Buenos Aires para impulsar la aprobación en la Argentina y en los demás países de la región de una ley que incorpore a nuestra legislación la norma de la real malicia, tal como fue establecida por la Corte Suprema de los Estados Unidos en 1964. Estamos esperando que el presidente Fernando De La Rúa cumpla con el compromiso que asumió y envíe al Congreso el proyecto de ley por el cual ningún ciudadano arriesgará su libertad en función de lo que diga o escriba.

Permítanme transmitirles ahora con sinceridad el punto de vista de un periodista extranjero sobre los hechos recientes que ocurrieron aquí. Después de los atroces ataques terroristas del 11 de septiembre, los Estados Unidos pueden sentir la tentación de rebajar sus elevadas normas de libertad de expresión, de restringir sus propias libertades y de ignorar el sufrimiento de otros pueblos.

Leemos en la prensa estadounidense que las reglas del debido proceso y el derecho de defensa están en peligro y que hasta ha llegado a discutirse el empleo de la tortura. Oímos a vuestro presidente decir que hay que elegir entre estar "con nosotros o en contra de nosotros". Peor aún, vemos la enorme popularidad de este enfoque.

En este contexto la experiencia argentina puede resultarles útil, pese a las obvias diferencias que existen entre nuestras respectivas culturas políticas e historias. En nuestro país hemos aprendido que el sacrificio de las libertades civiles y de los derechos humanos en nombre de la seguridad, tiene efectos devastadores; que en ninguna circunstancia los valores civilizados pueden ser defendidos por cualquier medio; que nuestro compromiso como periodistas debe ser con la verdad, no con gobierno alguno; que, como enseña la teología, las batallas entre el Bien Absoluto y el Mal Absoluto, conducen al Apocalipsis.

Una vez más, muchas gracias por este afectuoso reconocimiento.


* Traducción del discurso de Horacio Verbitsky al recibir el Premio Internacional a la Libertad de Prensa del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, con sede en Nueva York) el 20 de noviembre de 2001.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.