Sala de Prensa


4
Marzo 1999
Año II, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


No disparen, soy periodista

Luis Fernández *

En el ejercicio de nuestra profesión, muchos periodistas hemos sentido la mirada inquisidora sobre nuestras espaldas cuando escribimos un artículo que de alguna manera afecta a un gobierno, sus fuerzas militares o la Iglesia.

Ese es un caso muy común para los periodistas latinoamericanos y en particular para los colombianos, sobre todo en los últimos 20 años.

Desde la década del setenta, personajes desconocidos hasta entonces se convirtieron en piezas claves de la sociedad política de Colombia. Tiempo más tarde, estos mismos hombres fundarían la época de terror más escalofriante que jamás haya vivido el país. Con dinero proveniente del narcotráfico, establecieron fuertes empresas y hasta colocaron a un par de presidentes en sus curules, además de senadores, alcaldes, gobernadores, policías, sacerdotes y desgraciadamente, periodistas, con el fin de verse totalmente beneficiados.

Estos hechos marcaron también una nueva etapa en el periodismo colombiano. Atentados, amenazas, bombas colocadas en las instalaciones de medios de prensa, y, por supuesto, el destierro y hasta el asesinato de varios periodistas, fueron dolorosas experiencias que, con el tiempo, han convertido al comunicador colombiano en un "corresponsal de guerra permanente".

Ocho periodistas asesinados en lo que va de 1998, dejan ver la grave situación de la prensa en Colombia.

Actualmente se juega en Colombia a un proceso de paz con un larguísimo camino por recorrer. En medio de todo esto –para nadie es secreto– se crean fuertes divisiones políticas en pro del protagonismo. Mientras tanto, al periodista le toca desempeñar el papel del subversivo, al presionar por una solución inmediata que garantice la armonía dentro del país y defender la libertad de expresión.

Pero, ¿hasta cuándo seguirán matando a periodistas en Colombia? Obviamente, necesitamos de la unión, de hacernos sentir ante los comités mundiales defensores de los derechos humanos, la Cruz Roja Internacional, Amnistía Internacional y todos los organismos participantes, con el fin de crear leyes para la protección de los periodistas en zonas de conflicto, independientemente de qué tipo de conflicto se trate.

El Comité de Protección a Periodistas es un organismo sin ánimo de lucro, cuya única misión es promover la creación de estas reglas para un mejor desarrollo del periodista en tiempos y en países en crisis.

Todos podemos colaborar enviando faxes, mensajes electrónicos y cartas a la presidencia de Colombia, Amnistía Internacional, organizaciones de derechos humanos, Cruz Roja Internacional y a todos los directivos y periodistas de América Latina y del mundo, con el fin de que se adopten medidas que ayuden a prevenir los crímenes en contra de la prensa. Nuestros muertos nos lo exigen.


* Luis Fernández es miembro del Comité de Protección a Periodistas de Colombia. Este texto se reproduce de la revista Pulso del Periodismo, con autorización de su editor.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.