Sala de Prensa


37
Noviembre 2001
Año III, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Los medios peruanos:
en busca de la credibilidad perdida

Rosa Zeta de Pozo *

Desde el año pasado todos intuíamos que muchas cosas en la prensa peruana no eran claras, aunque Fujimori se encargara de afirmar por todos los medios que la libertad de prensa en el país estaba garantizada.

Si hacemos un balance de la actuación de los medios peruanos en el 2000-2001 encontraremos facetas positivas y negativas. Lamentablemente los aspectos negativos de prensa sobornada, parcializada, progubernamental, difamatoria, desinformadora, son los que han tenido mayor eco y en consecuencia han causado mayor daño al periodismo peruano;1 sin embargo también debemos destacar aspectos positivos como el de la prensa que, a pesar de las dificultades, y con investigaciones periodísticas serias2 reveló una serie irregularidades gubernamentales.

Descubrimientos que las entidades gubernamentales negaron sin investigación previa, ni identificación de los involucrados como corresponde y que, como afirma Ricardo Uceda, son cosas que sorprenden ahora (vladivideos), pero que ya habían sido publicadas y cuestionadas por medios independientes.

CORRUPCION Y PERDIDA DE CREDIBILIDAD

El profesor norteamericano John Virtue en el artículo "Quién corrompe a los periodistas", luego de presentar diversos casos de soborno a periodistas y de trabajar con ellos en talleres de ética, llega a la conclusión "que los grandes corruptores de los periodistas son los políticos. Pero rara vez existe documentación de estos pagos".

Nosotros hemos rebasado esas afirmaciones y aunque no existe esa documentación escrita de registros, presupuestos asignados o cheques, somos testigos cada día, vía imágenes, de los diversas negociaciones que el exdirector del SIN realizaba con algunos dueños de medios para someter la independencia que les compete a unos serviles intereses particulares .

Pero tenemos más, históricamente siempre se ha estudiado los continuos ataques a la libertad de prensa en el Perú, en los diversos regímenes de gobierno, y el acontecimiento más conocido en esta línea ha sido la censura manifiesta del gobierno revolucionario de Velasco. Eran medidas de presión duras, pero externas, provenían del todopoderoso gobierno ; y también recordamos en esa época difícil para el periodismo peruano, a medios que prefirieron el cierre a la pérdida de la independencia informativa.

Ese esquema, lamentablemente, también ha sido quebrado en nuestros días. Actualmente comprobamos que no son sólo algunos periodistas que se han convertido en serviles, con todas las consecuencias éticas que esto tiene, sino que los dueños de las empresas también han sido comprados. Los políticos pagan buscando voces influyentes y los que debían establecer y defender los cánones de independencia como un principio sólido para el ejercicio de la profesión, renunciaron a sus deberes.

La consecuencia inmediata de todo este balance negativo de la actuación profesional, salvo las honrosas excepciones mencionadas, es la pérdida de credibilidad en los medios. Sabemos que la ética es un factor necesario para sostener el activo más importante y poderoso de la empresa periodística que es la credibilidad.

¿CÓMO RECUPERAR ESTA CREDIBILIDAD?

Creo que siendo conscientes de nuestra identidad profesional. No es ocioso entonces recordar con Soria que la identidad de la profesión informativa consiste en realizar la justicia, cumpliendo libremente el deber de informar. Y que esto se demuestra,como afirma Desantes, con actos profesionales, actos humanos, actos informativos, actos de justicia encuadrados en procesos comunicativos.

Esa identidad debe ser coherente con una trayectoria profesional, con una actitud honesta en la cobertura informativa, con una personalidad íntegra que no se deja influenciar indebidamente por quienes usan su poder para oponerse al interés público y que en consecuencia nunca olvida que la causa final del trabajo informativo cotidiano es el bien común y la satisfacción del derecho a la información de todos los peruanos.

Si no nos quedamos en la espectacularización de los vladivideos,3 nos daremos cuenta que con la intervención del gobierno fujimontesinista se han relativizado muchos principios claves de la labor informativa, perdiendo su verdadero significado.

PRINCIPIOS CLAVES DE LA LABOR INFORMATIVA

TERGIVERSACIÓN DE LOS PRINCIPIOS

La verdad como la esencia de la información y la independencia como elemento indispensable para su consecución Desinformación o información tendenciosa
La primacía de intereses del bien común sobre los intereses particulares Primacía de los intereses políticos y de los empresarios
La calidad de los contenidos informativos Los contenidos en función de intereses gubernamentales
La prioridad de los temas de fondo sobre los triviales Temas triviales : talk shows, cómicos
Una solvencia económica y transparencia empresarial que permita la independencia en la labor informativa Dependencia económica: refinanciación de deudas, compra de acciones para ser socio mayoritario
La idónea orientación de la opinión pública Manipulación de la opinión pública
El público como sujeto al que pertenece la información El empresario como dueño de la información
Un trabajo periodístico en equipo que involucra a los dueños, a los directores, a los periodistas y al público Compromiso del dueños de los medios con el SIN
Estado garante de la libertad de prensa Estado controlador de la información

Como vemos, los periodistas podemos situar correctamente estos conceptos y recuperar la credibilidad del público en los medios. Tenemos que trabajar en ello; los medios independientes deben fortalecerse aún más y los débiles deben rectificar para ganarse un espacio: necesitamos un periodismo vigilante y no cautivo.

DESAFIO DE LOS PERIODISTAS

Históricamente podemos decir que los conflictos entre la prensa y la política son añejos y que difícilmente cambiará el panorama, por lo tanto debemos ser conscientes de que la libertad de prensa en el Perú implica responsabilidades.

Rescatando estos aspectos positivos debemos afirmar que el énfasis mayor está en la necesidad de ser cada vez más independiente ya que sin independencia, como venimos comprobando, es imposible el ejercicio de la profesión. Independencia del gobierno, de los funcionarios públicos, de los partidos políticos, de los grupos económicos, sólo con esa transparencia la prensa puede constituirse en un sistema institucional de control, ético y confiable, porque goza de credibilidad. Prensa independiente, pero responsable socialmente

Otro desafío a lograr es el de la solvencia económica y de la claridad empresarial que permita una independencia en la labor informativa, es necesario conciliar entre la rentabilidad del medio y el servicio periodístico.

Debemos formar al público para que sepa exigir sus deberes a la prensa y a todas las instituciones públicas y privadas cuya función es trabajar por el bien común del Perú y sus habitantes y a la vez a exigirse como ciudadano.

Pero también es importante que el público tome conciencia del papel que el Estado tiene en su relación con los medios. Debemos saber que el derecho humano a la información ha cerrado el camino a toda configuración de la información como asunto "more" político, y que el Estado no tiene un poder de prerrogativa sobre la Información y cuando se corrompa, se omita, o se prostituya la información podrá decirse que se ha inferido una herida grave a la justicia porque como afirma Desantes, la información es un acto de justicia.

El gobierno transitorio, con la firma de la Declaración de Chapultepec, se comprometió a ser un Estado que debe garantizar y respetar el ejercicio periodístico y la libertad de prensa, impidiendo las agresiones y promoviendo en cada caso la investigación y sanción por los órganos competentes. A ser un Estado que no discrimina y tampoco privilegia a medio alguno; los privilegios ponen en riesgo la libertad de informar. El Estado debe poner a disposición de los ciudadanos la información pública . El presidente Toledo ha ratificado esta posición al garantizar, el dia del periodista, su respeto por la libertad de expresión y la no intervención gubernamental; debemos mantenernos vigilantes.

Otro reto es el relacionado directamente con la formación profesional y ética que permita a los informadores actuar libremente y con criterio.

Los periodistas podemos tornar las experiencias negativas de un poder periodístico sometido al poder político en un poder de servir al Bien Común o mejor aún, terminar con el mito de la información como poder para quien la controla y afirmar con Soria que la información más que un poder, es un derecho y un deber.

______
Notas:

1 Periódicos "Chicha": El Tio, El Chino, El Men, Ajá etc.; diarios como Expreso, canales de televisión como América, CCN, y Frecuencia Latina en mano de los socios minoritarios .

2 Diarios como El Comercio y La República; revistas como Caretas; canales como Canal N y emisoras de radio como RPP y CPN.

3 Sem denomina Vladivideos a los videos grabados por el exasesor del Servicio de Inteligencia Nacional, en los que se muestran diversos actos de corrupción.


* Rosa Zeta de Pozo es profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Piura, en Perú. Esta es su primera colaboración para Sala de Prensa.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.