Sala de Prensa


36
Octubre 2001
Año III, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Las megafusiones de la comunicación: el mundo bajo control

¿Quién informa de qué guerra?

Enrique Maza

En las dos últimas décadas del siglo XX se crearon inmensos conglomerados de medios de comunicación, los megamedios, corporaciones gigantes que invirtieron en televisión, cablevisión, prensa, radio y computación.

Mediante la inversión de miles de millones de dólares, los medios se fundieron con compañías comerciales y les quitaron su inicial y verdadera razón de ser: se convirtieron en un negocio y dejaron de ser un servicio.

Los 12 imperios dominantes son: Disney Capital Cities-ABC; Time Warner-Turner (N. de la R. vendida a AOL después de la publicación de este artículo); News Corporation, de Rupert Murdoch; Bertelsman, de Alemania; General Electric-NBC; Westinghouse-CBS, hoy CBS Inc.; Newhouse/Advanced Publications; Viacom; Microsoft; Matra-Hachette-Filipacchi; Gannett; Tele-Communications Inc. (TCI), coloso de cablevisión.

El doctor en ciencias políticas Dean Alger, que ha enseñado en Minnesota, Dakota del Norte y California, y dirigido importantes estudios en Harvard, publicó en 1998 un análisis sobre el surgimiento de los grandes imperios de los medios de comunicación, sus compraventas, sus conglomerados corporativos. El libro se titula: Megamedios. Cómo dominan los medios de comunicación, distorsionan la competencia y ponen en peligro la democracia las corporaciones gigantes. Fue publicado por Rowman & Littlefield Publishers, Inc. A continuación se presenta una síntesis, que permite entender lo que son los medios actuales, sobre todo en tiempo de elecciones.

El impacto de los megamedios

Alger explica el porqué de su libro. Los medios de comunicación son indispensables para el funcionamiento de la democracia y, en general, tienen un efecto profundo en la sociedad. Para saber si el proceso democrático de nuestra sociedad funciona, cómo funciona, si no funciona y quién lo desvía, es necesario saber de quiénes son y quiénes controlan los medios de los que dependemos para la información, para el intercambio de ideas y para la confiabilidad de imágenes y mensajes. En los medios se da, en buena parte, la conversación de la sociedad, la posibilidad de informarse y de informar, de expresar las ideas y de confrontarlas con otras. De ahí la preocupación de que la gran mayoría de los medios más importantes caigan cada vez más bajo en el control de un pequeño número de corporaciones o de personas, evidentemente ricas y poderosas, porque pueden usar –y lo hacen– los medios de comunicación en favor de sus intereses económicos, políticos o ambos.

Un ejemplo. Ted Turner, dueño, en parte, de uno de los más grandes imperios de la comunicación (N. de la R. Que luego habría de vender a AOL), dice de Rupert Murdoch, otro de los grandes dueños: "Me preocupa el inmenso control que este hombre está adquiriendo. Como el antiguo Führer, Murdoch controla los medios para su beneficio personal: dinero y poder. Piensa que debe usar sus medios para impulsar sus propios objetivos políticos. El hombre es una bolsa de basura, porque dedica sus periódicos al escándalo, al sexo, al crimen cenagoso, para apelar a los más bajos intereses humanos".

Aumentan los periódicos que caen bajo el control de los creadores de imperios de los medios, que no tienen ningún compromiso con la sociedad, con la democracia, con la conversación social, sino que sólo "ordeñan sus propiedades de la comunicación para sacar el mayor dinero posible". La independencia y la diversidad de la prensa responden a la necesidad de que la información no esté ligada a los intereses de nadie, ni del gobierno, ni de los grupos de interés, ni de las corporaciones, ni de los intereses financieros.

Cuando la General Electric se apoderó de la cadena NBC, el jefe de GE, Jack Welsh, instaló a su hombre Bob Right a la cabeza de la cadena de televisión. Right le dijo a Larry Grossman, presidente de la sección de noticias de la NBC: "Ahora trabajas para General Electric, y las noticias no son el núcleo del negocio". Gerry Solomon trabajó en los noticiarios de la NBC durante 17 años. Al expirar su contrato, en 1991, renunció y explicó: "Ha cambiado la definición de calidad desde que llegó la General Electric. Ya no se trata de la calidad del reportero, sino de la calidad de las ganancias. Welsh y Right hablan de costos, y los periodistas hablamos de esas cosas banales como credibilidad, vocación y calidad profesional de las noticias, que no son cuantificables para General Electric".

E. L. Doctorow, novelista, habla de la publicación de libros en manos de las corporaciones: "La administración corporativa cambia el gusto, simplifica lo complejo, contrata al personal que le dé lo que quiere, gradualmente va cambiando la naturaleza de los libros mismos y crea algo distinto: casi-libros, no-libros, libros-vaina (libros como chícharos en vaina), igual que hacen con los alimentos empacados para ventas rápidas y distribución masiva de sabores artificiales".

El control de los medios de comunicación se concentra cada vez más en las corporaciones gigantes. Un buen número de estudios de las ciencias sociales demuestra que los medios tienen un impacto poderoso en el proceso político. Y muchos estudios demuestran que los medios están jugando un papel muy pobre en cuanto a proporcionar a los ciudadanos la información y el análisis en los procesos políticos y en las campañas de los candidatos, sobre todo porque las noticias se enfocan al juego político, al conflicto y a lo escandaloso.

Le importa a la sociedad saber quién es dueño de los medios de comunicación y cómo los usa para transmitir, o para no transmitir, o para distorsionar la información y las imágenes que pesan en el proceso democrático. El diálogo de la democracia depende, en gran medida, de los omnipresentes medios de comunicación.

Las consecuencias

Lawrence Grossman, antiguo presidente de NBC, observa: "Unos pocos conglomerados, que no tienen ninguna responsabilidad directa con el público, ejercen un poder extraordinario sobre las ideas y la información que el público recibe". La mayoría de la gente descansa en los medios –televisión, periódicos, radio, revistas y libros–, para informarse y formarse una opinión sobre los asuntos públicos. Y éstos son los medios que controlan, cada vez más, corporaciones de megamedios que, además, aumentan su control sobre el entretenimiento de la gente. Murdoch: "Todos los periódicos circulan para obtener ganancias. Yo no dirijo nada por respetabilidad".

Dean Alger distingue los campos de preocupación por el impacto de los megamedios: 1) Competencia económica injusta y distorsión de los principios del mercado. 2) Competencia desleal en el campo de la información y de las ideas a través de un dominio generalizado y de una eliminación de fuentes alternas y competitivas. 3) Deterioro de las noticias y de los materiales referentes a los asuntos públicos. 4) Degradación de la información, de los reportajes, de los artículos y de los espectáculos de entretenimiento, con el impacto consecuente en la sociedad.

Cuando la General Electric compró la NBC y la RCA, ya producía un ingreso anual de 50 mil millones de dólares. Jack Welch puso a Bob Right al frente de la cadena. Right explicó al personal de NBC: "Las noticias son un producto demasiado caro para nosotros y la NBC es un dinosaurio. Su presupuesto es de 200 millones al año. Pero nosotros no vamos a salir, con ustedes como socios, a gastar 200 millones en algo que ustedes piensan que es bueno, pero que nosotros no pensamos que sea una prioridad". Y los ejecutivos de General Electric, igual que los ejecutivos que tomaron el mando de CBS y de ABC, procedieron de inmediato a hacer recortes de magnitud en la división de noticias y eliminaron a numerosos corresponsales y otras fuentes y recursos de información. Los noticiarios disminuyeron notablemente su capacidad para cubrir las noticias y sufrieron la presión de los corporativos para aumentar audiencias y ganancias y para concentrarse en historias baratas de crimen, escándalos y celebridades. Disminuyó sensiblemente la cobertura de los asuntos públicos.

El politólogo Robert Dahl destaca los dos criterios primarios del proceso democrático: participación efectiva y comprensión informada. De ahí que los medios de comunicación pública deban asegurar una información adecuada. "Este criterio impide justificar los procedimientos que disminuyan o eliminen información que pueda causar cambios de opinión en los ciudadanos o que pueda proporcionar más acceso a unos ciudadanos que a otros a información de importancia crucial".

La Suprema Corte de Florida: "El derecho del público a conocer todos los aspectos de una controversia y, a partir de esa información, hacer una elección ilustrada, se está poniendo en peligro por la creciente concentración de la propiedad de los medios masivos en menos y menos manos, de lo que resulta una forma de censura privada". La democracia, dice Dahl, "es el proceso por el cual los ciudadanos comunes ejercen un grado relativamente alto de control sobre sus líderes". Y eso es lo que obliga a poner atención en el clima general que se crea en la sociedad.

El comunicólogo George Gerbner: "La conciencia común de lo que es importante y de lo que es correcto, es ya, en gran medida, un producto manufacturado. El modo como reflexionamos sobre las cosas, actuamos sobre ellas e interactuamos unos con otros se funda en nuestra habilidad para componer imágenes, producir mensajes y usar complejos sistemas de símbolos. Un cambio en esa habilidad transforma la naturaleza de los asuntos humanos. Hoy estamos en medio de esa transformación, que brota de la producción masiva de símbolos y de mensajes, una nueva revolución industrial en el campo de la cultura. Junto con otros cambios dramáticos, hemos alterado el ambiente simbólico que da significado y dirección a los asuntos humanos".

Dean Alger concluye: "Los medios de hoy presentan noticias y entretenimiento deteriorados. Ven el poder, el dinero y la corrupción como los valores de la sociedad civil y como la forma dominante de comunicación pública, sobre todo desde la televisión". Como dijo Ambrose Bierce cínicamente: "La política es la conducción de los asuntos públicos para la ventaja privada". Para eso es necesario "conceptualizar y reforzar una condición muy atomizada de la ciudadanía".

Cuando una organización tiene miles de millones de dólares en ingresos, controla miles de empleos y produce impuestos sustanciales, sus jefes tienen mucha influencia en el sistema político. El dinero se convierte en elemento clave del proceso político. Y cuando esa organización, además, controla medios de comunicación, se vuelve una poderosa fuerza política y social.

El senador Robert Dole hacía campaña para la Presidencia en Kansas, su estado natal, y en pocos días iba a visitar Iowa. Era diciembre de 1995. Habló en su discurso contra ciertos programas de la televisión, como los concursos, y propuso subastar los premios para obtener fondos públicos. Cuando llegó a Iowa, lo esperaba una carta del señor Evans, director de Spectrum Communications, que decía: "Si en los próximos días no ha cambiado su opinión y no ha hecho público su cambio, perderá mi apoyo. Me veré forzado a utilizar nuestros recursos (11 estaciones de televisión) para informar a la audiencia, en todos nuestros mercados, de sus planes para destruir la libertad de la televisión".

Lee Bollinger, decano de la Facultad de Leyes de la Universidad de Michigan: Los medios de comunicación –prensa, televisión y radio– "pueden excluir importantes puntos de vista, operar como cuellos de botella en el mercado de las ideas. Pueden distorsionar el conocimiento de los asuntos públicos, no sólo por omisión, sino por falseamiento. Pueden ejercer una influencia adversa de maneras sutiles, enfatizando lo que quieren, callando lo que quieren, diciendo medias verdades, jugando con los prejuicios, infundiendo miedo en la gente, fomentando la ignorancia y apelando a la mezquindad. Y esta preocupación se vuelve más seria conforme se van haciendo más pocos los que controlan los medios".

James Squire, periodista, que fue editor del Chicago Tribune: "En su lucha por la relevancia y por la seguridad económica en la era de la información moderna, la prensa, como institución, parece ya dispuesta a negociar su tradición y su responsabilidad pública por lo que sea que produzca un dólar".

 

Los gigantes

Enrique Maza

Cuatro ejemplos, entre los 12 grandes, de lo que son y tienen los actuales dueños de los medios de comunicación, las compañías de los megamedios metidas al periodismo, con datos de 1998.

Disney-CAP Cities-ABC

–Cadena ABC TV. Programas de noticias: Good Morning America, Prime Time Live, Nightline...; ABC Sports. Cuenta con 223 estaciones de televisión afiliadas, que cubren todo Estados Unidos. Además, Cadena de Radio ABC, con 2 mil 900 estaciones afiliadas que llegan a más de 122 millones de personas cada semana. Son dueños de nueve estaciones VHF de televisión, de ellas, cinco están entre las 10 grandes de Estados Unidos, y una estación UHF de TV. Son dueños de 14% de Young Broadcasting, con ocho estaciones de TV.

–Canal Disney. 80% de ESPN cable y ESPN internacional, que llega a 70 millones de suscriptores en Estados Unidos y a 105 millones en más de 160 países, además de ESPN2; 50% del canal por cable Lifetime; 37.5% de Arts & Entertainment. Disney Inte-ractive, programas de educación y entretenimiento para computadora y juegos de video. Asociación con tres compañías telefónicas.

–Internet: ABC Online; producción de televisión, películas, videos, música.

–Estudios Disney de televisión y de cine. Compañía de televisión Buena Vista. Producción de videos Buena Vista Home Video. Compañías cinematográficas Miramax y Touchstone. Distribuidoras Buena Vista Pictures Distribution y Buena Vista International, que distribuyen las películas de Disney y de Touchstone. Discos Walt Disney y Discos Hollywood.

–Publicaciones: Alrededor de 40 semanarios. Revistas: Discover, Women’s Wear Daily, Los Angeles Magazine, Institutional Investor; además, la editorial Disney, que incluye, entre otras revistas, Family Fun y ESPN Magazine. Publicaciones Chilton: autos, acero, alimentos, periódicos de comercio y libros. Guilford Publishing Co. y Hitchcock Publishing Co., y otras editoriales pequeñas, más una serie de periódicos médicos.

–Parques temáticos, parques de diversión y viajes: Disneylandia, Disney World, Disney World Resort. Propiedad parcial de Disneylandia de París y Disneylandia de Tokio. Doce hoteles de veraneo. Club Disney de Vacaciones. Expansión, en 1997, hacia el negocio de cruceros.

–TV internacional, películas y transmisiones: 50% de Tele-München Fernseh GmbH & Co., compañía productora de cine y de televisión, de Munich. 50% de RTL Disney Fernseh GmbH & Co., compañía comercial de transmisiones de entretenimiento, Munich. 23% de RTL 2 Fernseh GmbH & Co., compañía comercial de transmisiones, Munich. 37.5% de TM3 Fernseh GmbH & Co., compañía comercial de transmisiones para mujeres, Munich. 20-33% de la cadena Eurosport, de Spanish Tesauro SA TV y del sistema escandinavo de transmisiones, con canales en Austria, Hungría y Finlandia. 20% de TVA, compañía brasileña de televisión de paga.

–Otros: Más de 500 tiendas Disney, más las licencias de los productos Disney. El equipo profesional de hockey los Mighty Ducks. 25% de los Serafines de California, en el beisbol de las Grandes Ligas.

–Conexiones de negocios con otras corporaciones de megamedios: Con Bertelsmann, TCI, Hearst Coporation, Kirch y otras compañías de medios y de teléfonos.

Time-Warner-Turner

(N. de la R. Este texto fue publicado en Proceso, antes de que el consorcio fuera comprado por AOL.)

–Revistas: Time, Sports Illustrated, Fortune, People, Money, Parenting, In Style, Sunset,

Health, Martha Stwart Living, Entertainment Weekly, Teen People; 83.25% de American Lawyer, 50% de D.C. Comics y otra docena.

–Cadena de televisión: Warner Bros. (WB), la quinta cadena de televisión en Estados Unidos. Time Warner Cable, con 12 millones de suscriptores (dato de 1996). Canales de televisión por cable: CNN, CNN International, TBS, TNT, Noticiero Headlines. Películas Clásicas Turner, Cartoon Network, HBO, Cinemax, parte de Comedy Central, E! Entertainment, Court Room Network, Black Entertainment Network, Canal Sega, Time Warner Sports.

–Radiodifusoras y cable internacionales: Una parte importante de N-TV de Alemania, Sky Network Television de Nueva Zelanda, Canal VIVA, canal europeo de música por cable, y el Classic V canal de música de Asia.

–Películas, TV, producción de videos y salas de cine: El estudio de filmación Warner Bros., los estudios de producción de televisión Warner Bros., Video Warner Bros., Video Mundial Turner, películas Turner, las compañías de producción cinematográfica Castle Rock Entertainment y New Line Cinema, las filmotecas Warner Bros. y Turner (que incluye más de 3 mil películas clásicas de los antiguos estudios de cine MGM y RKO), las caricaturas Hanna Barbera, y cientos de salas de cine alrededor del mundo (Cinemax) con más de mil pantallas.

–Editoriales: Libros Time-Life; Little, Brown & Co.; Warner; Oxmoor; Sunset, y el Club Book-of-the-Month.

–Productoras de discos: El Grupo Warner Music es una de las cuatro compañías productoras de discos musicales más grandes del mundo. Incluye: Discos Warner Bros., Atlantid Recording/The Atlantic Group, Elektra Records/Elektra Entertainment Group, Warner/Chapel Music; WEA Inc.

Internet y colaterales: CNN Interactive WWWebsite, Turner New Media (CD-ROM, etcétera).

–Equipos y promociones deportivas: Los Bravos de Atlanta (beisbol, Ligas Mayores), Atlanta Hawks (equipo de basquetbol de NBA), Campeonato Mundial de Lucha, Goodwill Games.

–Otros: Six Flags Entertainment, parque Movie World de Warner Bros. Más de 150 tiendas Warner Bros.

–Conexiones con otras corporaciones de megamedios: Telecommunications Inc. (TCI) era dueña de 21% de Turner Braodcasting antes de la fusión de ambos. Time Warner y Turner, ahora unidas, tienen 46% de los 62 millones de suscriptores a televisión por cable. Viacom, Sony, Bertelsmann, News Corp., Kirch (alemana), EMI, Tribune Co., y otras.

Corporación de noticias Murdoch

–Periódicos: En Australia: 127 diarios y semanarios (dos tercios de todos los periódicos de Australia), incluido el Australian, único periódico nacional y el South China Morning Post, principal periódico de Hong Kong. En Gran Bretaña: Times, Sunday Times, Sun, News of the World y Today. En Estados Unidos: New York Post, Boston Herald, San Antonio Express-News. En Budapest, Mai Nap y Reform.

–Revistas: TV Guide, New York, Daily Racing Form, Seventeen, Elle y otros periódicos y revistas en Australia, Estados Unidos y Europa.

–Televisión: Fox TV Network, EU. 22 estaciones de televisión en Estados Unidos (nueve entre las 10 de mayor audiencia); tres en Australia. Propiedad de 32.6% de Blackstar Communications (tres estaciones); 25% de SF Communications (cuatro estaciones); 15% de Seven Network en Australia.

40% de BSkyB, televisión por satélite dominante en Gran Bretaña, que tiene 40% de Granada Sky Television, grupo de canales en Inglaterra. 49.9% de VOX de Alemania; 50% de Foxtel en Australia; STAR TV en Asia; 49.9% de Zee TV en India; Canal Fox y 30% de Sky en Latinoamérica, principalmente en México y en Brasil; 50% de Canal V en Asia; 45% de Phoenix Satellite TV Co. de Hong Kong. Más porcentajes minoritarios en Jsky de Japón y en Sky Radio de Gran Bretaña.

Cine: Twentieth Century Fox (películas y producción de TV); Fox 2000, Fox Searchlight, Fox Family Films, Fox Animation Studios, Fox Studios (Australia). Fx y Fxm canales de cable. Channel Entertainment. MTM Entertainment (producción y distribución de TV). 37.5% de Guthy/Renker. Fox News Channels. The Family Channel. Fit TV canal de cable. Operaciones Fox Video en Francia, Alemania, Gran Bretaña, Nueva Zelanda, España y el Lejano Oriente. 50% de Fox/Liberty Media, con TCI. A través de Fox/Liberty Media, 50% de Fox Sports Net.

–Editoriales: HarperCollins, en Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia. Ballinger Publishing Co. Barnes & Noble, CineBooks Inc. Zondervan Corp. (música y libros religiosos). Geographia Ltd. (mapas y guías) GB. Marshall Pickering Holdings (ediciones e impresiones) GB.

–Otros medios: News Electronic Data. 71% de Sky Radio, GB. News Datacom Ltd. Multimedia Ltd. y Broadsystem Ltd. de GB. 50% de Beijing PDN Zinren (tecnología de información). New World International/Genesis Entertainment. New World Sales and Marketing. Un porcentaje de la agencia de noticias Reuters.

–Otras propiedades: 50% de Ansett Transport Industries (industrias del transporte), incluida la aerolínea Ansett. Los Dodgers de Los Ángeles; la liga de Rugby en Australia.

–Conexiones con otras corporaciones de megamedios: En la primavera de 1995, MCI Communicatios Corp., la segunda compañía telefónica de larga distancia en Estados Unidos accedió a invertir hasta 2 mil millones de dólares en la News Corp. de Murdoch para desarrollar nuevos elementos en la "supercarretera de la información". Otras asociaciones de Murdoch, de diversa magnitud, han sido con: Time Warner, Viacom, Universal, PolyGram, Sony, Bertelsmann y otros.

General Electric-NBC

–Televisión: Cadena NBC, con los programas NBC Nightly News, Today Show, Dateline NBC, Meet the Press; más de 200 estaciones locales afiliadas. Es propietaria de 11 estaciones locales de televisión y alcanza el 25% de los hogares de Estados Unidos. CNBC canal de cable. Inversión

En los canales/cadenas de cable: American Movie Classics, Arts & Entertainment, Bravo, Court TV, Prime Network, y canales locales de deportes por todo Estados Unidos. Socio en MSNBC Cable (noticias y reportajes) y en MSNBC Interactive. NBC Digital Publishing (CD-ROMs).

–Internet: NBC Online Ventures (World Wide Web y Microsoft Network). NBC Europe y CNBC Europe. NBC Asia y CNBC Asia. MSNBC en Europa.

–Otras propiedades: GE Aircraft Engines. Marine & Industrial Engines Service Division. Aparatos electrodomésticos General Electric (refrigeradores, estufas eléctricas y de gas, hornos de microondas, congeladores, lavaplatos, lavadoras, secadoras, aire acondicionado, trituradores y compactadores de basura y desperdicios). Roper Corp. (fabricante de cocinas). General Electric Capital Aviation Services (renta y financiamiento de aviones comerciales). GE Capital Fleet Services (flotillas de carros y trocas). Corporate Payment Systems and Travel Services. Marine and Air Cargo Container Leasing. Ground and Air Courier Service. (Renta de contenedores aéreos y marítimos y servicio de correo aéreo). Compañías Gelco (contenedores, servicios de viaje, agencias de viaje y otros).

–Compañías financieras, aseguradoras y negocios relacionados: GE Capital Services, GE Capital Mortgage Services, Employers Reinsurance Corp., GE Capital Commercial Real Estate, GE Modular Space, GE Investment Corp., GE Capital Assurance, Amex Life Insurance, Federal Home Life Insurance Agency, Harvest Insurance Co., Harvest Life Insurance Agency, GNA, HGI Inc. y otras compañías financieras y de seguros. Hoteles y Moteles Doubletree. Service America Corp. y varias subsidiarias (alimentos, refrescos, máquinas vendedoras).

–Productos de alumbrado y sistemas industriales: GE Lighting Division (focos, lámparas, equipos de alumbrado de vehículos, etcétera). GE-Toshiba Lighting Corp., GE Distribution & Control Manufacturing (equipos eléctricos). Ge Transportation Systems (locomotoras y equipo de tránsito). GE/Fanuc Automation North America (robótica y automatización industrial). GE Supply y GE Supply Mexico (cadena de casas de suministros eléctricos). General Electric Railcar Repair Services Corp. (servicios a tranvías y automotores de rieles). Global Compression Services Inc. (compresoras, aire y gas). GE Enviromental Systems (filtros, precipitadores electrostáticos).

GE Plastics (plásticos y resinas). GE Silicones. Ge Superabrasives. GE Industrial and Power Systems (construye y da servicio a plantas eléctricas y nucleares mundialmente). GE-Hitachi VHB. GE Medical systems (scanners de resonancia magnética, de tomografía computarizada, rayos X, imagen nuclear, ultrasonido, etcétera).

General Electric opera también de manera importante en Europa y Asia.

Estos son los que controlan ahora los medios de comunicación y los han convertido en enormes negocios productores de noticias y de entretenimiento; han hecho de la información y de la comunicación de la sociedad un producto de entretenimiento barato y frecuentemente vulgar.

Rupert Murdoch es el mejor ejemplo. De él dice Harry Evans, del Times de Londres: "Es un buen negociante y un pésimo periodista, en el sentido de que no cree en el periodismo como servicio público. Y puede decirse que es una persona peligrosa y traicionera".

Ya es frecuente que en los consejos de administración de los megamedios haya muchas personas por completo ajenas al periodismo y a los medios en general, como banqueros, administradores, financieros, que tienen y ejercen poder. Los medios son compañías productoras de un producto de consumo público, y así se les trata. "Este tipo de mezclas en los directorios produce muchos males. Tiende a provocar deslealtad y violación de la ley fundamental de que nadie puede servir a dos señores".

Richard Clurman de Time: "Los medios han pasado de ser un negocio creador y productivo a ser una gigantesca oportunidad de inversión. Ya es difícil diferenciarlos de cualquier otro negocio de la libre empresa". Los directores de periódicos se portan cada vez más como los gerentes de cualquier otra empresa, obsesionados con las ganancias.

Gene Roberts, exeditor ejecutivo del Philadelphia Inquirer y del New York Times: "Los ejecutivos de la corporación, desde sus despachos, deciden y dan forma a la cobertura de las noticias, sin conocer siquiera la escena local, y dan soluciones de común denominador a los complejos problemas del reporteo. Y con frecuencia, la opinión corporativa es hostil al reporteo político y del gobierno". Los periodistas se sienten vendidos a las cadenas.

Otra cosa que se ha vuelto difícil es el departamento editorial. "La mercadotecnia debe ser la reina de todos los editores".

Y la influencia de los anunciantes. La Universidad de Marquette encuestó a los editores de periódicos. El 93% reconoció que los anunciantes influyen o tratan de influir en las noticias. La mayoría reconoció que la dirección del periódico cede a esas presiones. Y 37% de los editores admitió que también ellos han sucumbido. En una encuesta a directores de televisión, 80% reconoció que transmiten los videos de relaciones públicas de las corporaciones como notas noticiosas.

Chrysler invirtió 270 millones en publicidad, en 1996, sólo en revistas. A principios de 1997, el departamento de publicidad de Chrysler, envió esta carta a todas las revistas en las que se anunciaba: "Se exige que la Corporación Chrysler sea avisada con anterioridad de cada uno y de todo contenido editorial que toque temas sexuales, políticos y sociales, y de todo contenido editorial que pueda ser interpretado como provocativo u ofensivo. Se requiere previamente un sumario escrito que resuma los artículos importantes que aparezcan en todos y cada uno de los números de la revista que llevan publicidad de Chrysler". Todas las revistas tenían que firmar un acuerdo al respecto. La censura previa de las corporaciones al contenido de la prensa libre. Lo mismo hacen, entre otros, Westinghouse y Procter and Gamble. Todo programa de la CBS y de la ABC, debe ser enviado a los anunciantes para su censura previa.

Carl Bernstein, del Washington Post: Nos alejamos más y más del periodismo real hacia la creación de una cultura mongoloide de "infotenimiento", algo que no es ni información ni entretenimiento, sino "infotenimiento". En esta nueva cultura de "cosquillas periodísticas", estamos enseñando a nuestros lectores, radioescuchas y televidentes que "lo significativo es lo trivial, y lo sensacionalista y lo estúpido son más importantes que las verdaderas noticias".


* Enrique Maza es miembro del Consejo de Administración del semanario mexicano Proceso. Este texto se publicó en el No. 1227 de esa revista, el 8 de mayo de 2000. Se reproduce con la autorización expresa de su subdirector editorial, Pedro Alisedo.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.