Sala de Prensa


3
Marzo 1999
Año II, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


La popularidad de la prensa latinoamericana

John Virtue *

Los recientes tropezones de la prensa estadounidense han puesto en evidencia dos cosas: la impopularidad de los medios de prensa escritos y electrónicos de los Estados Unidos, y, como contraste, el gran prestigio del que disfrutan sus contrapartes en América Latina.

Gustavo Gorriti, periodista peruano, subdirector La Prensa, de Panamá, escribió recientemente un artículo en las páginas editoriales del New York Times, donde llamó la atención sobre el hecho de que según encuestas, el público siente respeto hacia los medios de prensa en América Latina.

"Y esto es aún más extraordinario, si se tiene en cuenta que la mayoría de los países latinoamericanos están carentes de una prensa que siga patrones comunes de búsqueda independiente de la información, verificación de los hechos, redacción y edición, como los que abrazan la mayoría de los medios de prensa estadounidenses", escribió.

Este respeto por los medios noticiosos fue rápidamente reconocido por el Centro de Prensa Internacional, de la Universidad Internacional de la Florida, cuando hace ya una década comenzó a involucrarse en la capacitación de periodistas latinoamericanos. Algunas encuestas, incluso, mostraban que en América Latina tres sectores de la sociedad disfrutaban del mismo respaldo público: la Iglesia, la Prensa y las Fuerzas Armadas. El hecho de que los militares estén incluidos en esta lista es un reflejo de cuán tenues son las raíces de la democracia en algunos países de la región.

Mientras que los medios de prensa disfrutan de apoyo público, a través de varios estudios descubrimos que no se puede decir lo mismo de los periodistas. Esa fue una de las quejas principales que escuchamos durante una serie de entrevistas que realizamos en los cinco países del Pacto Andino, a lo largo de cinco meses. El informe final, de 235 páginas, publicado en 1995 bajo el título de "Los periodistas en los países andinos", decía al respecto:

"Algunos periodistas de los países andinos, excepto de Ecuador, consideran que la falta de una actitud de respeto hacia ellos por parte de los dueños de los medios, de las personas sobre las que hablan en sus notas periodísticas, y del público en general, es un gran problema.

"'El problema más serio que enfrentamos es la falta de respeto hacia nuestro trabajo por parte de parte de políticos y dueños’, dijo un reportero de 32 años, que trabaja en un diario de Bolivia. ‘Nos tratan como a peones’.

"Otros periodistas en Colombia relacionan esa actitud de falta de respeto hacia ellos con la imagen que han creado algunos colegas veteranos de la profesión, que sí aceptan sobornos.

"‘Tenemos que luchar para superar esa mala impresión que han dejado los periodistas de la vieja guardia", afirmó un joven de 27 años, editor de la página social de un medio de prensa de Bogotá.

"‘Los periodistas no son respetados por la sociedad’, dijo una reportera de 23 años, que trabaja para una revista de Lima, Perú.

"'Creo que el mayor problema es la poca consideración que se tiene hacia los periodistas, a pesar de la importancia de nuestro papel como informadores’, opinó un periodista deportivo de 44 años, que escribe para un periódico de Caracas, Venezuela. ‘Muchas veces somos víctimas de abusos por parte distintos sectores de la sociedad.’"

Varios estudios realizados en Centroamérica pusieron a la luz quejas similares en cuanto a la falta de un sentimiento de respeto hacia los periodistas.

¿Cómo puede entenderse entonces que el público apoye a los medios de prensa, si no respeta a los periodistas?

Creemos que los periodistas colombianos tocaron un punto clave: el soborno. El público respeta a la prensa como un todo, pero al mismo tiempo está convencido de que hay periodistas corruptos.

Que los políticos muestren poco respeto hacia los periodistas, no sorprende a nadie. Nuestras investigaciones han demostrado que los gobiernos y los políticos son los mayores corruptores de los periodistas. Y quien ofrece un soborno no puede dejar de sentir desprecio por el que lo acepta.

Gorriti mencionó el hecho de que la prensa latinoamericana no realiza tanto periodismo investigativo como la estadounidense. El equipo que él dirige en La Prensa es, por cierto, uno de los mejores en América Latina.

La mayor parte de las críticas hacia la prensa en los Estados Unidos tienen que ver con reportajes investigativos y con la competencia por ser los primeros en dar una noticia. Eso fue lo que ocurrió con un informe publicado recientemente en la revista CCN-Time sobre el uso del mortal gas sarín contra desertores norteamericanos de la guerra de Vietnam, lo cual no fue probado. The Cincinnati Enquirer, por su parte, tuvo que llegar a un acuerdo multimillonario con la empresa Chiquita, después de que la compañía bananera declaró que el periodista investigativo había interceptado ilegalmente mensajes telefónicos internos.

El papel fiscalizador de la prensa en una democracia requiere de periodismo investigativo. Esa necesidad es mayor en Latinoamérica que en los Estados Unidos, Canadá o en países de Europa del Este. La razón es que en estos últimos existen comités del congresionales de fiscalización y organizaciones no gubernamentales que están al tanto de los casos de corrupción. En aquellos lugares donde existen esas entidades en América Latina, usualmente no disfrutan de la necesaria independencia, por lo que el papel de la prensa es aún más importante.

La prensa latinoamericana comenzará a perder su popularidad una vez que los reportajes investigativos se hagan más frecuentes y, cuando las personas investigadas empiecen a quejarse. En la mayoría de los países de la región hay reporteros que pertenecen a Investigative Reporters and Editors (IRE), un grupo con sede en los Estados Unidos, que tiene un centro de capacitación en México.

Los periodistas que fundaron la organización escogieron ese nombre porque su abreviatura: IRE, significa "ira" en español. Ese es el sentimiento que provocan muchos reporteros investigativos cuando destapan la corrupción. Y ese es también el sentimiento que pueden despertar entre los lectores, televidentes o radioescuchas.

Aún la prensa latinoamericana no disfruta de protección legal para sus investigaciones, como ocurre en los países de Occidente. Por el contrario: en todos los países de la región existen leyes de prensa, y en algunos, existen incluso propuestas de leyes que, de aprobarse, podrían ponerle aún más trabas a la libertad de prensa.

Los métodos de mano dura, utilizados por los dictadores, han sido reemplazados por formas más sutiles de coerción, como auditorías abusivas de las declaraciones de impuestos, negación de permisos de importación, amenazas de no renovar las licencias de transmisión, así como el uso de la propaganda oficial para premiar o castigar a los medios.

Los factores anteriores, incluyendo todos los detalles desconocidos por los lectores, los radioescuchas y los televidentes, pueden afectar la percepción pública sobre los medios de prensa, cuando se realiza una encuesta.

La popularidad de los medios, por lo tanto, puede ser engañosa.


* John Virtue, editor de Pulso del Periodismo. Durante 17 años trabajó con United Press International en Latinoamérica. En 1982 asumió la dirección de el diario El Mundo, de San Juan, Puerto Rico. Este texto se reproduce con autorización del autor.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.