Sala de Prensa


3
Marzo 1999
Año II, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


La hora del periodismo cívico

Sergio Bustos *

Campañas y elecciones. Como director de periódico usted ya sabe cómo planificar ese tipo de cobertura. Se trata de una práctica habitual.

Designa a un reportero político y, tal vez, a otros dos reporteros para que sigan la pista de los candidatos. Los reporteros analizan y escriben sobre lo que el candidato dice y hace. Quizás sus periodistas intenten, incluso, entrevistar a los candidatos y preparar una nota acerca de la persona que hay detrás de cada uno de ellos.

Pero, ¿por qué no intentar hacerlo de otro modo? Olvídese por un momento de los candidatos. Hable con los votantes. Realice una encuesta. Analice los resultados. Escoja los 10 temas más importantes para los votantes. Cada semana tome uno de esos temas y escriba un artículo bien documentado sobre el asunto. Finalmente, hable con los candidatos e indague cuáles son sus puntos de vista sobre ese tema en particular.

Esa no es una práctica común. Pero, sin dudas, podría dar lugar a mejores artículos.

En los Estados Unidos, cada vez más y más periódicos –desde San Francisco a Miami– están invitando a los lectores a tomar parte de la cobertura de las campañas políticas. Cerca de 170 periódicos de todo el país han adoptado esta práctica con el fin de involucrar más al público en los asuntos de la comunidad.

La filosofía detrás de este nuevo modo de cubrir las noticias y, en especial, las campañas políticas, ha dado lugar a un popular movimiento entre los periodistas de Estados Unidos. Un movimiento que tiene que ver tanto con la democracia como con el periodismo, y que lleva el nombre de "periodismo cívico".

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con sus principios. La lista de escépticos incluye editores de los más destacados y poderosos periódicos de Estados Unidos: el Washington Post y el New York Times, por citar algunos.

De cualquier manera, el concepto básico del movimiento de periodismo cívico es atractivo, y los periodistas latinoamericanos podrían aprender una nueva lección poniendo oídos al debate sobre el tema que tiene lugar en los Estados Unidos. Para comprender el debate, sin embargo, es preciso estar al tanto de sus breves antecedentes.

El padre no oficial del periodismo cívico es Davis "Buzz" Merritt. Merritt, un periodista con casi 40 años de experiencia, es director de The Wichita Eagle, de Kansas. El periódico tiene una circulación de 122,000 ejemplares, aproximadamente, en una ciudad de más de 300,000 habitantes.

En 1988, Merritt se sintió desencantado y molesto con la cobertura de la campaña presidencial entre el expresidente George Bush y Michael Dukakis, rival por el partido demócrata. Su jefe se quejó de que la cobertura de prensa careció de una discusión seria de los temas importantes de la campaña.

Terminado el proceso, Merrit prometió a sus lectores que las cosas serían diferentes en las siguientes elecciones, y lo hizo por escrito.

Antes de que se iniciara la campaña por la gobernación de Kansas, en 1990, escribió un editorial en el que informaba sobre los planes de cobertura del periódico. "Creemos que los votantes tienen el derecho de que los candidatos aborden los temas en profundidad", escribió.

Merrritt agregó que los lectores del Eagle tendrían "la oportunidad de comprender en detalles los puntos de vista de los candidatos acerca de los asuntos de más importancia para el estado de Kansas".

Cumplió su promesa. Ese año, The Wichita Eagle lanzó un proyecto para propiciar la participación del público en las elecciones por la gobernatura del estado. El periódico hizo una encuesta entre los residentes locales. Al revisar los resultados, los reporteros encontraron cuáles eran los 10 temas de más importancia para la comunidad. La delincuencia, el desarrollo económico, los impuestos y los servicios de salud estaban en la lista. Cada sábado, los reporteros escribían extensos artículos con antecedentes, informaciones y análisis sobre cada uno de esos 10 tópicos. Crearon también un espacio semanal para publicar los puntos de vista de los candidatos sobre cada uno de los temas.

Jay Rosen, profesor adjunto de periodismo de la Universidad de Nueva York y director del "Proyecto sobre la vida pública y la prensa", habla con entusiasmo acerca del trabajo de Merritt.

" ‘Where They Stand’ (‘¿Qué proponen’?) –el nombre del proyecto–, más que una guía para los votantes, fue un debate sobre lo que en realidad debe ser la política: preocupación pública y debate público", dijo.

Los esfuerzos de Merrit impulsaron un movimiento nacional. Y, desde entonces, es muy probable que el periodismo nunca vuelva a ser el mismo.

Periódicos de todo el país comenzaron a examinar sus tácticas de cobertura de las elecciones. Por todas partes comenzaron a proliferar proyectos. "La Voz del Pueblo", nació en Boston, Massachusetts. "Nosotros, el pueblo", se creó en Madison, Wisconsin. En San Francisco, "La voz del votante" acaparó titulares y en Miami, la mayoría del pueblo apoyó el proyecto "Conversaciones de la comunidad".

Finalmente Merrit plasmó sus ideas y experiencias sobre el periodismo cívico en un libro titulado "Periodismo cívico y vida cívica: ¿por qué no es suficiente con contar las noticias?"

The Pew Charitable Trusts, una acaudalada organización filantrópica con sede en Philadelphia, Pennsylvania, respaldó el concepto e inició sus propios esfuerzos al establecer en Washington The Pew Center for Civic Journalism, dedicado a apoyar el ejercicio del periodismo cívico y ofrecer ayuda económica a los periódicos que lo ejercen.

En un informe sobre cinco casos de diarios que asumieron proyectos de periodismo público, Jan Schaffer, subdirector del centro, escribió que el periodismo cívico había "fortalecido" el papel del periodismo en una democracia.

"Cuando los periodistas alientan la participación de los ciudadanos, mejora el nivel de solución de los problemas de la comunidad, y también mejora el periodismo", escribió.

Ese no es el punto de vista de Leonard Downie, director ejecutivo del Washington Post.

"Lo que más me molesta es que algunos periódicos en lugar de utilizar sus páginas editoriales o la columna del editor, usan sus espacios destinados a las noticias para lograr efectos específicos en la comunidad", afirma Downie en "Breaking The News: How the Media Undermines Democracy in America", un libro publicado por James Fallows.

Fallows, reportero del Atlantic Monthly considera que el periodismo cívico es un modelo que puede ser utilizado para restaurar la imagen de la prensa. El libro critica a los medios de prensa por ser "irresponsables" en la manera en que utilizan su poder y por no cumplir su cometido.

Otros argumentan que el periodismo cívico no es nada nuevo. Para ellos significa simplemente hacer buen periodismo.

Merritt, sin embargo, afirma que el periodismo cívico es un fenómeno aún nuevo y en definición. "En este momento tan temprano en la vida del periodismo cívico nadie tiene un derecho de autor en cuanto a cómo llevar esa filosofía a los medios impresos y electrónicos", escribió Merritt en el Media Studies Journal. "Ese es el porqué de toda esta experimentación, y por eso es tan esencial."

En un artículo para la revista American Journalism Review, Carl Sessions Stepp, profesor de periodismo de la Universidad de Maryland, aplaudió el movimiento de periodismo cívico, pero afirmó no estar convencido de que sea la respuesta correcta para los males que sufre la prensa en Estados Unidos. Sin embargo, considera que, de todo esto, los periodistas pueden aprender varias lecciones.

"La parte más difícil del periodismo cívico ya ha sido hecha: ha roto las barreras del cambio", escribe Stepp. "Le ha dado energía a la comunidad periodística y ha creado un ímpetu que no debe desperdiciarse".

Ciertamente, el periodismo cívico ha animado a algunos directores de medios de prensa en América Latina, quienes recientemente participaron en un evento dirigido por Steep. El forum tuvo lugar en el American Press Institute, cerca de Washington.

"Me entusiasmó el tema", dijo Miguel Febles, jefe de redacción de Listín Diario, de Santo Domingo. "Hay una búsqueda de nuevos caminos para ganar el interés del público en los periódicos, y esta es una idea novedosa."

Febles afirmó que su periódico utiliza el método convencional en la cobertura de elecciones. Muy pocas veces hablan con los votantes. Es a los candidatos y los funcionarios del gobierno a quienes se dirigen sus reporteros a la hora de cubrir las campañas políticas.

Rafael Agustín López, secretario de redacción y editor de suplementos del diario El Sur, de Concepción, Chile, dice que su periódico quiere tener más interacción con la comunidad. "Nosotros queremos saber cómo se hace," dijo.

Pero hay que hacerlo con cuidado, opina Philip Meyer, profesor de periodismo de la Universidad de la Carolina del Norte, Estados Unidos.

"El objetivo del periodismo público es crear una comunidad en constante aprendizaje, que discuta, no solo desde una actitud emotiva, sino sobre la base de cómo funcionan las cosas", dijo Meyer. "Abandonar el principio tradicional de la objetividad periodística al practicar el periodismo no necesariamente tiene que ser malo si podemos sustituir la objetividad del método periodístico."

"Ese patrón es mejor y nos permite mantener nuestra honestidad", dijo.


* Sergio Bustos es director de la revista Latin Trade. Este artículo se reproduce de la revista Pulso del Periodismo con autorización de su editor. (Nota: Para más información sobre periódicos de Estados Unidos que practican el periodismo cívico, puede consultar la siguiente página de Internet: http://www.cpn.org. Una vez dentro, oprima "Topics" y luego, "Journalism".)


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.