Sala de Prensa


31
Mayo 2001
Año III, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Nuevos medios de comunicación para
intervenir en la sociedad mundializada

Xosé López *

En la Sociedad de la Información contamos con nuevos modos de comunicar que resultan muy adecuados para los tiempos en que vivimos. Es un camino que han abierto las tecnologías actuales, que todavía tendrá que responder a importantes desafíos en el futuro. De éstos destacaremos especialmente los relacionados con la creación de prácticas comunicacionales que garanticen la interactividad de los ciudadanos a fin de asegurar una mayor participación en la esfera pública democrática.

La nueva revolución tecnológica supone un reto y una oportunidad para todos los actores que intervienen en el escenario comunicativo. Y, de forma especial, es una ocasión para las culturas locales con identidad que aspiren a tener presencia en un mundo caracterizado por la diversidad globalizada. Pero, para hacer realidad esa participación, se precisan políticas nacionales de comunicación que defiendan la interculturalidad. De ahí la necesidad de diseñar unas estrategias que tengan en cuenta las características de la nueva era.

El escenario ha quedado perfilado tras la convergencia de las telecomunicaciones, la informática y la industria de los contenidos. Sus cimientos se constituyeron en la segunda mitad del siglo XX, aunque el primer edificio realmente inteligente de la ciudad del futuro lo estrenaremos en el siglo XXI. De momento hay importantes avances en los laboratorios, interesantes investigaciones en marcha e infraestructuras en fase de construcción. Y hay un proyecto, el de Internet II, que todos esperamos que sea un paso adelante definitivo de un proceso que parece imparable.

En ese escenario que se dibuja en el horizonte convivirán los medios tradicionales –prensa, radio y televisión –y los nuevos medios en red –todo lo que ha aparecido en Internet y todo lo que surgirá en ese entorno-. Los primeros ya han comenzado a redefinir su papel aprovechando aquellos aspectos que caracterizan el sporte, aunque ahora tienen en cuenta las claves de la era de la imagen. Y los nuevos medios, después de una fase de crecimiento en la que imitaron las características de la prensa, buscan construir modelos con renovados lenguajes y con modalidades expresivas para una sociedad que aspira a vivir con la mirada puesta en la red.

Lo cierto es que la revolución tecnológica en marcha avanza tan rápido que se multiplican los desafíos por su implantación en los distintos ámbitos de la socidad. Es díficil seguir todos los cambios, que a veces nos deslumbran y crean una falsa imagen de las transformaciones que se avecinan. La respuesta está en nuestras manos, que debemos reflexionar sobre las luces y sombras del nuevo paraíso tecnológico (Emilio Prado/Rosa Franquet, 1998)1.

Una mirada al presente

Las redes telemáticas afectan cada vez a más personas en el mundo. Vivimos bajo la alargada sombra de la comunicación ciberespacial. Una red, Internet, centra buena parte de las expectativas de cambios sobre las formas de comunicar en el nuevo siglo. El periodismo electrónico es una realidad y los proyectos que se anuncian, como hemos explicado, cambiarán el escenario mediático tanto para los medios tradicionales como para los nuevos medios.

Cada día son más los ciudadanos que acceden a la red de redes y cada día son más los medios que se encuentran en la red. Las estimaciones apuntan que el número de usuarios ya supera los cincuenta millones. La infraestructura disponible permite que más de seiscientos millones de personas accedan a la red. Y los nuevos proyectos permitirán traspasar las viejas fronteras y garantizarán que las infraestructuras tengan capacidad para muchos más usuarios.

En pocos años, la red ha pasado de ser un simple medio de comunicación a constituir uno de los pilares del hipersector industrial de la sociedad mundializada. Quizás por ello son muchos los ojos que dirigen su mirada hacia ella. Y quizás por ello existían más de diez mil medios en Internet en 1998, de los que dos mil trescientos correspondían a periódicos diarios (Bernardo Díaz Nosty, 1998)2. El crecimiento en el último año se estima que ha sido espectacular y que el número ya supera los quince mil. A pesar de lo difícil que resulta determinar con exactitud el número, las cifras citadas revelan la importancia de este fenómeno que es real como la vida misma (Manuel Castells, 1998)3.

Estas tecnologías, sin embargo, facilitan las cosas y deben contibuir a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, pero no terminan con los problemas. Hoy constatamos que persiten las desigualdades económicas –no hay infraestructura en todos los países-, no todos los ciudadanos saben moverse por la red, no garantizan que todos los ciudadanos estén mejor informados, no aseguran la calidad de los contenidos –en la red entra lo bueno y lo malo-,... Pero también sabemos que no podemos vi vir al margen de la red, porque la red es el futuro, aunque el futuro es algo más.

Las herramientas necesarias

Con la mirada puesta en el futuro, observamos que los jóvenes nacen y viven con y en la red. Este es el motivo por el que los medios quieren aprovechar las herramientas actuales para comunicar mejor e incrementar el volumen de negocio. Las empresas tradicionales de comunicación han apostado por la red, donde se han encontrado con nuevos productos que buscan ocupar un lugar en el escenario mediático cambiante y competitivo. Es decir, todos han aprovechado las nuevas tecnologías porque existe el convencimiento generalizado de que así se avanza con paso firme hacia una sociedad que disponga de mejor información y sepa comunicar mejor.

No obstante, en esa marcha hacia el futuro abundan los interrogantes, especialmente en el terreno periodístico. La confluencia del papel de emisor y receptor, la retroalimentación y la mayor facilidad para publicar en las redes digitales puede significar un cambio sustancial en el concepto tradicional de periodismo. El hecho de que cualquier usuario de Internet se pueda convertir en informador sin necesidad de estar bajo la protección de una empresa abre el camino hacia una mayor independencia, ahora impensable en medio de un paisaje de concentraciones y monopolios.

Algunhas voces incluso, en un primer momento, creyeron descubrir en estas nuevas posibilidades de comunicación para los ciudadanos el fin del periodismo. Ahora, después de esa confusión inicial, en la que algunos teóricos adelantaron que el papel del profesional de la información podía ser irrelevante en la nueva era, todos los datos parecen indicar que el papel del mediador no va a desaparecer. Los periodistas posiblemente serán más necesarios que nunca si se quiere salir de la avalancha de información que proporcionan los múltiples canales. Estos profesionales preparados para los neuvos tiempos deberán aclarar lo que es importante y lo que no, y tendrán que alertarnos sobre los peligros que nos acechan, entre otras muchas cosas (Rosa Franquet, 1999)4.

Por eso, a la luz del avance del periodismo electrónico, con el apoyo de empresas y profesionales, es necesario dar pasos al frente para aprovechar las nuevas infraestructuras desde los ámbitos locales y desde las culturas minorizadas. Es el desafío de los pueblos que quieran conservar su cultura en la sociedad mundializada, porque la aspiración de toda cultura debe ser su universalización. Y la red de redes parece un buen medio para alcanzar este fin.

Por lo tanto, desde las facultades de Ciencias de la Comunicación parece oportuno crear medios para la red y analizar los pasos dados por las publicaciones existentes en este ámbito, el impacto de estos productos y los usos sociales del contenido de estas publicaciones electrónicas. Es un campo nuevo de la comunicación al que debemos prestar la atención que merece, ya que cada vez son más los usuarios de Internet y las publicaciones electrónicas que existen en la red, como hemos dicho.

Experiencias multilingües

Como hemos expuesto, a fin de vencer los actuales desafíos, es necesario que desde la Universidad también se promuevan nuevos productos en la red a fin de experimentar con lenguajes y modalidades expresivas. Y eso es lo que ha hecho un equipo de investigación de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de Santiago, que ha puesto en marcha varios productos, de los que Gaceta de Galicia aparece como el más innovador, quizás por su reciente aparición.

Gaceta de Galicia5 es una publicación electrónica trilingüe (redactada en gallego, castellano e inglés) que facilita información de servicios con una actualización semanal. Con una línea de diseño innovadora, pensada para la red, esta revista electrónica ofrece noticias de sociedad y cultura. Y lo hace mediante formatos que prestan especial atención a las posibilidades que ofrece el lenguaje multimedia y la interactividad.

Con un planteamiento periodístico elaborado a partir de los estudios sobre los cien medios máis innovadores en la red antes de 1998, el proyecto de Gaceta de Galicia buscó la construcción de un modelo de medio de comunicación que garantice la credibilidad de los contenidos. El equipo que lo puso en marcha entendió que de esta forma se podrán dar pasos adelante para que los periodistas cumplan su papel de mediadores e intérpretes de lo que pasa en la socidad.

Para los promotores de Gaceta, en el nuevo escenario de corte digital, los periodistas tienen el desafío de conquistar la red y desempeñer su papel en los nuevos medios, como hemos explicado. Esto exige, según las conclusiones de sus investigaciones previas a la creación del producto, que el profesional cuente con una buena preparación tecnológica que le permita responder al nuevo perfil de periodista que solicitan los medios electrónicos en red.

Después de la primera fase de la puesta en marcha de medios en la red y a juzgar por las conclusiones de la experiencia de Gaceta de Galicia, ya sabemos que los comunicadores del futuro necesitan habilidades específicas en el menejo y aprovechamiento de la información disponible en Internet, capacidad para investigar y dotes para contar bien las historias de lo que pasa en la sociedad. Los profesionales que cuenten con buena formación y reúnan estas cualidades elaborarán información creible.

Estos profesionales desarrollarán su trabajo, en la mayoría de las ocasiones, según las tendencias actuales, en redacciones multimedia que aprovechen la convergencia digital de los textos, las imágenes y el sonido. Esas nuevas redacciones serán el corazón de las empresas informativas del futuro, que no pueden perder de vista que la base de su negocio es la información.

Un cambio de rumbo

La experiencia del observatorio de medios electrónicos en red de la Facultad de Ciencias de la Información de Santiago de Compostela, con Gaceta de Galicia como centro de producción durante más de un año, permite alcanzar algunas conclusiones a tener en cuenta de cara al futuro, porque Internet es un nuevo paradigma donde cada vez hay más medios y donde las culturas locales deben estar presentes con una clara defensa de la interculturalidad. Gaceta de Galicia se ha convertido en este año en la primera publicación gallega trilingüe de actualización semanal y en un medio de referencia en la red.

Desde el primer momento, Gaceta de Galicia se ha concebido como un medio que periodísticamente debía moverse lejos de los esquemas de los medios de comunicación del siglo XX. De esta forma se trata de responder al desafío de consolidar medios alejados de los modelos tradicionales. Gaceta de Galicia trata de trabajar con nuevas estrategias, nuevas herramientas y con un horizonte marcado por la creatividad y la credibilidad.

El futuro, como tratamos de explicar, se llama desafío. Y los desafíos de la nueva era demandan imaginación, nuevos lenguajes y mediadores profesionales que realicen bien la selección y preparación de la información. Gaceta de Galicia se ha situado en este nuevo papel de los medios en la Sociedad de la Información.

A juzgar por la experiencia cosechada con el modelo de Gaceta de Galicia, el futuro es de las empresas que entiendan su nuevo papel, de los profesionales que dominen las nuevas herramientas, de los ciudadanos que aprovechen las nuevas vías para participar en la sociedad de la información, y de los pueblos que diseñen estrategias de comunicación para estar presentes en la Sociedad de la Información.

El camino se presenta difícil y repleto de retos, pero desde los ámbitos locales sólo queda una salida:apostar por la presencia en la red mediante productos innovadores con contenidos próximos y en varias lenguas, con defensa de la interculturalidad y de la identidad propia en el escenario mundial, y con una política de apoyo al uso de las nuevas tecnologías.

En definitiva, no sólo hay que reinventar el periodismo, sino que también hay que redefinir el papel de los medios, cambiar los usos sociales de la información y ensayar nuevas políticas de comunicación que garanticen que la diversidad cultural esté globalizada.

_____
Notas:

1 Emilio Prado y Rosa Franquet han nalizado el desarrollo de la convergencia digital en el campo audiovisual en el mercado norteamericano a fin de conocer las luces y las sombras de la revolución tecnológica.

2 Bernardo Díaz Nosty realizó un completo trabajo sobre medios en Internet en el año 1998.

3 Manuel Castells es uno de los investigadores que ha analizado con más lucidez los primeros pasos de la sociedad en red, con especial atención a los cambios en los usos sociales de la información.

4 Rosa Franquet comparte el criterio de los autores que considern básico el papel del periodista en la Sociedad de la Información.

5 El Centro de Supercomputación de Galicia (CESGA) colaboró en el apartado técnico para crear Gaceta de Galicia.

__________
Bibliografía:

ARMAÑANZAS, E./DIAZ NOCI, J./MESO, K.: El periodismo electrónico, Barcelona, Ariel Comunicación, 1998.

CASTELLS, M.: La era de la información. Economía , Sociedad y Cultura. Madrid, Alianza Editorial, 1997 (Vol 1 y 2).

CASTELLS, M.:La ciudad informacional. Tecnologías de la información, reestructuración económica y el proceso urbano-regional, Madrid, Alianza Editorial, 1989.

DIAZ NOSTY,B.:Informe anual de la comunicación 1997/1998, Barcelona, Grupo Zeta, 1998.

FERNANDEZ COCA, A.: Producción y diseño gráfico para la World Wide Web, Barcelona, Paidós, 1998.

FERNANDEZ HERMANA,L.: En.red.ando, Barcelona, Ediciones B, 1998.

FRANQUET, R.: Comunicar en la sociedad de la información, Bilbao, Revista Zer, nº7, diciembre de 1999.

FUENTES i PUJOL, E.: La información en Internet, Barcelona, CIMS, 1997.

GINER, J.A./SUSAN, B.: Innovations in newspapers. The 1999 world report, Pamplona, Innovation, 1999.

GUÉRIN, S.: La cyberpresse. La presse et l’ecrit off line, on line. París, Hermes, 1996.

PRADO, E/FRANQUET, R.: Convergencia digital en el paraíso tecnológico: claroscuro de una revolución, Bilbao, Revista Zer, nº4, mayo de 1998.

RAMONET, I.: Internet, el mundo que llega, Madrid, Alianza Editorial, 1998.


* Xosé López es profesor titular de Periodismo en el Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de Santiago de Compostela. Esta es su primera colaboración para Sala de Prensa.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.