Sala de Prensa


28
Febrero 2001
Año III, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Una perspectiva estratégica y compleja
del periodismo latinoamericano

Juan Jorge Faundes Merino *

A partir del análisis estratégico del periodismo latinoamericano, basado en discursos sobre él, y extrayendo los presupuestos de esos discursos, se pueden establecer los modelos de periodismo subyacentes: aquel objeto deseado para cuyo logro se observan oportunidades y amenazas, debilidades y fortalezas. Al mismo tiempo, para desarrollar, modificar o superar esos modelos, se pueden trazar múltiples cursos de acción en dirección de también variados objetivos. Son los desafíos que debemos enfrentar los periodistas para lograr un cambio enriquecedor en las puertas del nuevo milenio.

El autor propone a los lectores un trabajo inconcluso, para que muchos más se sumen a la tarea de analizar e identificar los modelos subyacentes de periodismo "deseados" por los emisores de los discursos analizados; identificar el mapa estratégico correspondiente a cada modelo, y proponer un cuadro de desafíos.

Una reflexión previa sobre el periodismo

Propongo observar el periodismo como un Sistema Epistemológico-Comunicacional, que consista en un sistema social parcial en sociedades complejas cuya función sea la generación del Presente Social de Referencia, mediante una forma discursiva peculiar construida sobre la base de un código central binario (noticia/no-noticia, usado para seleccionar y jerarquizar aquello que se considerará relevante) y que se expresará en tres grandes géneros (según predominen sus funciones informativas, interpretativas u opinativas) las que, en el periodismo escrito, se subdividirán en especies particulares según se vayan combinando sus estructuras de ordenamiento del contenido y las principales formas del estilo (reporte, perifrástico y literario).

Cuando decimos presente social de referencia, hablamos de la imagen del mundo, de la sociedad, de sí mismas, que las personas y los grupos consideran como referente para sus decisiones. "La mayor parte de nuestro conocimiento social y político, así como nuestras creencias sobre el mundo, emanan de las decenas de informaciones que leemos o escuchamos a diario. Es muy probable que no exista ninguna otra práctica discursiva, aparte de la conversación cotidiana, que se practique con tanta frecuencia y por tanta gente como son el seguimiento de noticias en prensa y televisión"

Esta teoría supone considerar al periodismo como un sistema conocedor de los sucesos que construye un objeto de conocimiento propio (observando los sucesos en su probabilidad de ocurrencia, en su probabilidad de impacto histórico y en su probabilidad de impacto sicológico, siempre en relación a los destinatarios de los mensajes que espera producir) y como un sistema comunicador del producto de su tarea de conocimiento en forma de mensajes, o sea transformador del objeto que ha construido en mensajes de diversos géneros y especies.

Las funciones de la comunicación (y del discurso periodístico):

a) vigilancia del ambiente, advertencias acerca de peligros y amenazas del mundo;

b) correlación (organización, consenso, producción de respuestas apropiadas a problemas identificados con la vigilancia) de los sectores de la sociedad en la respuesta al ambiente; c) transmisión de la herencia social de una generación a otra, y

d) entretención .

Vigilancia.

La gente se entera de lo que está pasando: de las amenazas, de las oportunidades (para cada uno, para su grupo, para la especie [atributo de "proximidad" o de "probabilidad de impacto psicológico en el Destinatario" del texto periodístico, según el modelo de situación que el Destinatario tiene respecto de las amenazas y oportunidades para sí, para su grupo, para la especie.]).

Correlación.

a) En la perspectiva del consenso, el discurso periodístico (según el modelo agenda-setting) contribuye a que la sociedad llegue a acuerdos ya que habla o se preocupa de los mismos temas y con similares atributos . El resultado es en gran medida un presente social de referencia invadido de verosímiles sociales.

b) En la perspectiva de la organización y de las reacciones, y a partir de un determinado consenso en el modelo de contexto (mapa estratégico en relación con un asunto determinado), el discurso periodístico motiva, orienta e inclusive convoca o exhorta a una respuesta apropiada al medio (desde su propio modelo de situación).

Transmisión de la herencia social.

El texto periodístico, como todo discurso transmite ideología, representaciones o cogniciones sociales, "guiones". En ese sentido, el texto periodístico es un "producto cultural", o sea, una "variable dependiente de un sistema de variables llamado ‘cultura’...", que se manifiesta en prácticas históricas específicas, espacio-temporales, geográfico-culturales, un conjunto de fenómenos bautizados genéricamente como periodismo. Ello implica que "aunque biológicamente el destinatario realice la tarea de descodificar, de seleccionar el sentido, en el hecho está siendo manipulado a control remoto por la cultura emisora. Así, el destinatario es enajenado en su facultad de semiotizar, de construir discurso, de producir significación. El destinatario, en el vigente periodismo occidental de masas, no habla, es hablado por el sistema cultural que comparte y por quienes ejercen el poder de posicionar sus unidades culturales en ese sistema (...) no sólo el destinatario es ‘hablado’ sino también el propio periodista" .

El proceso de "pertinentizar" los sucesos

Al igual que todo sistema informativo (que requiere atenuar la incertidumbre que le provoca la ocurrencia de un suceso, por medio de "una integración de esta información a un sistema ya conocido y codificado, lo que le confiere un valor de pertinencia, es decir literalmente de pertenencia [haciendo, por el lenguaje] compatibles con sus códigos los datos [] que no pueden asimilar"), el "sistema periodístico" pertinentiza [asimila, hace propios, fagocita, digiere] aquellos sucesos que percibe y conoce.

Es decir, los reduce a algo conocido por medio de la asimilación analógica (la similititud, la semejanza), y otros mecanismos generales de modelado tales como la generalización (considerar la experiencia como sólo un caso particular de una categoría total); la eliminación (prestar atención selectiva a ciertas dimensiones de la experiencia excluyendo otras, reduciendo el mundo a dimensiones que parecen más manejables), y la distorsión (usar la fantasía o imaginación para hacer cambios respecto de lo percibido).

Dicho de otro modo, cada medio le aplica al suceso el conjunto epistémico compartido (CEC) propio de la formación cultural de la que es materialización y produce un texto pertinente a su modelo . "En gran medida, nuestra representación del mundo determinará lo que será nuestra experiencia de él, el modo de percibirlo y las opciones que estarán a nuestra disposición al vivir en el mundo".

En este proceso de pertinentizar, el periodismo puede:

a) Trivializar.- (Dicc.: restar importancia, novedad, hacerlo vulgar: común y sabido de todos. Sinónimo: banalizar). "Cristóbal Colón creyó llegar al Japón, China o las Indias y Moctezuma creyó ver el retorno de Quetzalcóatl".

b) Situar.- (Dicc.: Poner en determinado sitio, situación o posición). Es decir, poner en un contexto que dará sentido y valor a un suceso como función [variable dependiente] de ese entorno. Configurar el "hecho" [versión discursiva del suceso] en relación con ese mapa de intereses y de interacciones que es el "modelo de contexto". De algún modo equivale a estrategizar, a reducir, o someter, el suceso en su riqueza subordinándolo a una estrategia determinada, al servicio a su vez de personas o grupos específicos: (expresiones como puta, indio, negro, lesbiana, terrorista, desviacionista, en las escrituras racistas, discriminatorias o políticas, connotan no sólo descripción, sino que además juzgamiento y condena . Lo mismo suele ocurrir al construir discursivamente un hecho: "Lesbiana y Asesina..." tituló en enero último el tabloide sensacionalista chileno La Cuarta).

c) Naturalizar.- Escamotear a un suceso su origen histórico, social, y, al configurar el "hecho" presentarlo como "natural", como propio de la naturaleza de las cosas, como "ley eterna".

d) Fetichizar.- Distorsionar los sucesos trocando su carácter: "En el fetichismo los hombres vivos se metarfosean en ‘cosas’ (‘factores de producción’) y las cosas viven. Así el dinero ‘trabaja’, el capital ‘produce’. De igual modo el medio de comunicación ‘actúa’...". Cuando en un diario titulan: "La violencia eleva mortalidad rural", se está fetichizando el suceso al que se refiere.

Todo lo anterior está muy ligado a la construcción y reconstrucción de verosímiles sociales: todo aquello que imita la verdad y asume la apariencia de la realidad, en forma de supuestos axiomas y teoremas [derivados de otros supuestos teoremas y axiomas] implícitos o explícitos, que se presentan en los textos bajo formas como: definiciones, giros impersonales, énfasis, normas, asertos avalados por alguna autoridad, presupuestos que se supone compartidos por el destinatario [falacias en general]; se trata de representaciones sociales que no requieren justificación ni están destinados a la comunicación, "aunque constituyan el presupuesto necesario de la comunicación"

En "las realidades consensuadas, como es el caso del Chile actual, los medios de comunicación contribuyen a crear y recrear los verosímiles presentes en lo social con un trabajo genérico y estilístico acorde con la aceptación y la autocomplacencia impulsadas por el modelo neoliberal. Los temas más jerarquizados de los noticieros son los deportivos y los entretenimientos —comentarios sobre telenovelas, cifras de producción, etcétera—, además de los datos sobre éxitos macroeconómicos. El estilo será asertivo y triunfalista"

La interpretación liberadora

Lo contrario de pertinentizar es la capacidad de "detectar sucesos indicadores de futuro", no ceder ante la incertidumbre, sino poner como valor en juego la búsqueda creativa y liberadora de perspectivas nuevas, de criterios, contextos e interpretantes nuevos, que puedan aportar la probabilidad de sentidos no usualmente considerados o imaginados. Para ello se requiere: (al menos como punto de partida):

a) Procurar liberarse de los obstáculos del engaño de la experiencia básica. ¿Qué tareas implica esto a los periodistas? ¿Qué retos?

b) Procurar liberarse de la "predeterminación del conocimiento que implican los paradigmas en el sentido de Kuhn, que actúan como razón o motivo para buscar una determinada forma de información, y no otra, y valoran y jerarquizan un conjunto de hechos a partir de reglas preestablecidas. Estos paradigmas equivalen, a mi juicio, a un conjunto de variables relacionadas entre sí, cada una con pesos ya ponderados, las que al ser rellenadas de un determinado modo, muestran una visión del suceso, pero sólo la visión que permite ese tramado de variables. Sin embargo, es posible que no todas las variables hayan sido consideradas, y que estén relacionadas de un modo equivocado, y que los pesos de cada una no sean los correspondientes al fenómeno" .

¿Cómo los medios periodísticos y en particular los periodistas pueden tomar conciencia de los paradigmas, detectar su presencia en los discursos de sus fuentes y en sus propios textos?

c) Procurar liberarse de las predeterminaciones que implica la ideología: "las normas básicas, los valores y otros principios destinados a la consecución de los intereses y objetivos del grupo, además de a la reproducción y legitimación de su poder" . (Vale la pregunta anterior aplicada a este punto).

d) Flexibilizar los guiones y tener modelos de situación más ricos y relativos como interpretantes.

Al decir procurar liberarse, digo tener conciencia de las limitaciones que todo lo anterior implica y hacer lo posible, al enfrentarse a un suceso, por abordarlo de un modo diferente y variado.

Principales debilidades del periodismo latinoamericano

DEBILIDAD: Adicción a las fuentes oficiales

El periodismo chileno (en materia de drogas y narcotráfico) parece adicto a las fuentes oficiales.

En los Estados Unidos: "la mayor parte de las noticias proviene de canales ‘oficiales’" . En América Latina, "los reporteros dependen principalmente de fuentes oficiales que ofrecen información represada en las oficinas públicas" .

"Para muchos periodistas de la región, en ciertos casos, la única alternativa para conseguir información es trabajar en equipo con jueces y funcionarios del gobierno, que se ven presionados a investigar, o arriesgan su empleo para dar a conocer los secretos que están a su alcance. Esta práctica se ha extendido particularmente en los trabajos periodísticos sobre desapariciones y masacres en Perú, Chile, Argentina y Colombia"

"La prensa [de Estados Unidos] aprendió a practicar un respetuoso desdén hacia la versión oficial" .

DEBILIDAD: Costo económico para los diarios

"Agobiados por la recesión económica y la competencia de la televisión, muchos periódicos de Estados Unidos ya no pueden darse el lujo de tener a un grupo de periodistas dedicado exclusivamente, durante varios meses, a recolectar información para una investigación de su propia cosecha". Un grupo de 18, de entre 63 periodistas investigadores de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, México, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela, señalaron como obstáculo [el segundo más frecuente] para el periodismo de investigación que su medio "no tiene suficientes redactores para poder asignar a uno o un grupo a la investigación de un caso" .

DEBILIDAD: El compromiso de los medios de comunicación con grupos económicos o políticos

Quince, de entre 63 periodistas investigadores de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, México, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela, señalaron como obstáculo [tercero más frecuente] las "advertencias de los jefes o propietarios del medio de no investigar temas que puedan perjudicar a anunciantes, familiares, amigos personales o dirigentes políticos".

El 45,8% de los periodistas argentinos recibió alguna vez directivas "desde arriba" para que no escribiese o se refiriese a algún tema o persona en particular. Los más presionados son los de las secciones Información General y Economía.

En un seminario realizado en Uruguay "se destacó que cuanto mayor es el grado de compromiso de las empresas periodísticas y de los periodistas con los centros de poder más se obstaculiza el seguir una investigación"

DEBILIDAD: Superficialidad e irrelevancia, trivialidad.

"...por andar galanteando con personas y temas triviales; por estar poniendo micrófonos en boca de afamados expertos, por buscar noticias desde el teléfono y por el temor de aburrir a los lectores con temas muy técnicos, la prensa ha llegado tarde adonde debía haber estado primero, y se ha perdido los grandes escándalos de corrupción de los últimos años [...] la prensa se deja deslumbrar por estrellas fugaces, mientras en sus narices se fermentan los fraudes [así ocurrió con] Donald Trump, el ostentoso y egocéntrico urbanizador cuya fama de millonario precoz terminó sepultada por una avalancha de deudas y líos financieros. [] Por lo menos durante 15 años, Trump gozó de una prensa lisonjera (...) que prefería averiguar los nombres de las modelos con quienes salía en lugar de buscar el origen de su fortuna"

DEBILIDAD: Se prefiere el periodismo del día y de relaciones públicas

"En México [y "en el resto de Latinoamérica"] los periódicos están concebidos para cubrir acontecimientos del día, reciclar comunicados de prensa y amplificar las declaraciones oficiales, pero no hay espacio para el análisis y la profundidad"

DEBILIDAD: La creencia de que el papel del periodista es sólo informativo

El periodista argentino promedio (44,4%) "cree profundamente en que al periodista le cabe en esta sociedad el papel de ‘sólo informar’..." y la afirmación de que debe cumplir una función crítica (28,8%) "no le disgusta, la sopesa, la baraja, pero finalmente la descarta. La función crítica, argumenta, es coyuntural, por lo tanto no es un papel".

DEBILIDAD: Falta de especialización en disciplinas específicas

"La extrema dependencia de los periodistas respecto de sus fuentes (...) parece ser un efecto directo de la nula especialización con que los periodistas egresan de sus estudios superiores, y de las dificultades que encuentran para progresar en ellas en el ejercicio laboral..."

Es necesario que el periodista adquiera "nociones básicas y a veces no solamente básicas en áreas como economía, sociología, jurisprudencia, ecología, idiomas, etc."

DEBILIDAD: El multiempleo y la dependencia de las fuentes

"En el taller también surgió la preocupación por las condiciones de trabajo de los periodistas quienes muchas veces debiendo recurrir al multiempleo terminan trabajando para organismos estatales o dirigentes políticos sobre los cuales luego como periodista eventualmente tendría que informar"

DEBILIDAD: Los temores de la prensa en democracia

"...encontramos a los nuevos medios de comunicación en la democracia, tratando de asimilar por un lado, las nuevas tecnologías y, por otro lado, la distinta situación que había en la sociedad, y por eso la prensa se retrasa en asumir su posición dentro de una democracia, ya vimos en Argentina el síndrome del olvido, el temor a abrir heridas de la dictadura, en Uruguay: una decadencia total (...) han desaparecido verdaderas instituciones del periodismo uruguayo y latinoamericano, como la revista Marcha o el diario El País (...) en Bolivia: una especie de estupor, de no saber qué hacer con la llegada de la democracia..."

Principales amenazas al periodismo en América Latina:

AMENAZA: El soborno

"...el 57% de los periodistas [en Argentina] alguna vez sufrió un intento de soborno" . Los intentos de soborno provinieron de grupos económicos (según el 52,6% de quienes sufrieron la oferta), de algún grupo político (el 35,1%) y del gobierno (12,4%). Y las secciones más tentadas por los grupos económicos son Economía, Espectáculos, Redacción y Política Nacional.

"En la clase empresarial (chilena, es) frecuente: la cooptación, mediante estrategias ‘amistosas’, de las simpatías de los periodistas..."

"No profundizaré aquí en la vieja práctica de los periodistas sobornados, aquellos que reciben dinero en sobres, práctica que continúa vigente, sobre todo en periodistas políticos, y aún en los deportivos, algunos de los cuales son asalariados de los clubes. Esta práctica, extendida en Colombia y en varios países de América Latina, no ha desaparecido del todo aunque la creciente profesionalización de los comunicadores la ha hecho retroceder"

AMENAZA: El mal periodismo de investigación

"Es el caso de muchos reporteros que viven exclusivamente de las denuncias ajenas y posan como periodistas investigadores; su trabajo se limita a poner la grabadora en boca de quien más grita y más acusa, no importa lo que grite y a quien acuse [...] es el hábito de publicar denuncias que casi siempre tienen su origen en acusaciones apresuradas de sectores de la sociedad en pugna"

AMENAZA: Intimidaciones, represalias, asesinatos, mecanismos disuasivos

Once de entre 63 periodistas investigadores latinoamericanos respondieron que "las amenazas de muerte, represalias, intimidaciones" son un obstáculo al periodismo de investigación (y siete de ellos, lo señalaron como el segundo obstáculo en importancia).

"Aunque en Uruguay, afortunadamente no han sucedido episodios de apremios físicos a periodistas o asesinatos, cosa que sí ocurre en otros países de América Latina, se han registrado diversas formas de presión que los investigados ejercen sobre los medios y/o periodistas", como amenazas directas o veladas.

AMENAZA: Culto al enigma oficial

Si por un lado los medios y sus periodistas suelen ser adictos a las fuentes oficiales, por el otro "los gobiernos latinoamericanos han sido muy efectivos en inculcar a sus servidores de todos los niveles la idea de que cualquier acción del Estado es secreta. [] Desde la portería hasta el despacho del ministro profesa un férreo culto al enigma oficial que lleva a los funcionarios a rechazar de plano y sin discusión cualquier petición de los ciudadanos de conocer documentos [...] las entidades del gobierno se empeñan en volver confidencial lo que por ley no lo es". Un grupo de 20, de entre 63 periodistas investigadores de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, México, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela, señalaron como principal obstáculo para el periodismo de investigación "las negativas de las oficinas públicas de entregar documentos o información".

En Uruguay "una de las principales dificultades para el acceso a la información periodística es la existencia del secreto administrativo. Este se presenta en dos vertientes. Una de ellas atinente a las reservas de las cuestiones de la Defensa y de las actuaciones judiciales (no se alude aquí al secreto presumarial que protege a las investigaciones), y otra que se vincula con la arbitraria negativa de la información meramente administrativa, de aquella cuyo conocimiento no perjudica ni al Estado ni a los particulares." Se añade a esto la habitual "resistencia de los centros de poder a divulgar información en algunos casos caratulada como pública" y que "en general las investigaciones periodísticas encuentran pocos cooperantes en las esferas del poder"

En Perú, "una de las grandes dificultades que se tiene para desarrollar el Periodismo de Investigación es que hay fuentes que son muy reacias a soltar documentación, información y solamente pueden dar trascendidos, que como saben, son simples rumores..."

En un seminario realizado en Montevideo, la propuesta de solución fue la siguiente: "Este taller entiende que se hace necesario y reviste un alto grado de urgencia la aprobación de una ley que establezca el habeas data, mecanismo que obligue a la administración a entregar la información y establezca las sanciones correspondientes para quienes eludan su cumplimiento"

AMENAZA: La razón de Estado y sus secretos

En Chile, los "funcionarios nunca han sido instruidos en la obligación de trabajar con información abierta, sino, por el contrario, en el hábito de negar el acceso a la información. Caso emblemático fue, hace algunos años, el del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde una instrucción interna estableció que sólo el Ministro podía conversar con los periodistas"

AMENAZA: El desprestigio sistemático de las opiniones minoritarias

(A llenar por los lectores)

AMENAZA: La concentración de los medios

"Una excesiva concentración de los medios", y "opacidad en la propiedad de los medios" (información que es escamoteada del escrutinio público), que en Chile "podría generar una serie de fenómenos centrípetos en materia de sesgo o censura informativa, pluralismo y libertad publicitaria".

AMENAZA: Pautas culturales que limitan el campo de lo informable.

(A llenar por los lectores)

AMENAZA: las demandas judiciales

"El terror que causaron al mundo de la prensa (estadounidense), a principios de los años ochenta, las condenas por difamación, contribuyó también a calmar el ímpetu del periodismo de investigación que se vivió en los años setenta [provocó] exagerada precaución legal, aplicada no sólo por los abogados sino por los editores"

En Uruguay, "ante las inútiles tentativas para desplazar a los periodistas investigadores, se ha practicado bajo el paraguas legal, el comienzo tal vez de una moda: los juicios por difamación e injurias".

En Chile, "cuatro cuerpos legales mantienen disposiciones altamente amenazantes para la libertad de información y expresión"(la Ley de Abusos de Publicidad, la Ley de Seguridad del Estado, el Código de Justicia Militar y el Código de Procedimiento Penal).

AMENAZA: Arbitraria distribución de la publicidad estatal

Uruguay: "Principalmente sensible para la libertad de prensa resulta la distribución de la publicidad estatal, librada al arbitrio de la autoridad de turno. Este mecanismo condiciona a los medios y transforma en órganos meramente comerciales, con olvido de su responsabilidad periodística"

AMENAZA: Arbitrariedad publicitaria en general

Chile: "La opacidad del mercado publicitario, donde se pueden reconocer (...) los sesgos de carácter político, económico o social que ejercen algunas agencias de posiciones dominantes en el mercado, como determinados empresarios, todo lo cual tiende a favorecer, predominantemente en el campo ideológico a los medios de derecha, y en el campo profesional a un cierto establishment de los modelos informativos..."

AMENAZA: la Censura por parte de agentes particulares (en el interior de los propios medios)

En Chile "...ha persistido una práctica sistemática de diversos tipos de censura por parte de agentes particulares, ejercida en forma puntual, sin transparencia pública y con ciertos grados de arbitrariedad" (se relaciona con temas "morales": infidelidad, promiscuidad, homosexualidad, preservativos; temas "institucionales" re-lacionados con Fuerzas Armadas, Iglesia Católica, Poder Judicial y asuntos tabúes); y restricciones relacionadas con temas "impropios" o de "mal gusto")

Y también... algunas fortalezas y oportunidades:

FORTALEZA: Actitud crítica y escéptica ante el poder

El periodista argentino es más crítico y escéptico respecto de las instituciones y los factores de poder, que la opinión pública y los líderes de ese país.

OPORTUNIDAD: La caída de las dictaduras en los 80’s y la redemocratización de los ‘90

"La caída de las dictaduras abre un espacio para la renovación de la prensa y del periodismo en general"

OPORTUNIDAD: El empuje tecnológico. (TV, Radio, NTI)

"...nos encontramos con fenómenos básicamente tecnológicos que dan lugar a un empuje mucho más acelerado en los técnico que en lo intelectual, es el caso de la televisión, el auge de la radio y también del periodismo beneficiado por los sistemas de computación"

Algunos Instrumentos: análisis argumentativo y agenda-setting:

Agenda-setting Nivel 1: transmisión de temas u objetos discursivos desde la agenda de los medios a la agenda pública. Los medios no determinan qué decir sobre algo, sino de qué hablar.

Agenda-setting Nivel 2: transmisión de atributos del objeto y su jerarquía, desde la agenda de los medios a la agenda pública. Los medios determinan además qué y cómo pensar sobre algo.

En 1993 Mc Combs y Shaw corrigieron su planteo de 1972 acerca del poder de instalación de la agenda de los medios y afirmaron que "los medios no sólo nos dicen sobre qué temas pensar sino también cómo pensar acerca de ellos y, en consecuencia, qué pensar".

El análisis argumentativo es una propuesta que parece útil para trabajar en un periodismo crítico:

Plano sintagmático :

1) Fase de Reconocimiento de argumentos:

-Identificar de qué habla el periodismo latinoamericano: cuáles son los objetos discursivos de sus textos (grandes temas, tópicos, asuntos o focos: figuras o personajes, nociones, hechos y situaciones).

-Establecer cómo están relacionados entre sí en un texto específico (pueden estarlo por analogía, oposición, complementación, yuxtaposición o inclusión).

-Identificar los argumentos, que son "las determinaciones predicativas que definen y dan contenido a los objetos discursivos atribuyéndoles determinados aspectos, características, funciones o propiedades" (No deben confundirse con proposición o frase, pues una proposición puede contener varios argumentos y un argumento puede estar expuesto en una o varias frases). Es necesario distinguir los argumentos pivotes (aquellos "que se revelan esenciales para el desarrollo discursivo y que no pueden faltar sin que se desmorone la estructura lógica del discurso).

2) Fase de explicitación de la gramática de argumentos:

-seleccionar los argumentos-pivotes y explicitar y diagramar las relaciones lógicas que los articulan y enlazan;

-identificar las estrategias discursivas.

Plano paradigmático:

1) Identificar y explicitar las representaciones colectivas que subyacen de un modo generalmente implícito en el discurso.

2) Formular las "leyes" ideológicas subyacentes.


* Juan Jorge Faundes Merino es periodista y escritor chileno, colaborador de Sala de Prensa. Actualmente es coordinador de Comunicación y Difusión de la Corporación Acción Jurídica para la Acción (Forja), asesor del capítulo chileno de Transparencia Internacional (TI), para el que coordina el Proyecto de Periodismo de Investigación, corresponsal en Santiago del diario El Espectador, de Bogotá, y del semanario Tiempo, de Madrid. Entre 1995 y 1998 fue director de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Santiago de Chile, y hasta hace poco director del proyecto Centro de Investigación en Periodismo (Cinep), de la misma universidad. Autor de 10 libros de ensayo, poesía y novela histórica; coautor, compilador o antologado en otros 11. Este artículo fue publicado en la revista Diálogos de la Comunicación N°51 de Felafacs (Lima, Perú), y se reproduce con autorización expresa del autor.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.