Sala de Prensa


2
Febrero 1999
Año II, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Los vestigios de NOMIC

John Virtue*

¿Qué hubiera ocurrido durante el conflicto fronterizo entre Ecuador y Perú, en 1995, si un cuerpo internacional, respondiendo a las quejas de uno de los gobiernos, hubiera declarado que un corresponsal extranjero, de uno de los países, había publicado una información errónea? ¿Se habría adoptado alguna acción contra el periodista y su organización de prensa, partiendo de la condena de un cuerpo internacional?

Puede que en el futuro esta no sea solamente una pregunta teórica. La Asociación Mundial de Consejos de Prensa piensa crear un código internacional de ética, cuyo cumplimiento será fiscalizado por un consejo internacional.

Un comité de tres miembros, encabezado por David Flint, expresidente del Consejo de Prensa de Australia, considerará la posibilidad de crear un "mecanismo voluntario" para resolver quejas internacionales contra la prensa. Otras comisiones se encargarán de diseñar un código y de crear un modelo de consejo internacional.

"¿No debemos esperar exactitud y un tratamiento justo más allá de las fronteras?", preguntó Flint.

La Asociación Mundial de Consejos de Prensa, con miembros en 16 países, se reunirá en Australia en junio próximo para escuchar los informes de las comisiones.

La decisión de establecer un código y formar un consejo se tomó durante una conferencia en realizada en Estambul, Turquía, del 19 al 21 de septiembre. Esta conferencia fue boicoteada por asociaciones de prensa estadounidenses, británicas y de otros países de Occidente. Desde entonces, el tema ha sido materia de debate entre periodistas y ejecutivos de prensa de todo el mundo. El mismo sitio donde se celebró la conferencia de septiembre ha entrado a formar parte del debate, debido a que 11 periodistas se encuentran encarcelados en Turquía, según datos del Comité de Protección a Periodistas.

El asunto no se trata de consejos nacionales de prensa, como el que ha existido en Chile desde 1991, sino de un consejo con jurisdicción internacional.

El periódico francés Le Monde, así como el Times, de Londres y The Miami Herald, de Miami, Estados Unidos, han publicado editoriales en los que afirman que un consejo de ese tipo se parece mucho a los esfuerzos de la UNESCO, en la década del 70, por promover el Nuevo Orden Mundial de la Información y la Comunicación (NOMIC). El intento de la UNESCO tenía que ver con ofrecerle a las naciones en desarrollo más control sobre el flujo de informaciones hacia sus países y desde sus países. Pero el temor legítimo de que esas noticias podían caer bajo el control del estado, motivó a los Estados Unidos a salir de la UNESCO. El Nuevo Orden Mundial de la Información y la Comunicación, fue abandonado en 1989, con el colapso del comunismo, puesto que la Unión Soviética y Cuba habían sido sus principales abanderados.

El 26 de septiembre Le Monde afirmó: "La decisión de esta semana de que la Asociación Mundial de Consejos de Prensa comience a preparar regulaciones globales sobre la ética de los medios de prensa y el intento de crear un consejo mundial de prensa para escuchar quejas "transnacionales" sobre la conducta de la prensa, será para los futuros reguladores algo así como una respuesta a sus rezos."

El Miami Herald, por su parte, afirmó: "La probable naturaleza de las ‘quejas transnacionales’ se hizo evidente en la reunión de Estambul. Turquía se quejó acerca de la cobertura de prensa sobre su decisión de suprimir los levantamientos curdos. La India dio a conocer sus quejas acerca de la cobertura de sus acciones militares en Kashmir. Sri Lanka se quejó de que la cobertura de sus propios conflictos étnicos no estuvo bien balanceada."

Mientras tanto, el Times publicó: "En los países de Occidente donde existen Consejos de Prensa, se acepta que la defensa del interés público es esencial para cualquier sistema de autorregulación voluntaria. Si esto es ya bastante difícil en el contexto nacional, imagínense en el ámbito global. Sería imposible en la práctica establecer un código global aceptable para todas las sociedades, que no restrinja las libertades esenciales para realizar un buen trabajo periodístico."

Flint, de Australia, sostiene que se necesita un código internacional para atender las quejas de coberturas prejuiciadas por parte de medios de prensa foráneos. "No se trata de crear una institución para restringir el mercado de las ideas, sino para mejorarlo", dijo.
Como en el caso del debate sobre el Nuevo Orden Mundial de la Información y la Comunicación, en el debate sobre el código internacional de ética participan fundamentalmente académicos, ejecutivos de consejos de prensa y funcionarios del gobierno, de una parte, y periodistas y organizaciones de prensa, de otra.

Al pedirle su criterio sobre este tema, la Comisión Mundial de Libertad de Prensa, que representa a las organizaciones de prensa internacionales y nacionales, incluyendo las de Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay y Venezuela, respondió: ¿No sería más fácil para los gobiernos autoritarios apresar a los periodistas (y clausurar los medios de prensa tanto escritos como electrónicos) si un prestigioso cuerpo mundial ha dicho que lo que estos están haciendo es ‘inapropiado’? Por su puesto que sí. Es por eso que en las propuestas de crear un código internacional de ética y un organismo mundial encargado de hacer cumplir sus reglas, existe una verdadera amenaza contra la libertad de prensa."


* John Virtue, editor de Pulso del Periodismo. Durante 17 años trabajó con United Press International (UPI) en Latinoamérica. En 1982 asumió la dirección de el diario El Mundo, de San Juan, Puerto Rico. Se reproduce este texto con la autorización del autor.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.