Sala de Prensa


25
Noviembre 2000
Año III, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Autocrítica del periodismo digital

Quim Gil *

La mayoría de webs informativas tienen una arquitectura y una navegabilidad que deja a los usuarios fuera de combate. Esta ha sido una de las conclusiones a las que han llegado periodistas digitales y especialistas afines en  NetMedia, la cita anual del periodismo en Internet celebrada en Londres, en julio pasado. Otra de las conclusiones ha sido igualmente ilustrativa: los medios digitales no están teniendo en cuenta que las mismas personas consumiendo la misma información tienen actitudes y grados de atención diferentes en Internet respecto a otros canales como la prensa o la televisión. Esto, que suena a error de estudiante de facultad, está generando millones de lecturas frustradas en miles de webs informativas.

Jakob Nielsen, referente donde los haya en temas de usabilidad (http://www.useit.com), no se andó por las ramas. Las páginas de los medios informativos en Internet están abarrotadas de textos y de enlaces. La organización de los contenidos y la navegabilidad deja bastante que desear. El uso pretendido ente creativo de gráficos y colores es generalmente desorientador. Y todo esto lo vienen diciendo los expertos en usabilidad desde hace años, con estudios y tests en mano.  Otros especialistas en arquitectura de la información se aproximaron a estas tesis. Nadie entre los asistentes protestó. Al contrario, más bien se respiraba un ambiente de catarsis y terapia: "He oído en más de una ocasión la frase de que 'los usuarios no se enteran', pero creo que somos los periodistas los que debemos enterarnos de qué es lo que en realidad buscan los usuarios", opinaba la responsable de un servicio europeo de noticias.

Por ejemplo, los medios están descubriendo que los usuarios no navegan por Internet. Es decir, que no van paseando aquí y allá a golpe de ratón, como quien zapea entre 20 canales u hojea el medio kilo de papel que ofrece un periódico dominical. La mayoría de usuarios se lanzan a la web con una misión determinada: generalmente encontrar un tipo de información o contactar con otras personas. Si una publicación digital no está diseñada para satisfacer como mínimo una de estás funciones lo tendrá crudo. Sus visitantes a duras penas pasarán de la tercera  página antes de saltar a otras webs. Y mientras esto se da por sentado, periodistas como Brock Meeks (http://msnbc.com) se quejan de que los directivos de muchas empresas de comunicación  piensan en surtir de contenidos una web como quien enchufa una manguera y abre el grifo. Meeks dijo, a su pesar, que en su propio trabajo se sentía cada vez menos periodista y más "agregador de noticias provinentes de otros medios".

En NetMedia también se habló, y bastante, sobre los soportes más recientes de Internet: los móviles equipados con WAP y la televisión interactiva. Nada de discursos  triunfalistas sobre estas nuevas tecnologías. Al contrario, imperó la constatación de que aún falta un largo camino por recorrer para que se puedan desarrollar productos que satisfagan a sus propios desarrolladores. Las limitaciones son enormes, y las comparaciones del aclamado WAP con el Mosaic de 1994 fueron la tónica. Pero tanto Nielsen como otros conferenciantes coincidieron en que con un poco de suerte justo estas limitaciones podrían ser las que contribuyeran a simplificar las interfaces de moda en la WWW.

Y para interfaces simples la de correo electrónico que, según la opinión de muchos sigue siendo la herramienta de comunicación más eficaz. Interesante fue la intervención de Mark Wachen, manager del servicio de información por correo Infobeat (http://infobeat.com). Mientras los responsables de las publicaciones generalistas en la Web se quejan de la mayor infidelidad de sus lectores, Wachen afirmó que los suscriptores de los servicios de información por email son "más leales, personalizan más los contenidos que desean recibir y tienen un mayor valor en términos de marketing".

Wachen recibió aplausos por su proyecto. También Neil Budde fue aplaudido por su explicación sobre la trayectoria que Wall Street Journal (http://wsj.com) ha recorrido en la investigación de publicación de contenidos en soportes digitales desde 1993. El editor de del Wall Street Journal Interactive vino a explicar que buena base de los aciertos de su publicación se deben a la capacidad de innovación, riesgo y rectificación mostrada a lo largo de los últimos años. Se considera el Wall Street Journal como el primer gran medio que obtuvo beneficios con su edición online.

El punto álgido de la explicación de Budde llegó cuando explicó la siguiente anécdota: Detectaron que muchos usuarios no estaban convencidos en pagar una suscripción a cambio de un número de usuario y una palabra clave recibidos por correo electrónico. Decidieron diseñar un envoltorio en papel de atractivo diseño, en el que incluían otros artículos promocionales del rotativo. Estos paquetitos se pusieron a la venta en kioskos y librerías y fue un éxito en Estados Unidos. Tanto, que en las pasadas Navidades  fue uno de los regalos mejor vendidos en Amazon. Es decir, que miles de usuarios pagaron -y gustosamente- por la compra y el envío del envoltorio de un identificador y una palabra clave.

Otros temas de debate fueron las cada vez más débiles fronteras entre información y publicidad, por un lado, y entre periodismo y no-periodismo por el otro. En la sesión sobre formación de nuevos periodistas se oyeron voces de todo tipo, desde los apocalípticos que anunciaban el fin del periodismo tal y como lo conocemos hoy hasta la vieja guardia integrada en las universidades que opinaba poco menos que con ordenadores o sin ellos el periodismo es siempre el mismo.

El resumen de todas las intervenciones y los resultados de los premios NetMedia a las mejores iniciativas periodísticas europeas se encuentran en http://www.net-media.co.uk.


* Quim Gil es es un periodista español y consultor en el curso de posgrado de Periodismo Digital en la Universitat Oberta de Catalunya. Una parte de esta crónica fue publicada en El País Digital, y el texto completo fue proporcionado por el propio autor para su reproducción en Sala de Prensa, de la que es colaborador.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.