Sala de Prensa


21
Julio 2000
Año III, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Perú: prensa independiente
y democracia

Rubén Valdez Alvarado *

A raíz de la aprobación de la resolución 209 por el Senado de los Estados Unidos, que entre otros puntos, expresa su preocupación por la libertad de prensa en el Perú, se pone nuevamente en la mira internacional un asunto que pensábamos correspondía a otras épocas.

La decisión polarizó otra vez la opinión, no del público, sino de las clases políticas y los medios nacionales. La Asociación de Radio y Televisión, mediante un comunicado, aseguró que en el Perú existe una plena libertad de expresión; mientras que en opinión de Genaro Delgado Parker, no hay tal libertad en la televisión. A nivel de debates entre los políticos, se repetía el manido libreto, ad portas de las elecciones generales del 2000.

No se trata de mostrar una indiferencia frente a un problema que nos compete a todos. La libertad de prensa no sólo debe ser vista a partir de sus efectos o problemas coyunturales. Desde este lado, podemos percibir un elemento de fondo que está relegado en el debate: la prensa independiente como soporte de la democracia.

La prensa independiente es aquélla que no está vinculada a los poderes económicos, políticos, credos religiosos, etc. No se trata de una prensa castrada de posiciones o ideologías, como muchas veces se cree. Si así se conceptuara, sencillamente no estaríamos hablando de periodismo o prensa. El periodismo de opinión, por ejemplo, se nutre de las ciencias sociales, políticas y filosóficas. No olvidemos que la opinión es un derecho inalienable del hombre. La prensa independiente, haciendo la precisión del caso, no es la extensión de un partido, movimiento o grupos políticos, tampoco de consorcios, empresas, iglesias o sectas. El periodismo de oposición no necesariamente es prensa independiente, y la experiencia ha demostrado que cuando tuvo acceso al poder se convirtió hasta en verdugo. No queremos decir con esto que ciertos sectores no tengan su propia prensa. Para eso está la libertad de expresión, pero no con la categoría de prensa independiente. He ahí la exacta diferencia y el detalle.

La prensa independiente, parece aún una quimera en el Perú y en los países en vías de desarrollo. Con las excepciones del caso, se sigue practicando una prensa militante, es decir, la información es tratada según una perspectiva política partidaria o de grupo y no en función al derecho de información que tiene la sociedad. Pero lo más lamentable, es que se ha llegado a la incondicionalidad, merced a la cual, la información o la línea editorial es dictada y manipulada por terceros.

En los actuales tiempos, la libertad de expresión constituye una de las bases de la democracia; pero a nivel de los medios, este principio no tendría sentido sin una prensa independiente, porque sólo estaríamos hablando de una libertad de expresión condicionada. Con esta lógica, solamente una prensa independiente es garantía de una irrestricta libertad de expresión.

Con el desarrollo vertiginoso de las telecomunicaciones y los medios de comunicación social, a fines de este siglo, los conceptos de democracia empiezan a tener otros componentes, como el influjo de los medios en la toma de decisiones, tanto de los poderes políticos y de la opinión pública. Muchas veces se toman decisiones en función a los medios o primero se utilizan éstos para lanzar globos de ensayo, preparar las condiciones o el espacio adecuado a fin de que se garantice el impacto de una decisión política. Si no es así, se hace evidente el control o autocontrol de los medios, utilizando mecanismos tan sutiles como también tan descarados. Una prensa independiente escapa de estos cubileteos. Por eso causa incomodidad en quienes no profesan una cultura de democracia, consecuentemente de la libertad de expresión, sean estos socialdemócratas, liberales, izquierdistas o independientes.

La prensa independiente, acorde con la democratización de las sociedades, adquiere un valor intrínseco que le da categoría de un derecho al que deben acceder los medios, los periodistas y las sociedades. No se trata de un formato más del periodismo, como posiblemente se mal interpreta, sino de una conquista sociocultural, así como lo fueron los derechos humanos, la democracia, etc.

La prensa independiente puede y debe significar la esencia de una cultura democrática en los medios, ser uno de los principales soportes de la democracia en una sociedad, donde los medios y la información constituyen ejes principales para la toma de decisiones. En consecuencia, hay la imperiosa necesidad de desarrollar una cultura de prensa independiente, no sólo en los periodistas y los medios, sino en toda la sociedad. No se trata de un simple postulado, es la configuración de lo que ya se practica, aún con limitaciones, aquí en el Perú y en otros países, sobre todo, en sociedades con mayor desarrollo sociocultural.

El concepto de desarrollo hoy no está desvinculado de la democracia, los derechos humanos y la protección del medio ambiente. Así también, la prensa independiente, además de ser inherente a la democracia, es una tendencia que sintoniza con las necesidades y posibilidades de las sociedades actuales.


* Rubén Valdez Alvarado es un periodista peruano. Este texto fue publicado en Expresión Regional, No. 35, y es su primera colaboración para Sala de Prensa.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.