Sala de Prensa

129
Agosto - 2010
Año XI, Vol. 6

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S Página principal
 


Reseña

Periodismo integrado: convergencia de medios y reorganización de redacciones

Mario Benito *

Teníamos una deuda pendiente con este importante libro desde comienzos del año pasado, cuando sus editores tuvieron la gentileza de enviárnoslo a la vez que sus autores lo presentaban en el X Congreso de Periodismo Digital de Huesca. Quisimos hacer algo más que un breve comentario apresurado sin haber leído el libro, como por mala costumbre sucede en esa denominada "información cultural" más interesada en la prisa que en la profundidad y el rigor... que la cultura y la información requieren. En ser los primeros en decir nada. Y sin habérnoslo propuesto, atrapados en la vorágine de querer hacer más de lo que podemos que a casi todos nos sucede, hasta parece que hemos acertado dejando pasar semanas, meses... porque este libro gana con el tiempo, se hace más actual al madurar y modifica el más vale tarde que nunca por un más vale tarde que pronto. Y como el material da para mucho, os ofrecemos una amplia reseña de Periodismo integrado. Convergencia de medios y reorganización de redacciones.

Recibe nuestras noticias diarias sobre periodismo y comunicación. ¡Únete a SdP en Facebook!Periodismo integrado está escrito, nada más y nada menos, que por Ramón Salaverría (doctor en periodismo por la Universidad de Navarra, donde es profesor titular y dirige el Departamento de Proyectos Periodísticos y el Laboratorio de Comunicación Multimedia -MMLab-, autor de varios libros sobre internet y periodismo, y editor del blog e-Periodistas, que a buen seguro todos conoceréis, el más veterano y absoluta referencia en lengua castellana sobre medios de comunicación digitales), y por Samuel Negredo, alumno más que aventajado de Salaverría en esta Universidad, licenciado en periodismo y miembro del equipo investigador del citado Departamento de Proyectos Periodísticos en el que trabaja actualmente con una tesis sobre el vídeo informativo en los medios digitales, puro olfato periodístico el suyo porque por ahí parecen ir todas las líneas hacia el futuro.

Por si fuera poco, el libro está editado por nuestro apreciado Toni Piqué, de quien habría que hacer una ventanita o un ventanal emergente pinchando en su nombre para poder enumerar lo que ha hecho y hace este gran periodista catalán, profesor de la Universitat Internacional de Catalunya y antes de la de Navarra, ex director del Diari de Tarragona, coeditor del blog sobre prensa Paper Papers -del que tantas veces nos habréis oído y nos oiréis todavía mucho más hablar y elogiar- y uno de los directores del prestigioso estudio Cases i Associats -de los más importantes del mundo en la consultoría y diseño de prensa, y del que habría falta a su vez otro ventanal emergente- cuya editorial Sol90 es la que edita Periodismo integrado.

La introducción de Piqué por sí sola ya merecería un artículo reseñándola, porque es uno de sus habituales fogonazos de inteligencia, en el que analiza la situación no sólo de la convergencia multimedios sino del periodismo actual porque "la clave del proceso consiste, sobre todo, en organizar la redacción en función de los contenidos y no definirla solo por sus productos o por las tecnologías que emplea". De lo que insistimos siempre incluso cuando hablamos sencillamente del diseño de las páginas de un periódico. "Este libro marca un camino", escribe Piqué presentándonoslo. "Es el primer estudio relevante sobre periodismo integrado que se publica en el mundo. Define concienzudamente los conceptos y analiza con detalle el fenómeno. Y sugiere acciones e indica direcciones a través de ocho casos de convergencia en medios diversos, en niveles, entornos y circunstancias diversos. No son los únicos ejemplos pero son los mejores."

Este trabajo en absoluto dogmático (como el de quien realmente sabe algo), "la convergencia empuja a las empresas periodísticas hacia una nueva configuración y funcionamiento que aún somos incapaces de vislumbrar", trata pues de buscar respuestas en distintos apartados en cada uno de los cuales se estudian casos prácticos, se analiza un medio, grupo o empresa de comunicación.

El primero se titula "La tormenta perfecta" y con ello ya podemos hacernos una idea de que en él se analiza la crisis del periodismo impreso. "Los medios tradicionales se enfrentan a un aumento de los costes de producción, estancamiento o caída de la difusión, menor inversión publicitaria, desaparición de puntos de venta y aumento de la competencia. Todo al mismo tiempo." Se aportan muchos datos sobre mercados, ingresos, audiencias, cambios, y el apartado termina con un estudio del "Tampa News center", un "modelo limitado y pionero" para integrar todos los medios de las empresas informativas de Media General en Tampa (Florida, Estados Unidos). "Sacudidas por el torbellino digital, las empresas periodísticas -en especial la prensa diaria- han conseguido aferrarse a su principal fortaleza en la red: la credibilidad informativa".

En el segundo apartado, "Las cosas por su nombre", se definen los términos, se profundiza en los conceptos para dejar claro que la convergencia es un proceso que tiene como punto de llegada la integración. "La convergencia periodística es un proceso multidimensional que, facilitado por la implantación generalizada de las tecnologías digitales de telecomunicación, afecta al ámbito tecnológico, empresarial, profesional y editorial de los medios de comunicación, propiciando una integración de herramientas, espacios, métodos de trabajo y lenguajes anteriormente disgregados, de forma que los periodistas elaboran contenidos que se distribuyen a través de múltiples plataformas, mediante los lenguajes propios de cada una." En este sentido, los autores destacan que si bien la convergencia es inevitable en toda empresa o grupo periodístico, la integración no lo es, "esta última es solo una posibilidad entre muchas y depende de los directivos de un grupo determinar hasta qué grado de convergencia deben llevar las distintas unidades de producción".

Además, se establece también una más que oportuna diferenciación entre multiplataforma y multimedia. La primera "designa todos los aspectos relacionados con la producción, difusión y consumo de contenidos a través de diversos medios que forman parte de un único grupo de comunicación", mientras que la palabra multimedia se refiere a un mensaje que utiliza distintos lenguajes de manera conjunta y simultánea (imágenes, sonidos, texto). Por lo tanto, "si multiplataforma alude a la coordinación de medios y soportes, multimedialidad se refiere por el contrario a la combinación de contenidos y lenguajes".

En este segundo apartado lleno de sustancia se estudia como caso práctico el diario británico The Daily Telegraph, "modelo de referencia" según los autores de una redacción para el siglo XXI. Alguna de cuyas claves está en el "adiós, arrogancia" para superar la "tensión entre el personal y el baile de sillas".

El siguiente apartado del libro lleva por título "Resistencias a la integración" y en él se debaten las tensiones que genera el cambio de modelo en las empresas periodísticas, en concreto las tensiones entre las empresas y sus periodistas. Los autores destaca, y con acierto, que ningún periodistas se opone del todo a la convergencia porque "son conscientes de que sería como negar la existencia de la fuerza de la gravedad". Pero que sí hay quienes muestran reticencias, o están en absoluto desacuerdo, con la integración de las redacciones.

"El mayor reproche que se les imputa hoy a buen número de empresas periodísticas que, apuradas por las crecientes dificultades económicas que sufre su negocio, es que están presentando eufemísticamente como 'planes de convergencia' lo que en el fondo no son sino simples procesos de rebaja de costes de producción", apuntan sobre la precarización y los recortes que está sufriendo nuestra profesión. "Estas empresas en realidad no pretenden hacer su trabajo mejor; se contentan con hacer lo mismo de forma más barata. De hecho, incluso llegan a aceptar una merma en la calidad de su producto actual si ello apareja a corto plazo una significativa reducción de costes que les permita seguir manteniendo o incluso ampliar sus márgenes de rentabilidad. Ahora bien, cada vez hay menos dudas de que una reconversión salvaje de las empresas periodísticas basada en la reducción y precarización de sus equipos profesionales es pan para hoy y hambre para mañana."

Desmontan los autores el mito del "periodista multimedia", si es que la experiencia de quienes lo sufren no lo desmiente ya bastante. "Un modelo que destruye la especialización técnica y genera productos textuales y audiovisuales necesariamente mediocres." Así como la necesidad de desterrar, pero con hechos, la idea de que "el periodismo de calidad sólo es posible en papel".

En el apartado final confeccionan, además, un interesante cuadro con los "perfiles profesionales multimedia y monomedia en redacciones integradas papel-online", y se aclara que en los medios medianos y grandes los perfiles de quienes en ellos trabajan suelen estar diferenciados: "un redactor, un fotógrafo, un diseñador o un infografista han sido siempre periodistas específicos", tema este último que todavía no tiene claro todo el mundo que habla de periodistas en relación sólo a los redactores. "Con la llegada de las redacciones integradas, lo siguen siendo".

Para ganarse la confianza de sus periodistas, condición imprescindible en un proceso de convergencia que quiera tener éxito, los autores del libro proponen cinco ideas útiles: Formar a los periodistas; mezclar veteranía profesional y conocimiento digital; pactar salarios acordes con la nueva estructura empresarial multiplataforma; situar al mando a periodistas cualificados que entiendan la red (esto tal vez habría que escribirlo tres o cuatro veces, como se hacía antes en las pizarras para memorizar bien, o como castigo); y planificar una integración verdadera, y no una absorción encubierta.

En este apartado de las resistencias a la integración se estudian dos casos prácticos: The New York Times, "de diario urbano a marca global", con el reto de mantener la calidad y de que la convergencia no es uniformidad entre soportes, así como su integración con The International Herald Tribune. Y por otro lado, el caso del Financial Times, "la mudanza digital de una marca" en el que la seriedad no está reñido con la multimedialidad.

En "Eppur si mouve", el siguiente apartado, se equipara el actual estado del mercado de la prensa, con la necesaria reconversión industrial que tuvieron que llevar a cabo muchos países a finales de los años 1980. "Las costosas rotativas de hoy", nos dicen, "recuerdan mucho a los altos hornos de ayer". Por eso, destacan que los actuales procesos de convergencia pueden servir como catalizadores del necesario cambio estructural. Un cambio real, absolutamente necesario, hay que moverse. Porque "lo peor que le puede ocurrir hoy a una empresa periodística que implanta un plan de convergencia es que todo cambie para que todo siga igual".

Aquí se analizan los casos prácticos de The Guardian donde "una sola redacción produce hoy los cuatro canales del Guardian Media Group: el diario y G2, el semanal. Es la primera empresa informativa que agrupa a las redacciones del semanario y del diario". Un cambio que no sólo ha supuesto modificar la redacción y a los redactores, sino también a la cúpula organizativa de la empresa, aspecto éste último descuidadísimo por casi todas las compañías y del que deberían tomar nota si quiere afrontar con éxito el futuro. Además, se estudia también O Estado de Sao Paulo, del Grupo Estado brasileño, "lentamente pero de manera sólida" tiende a una única redacción, con varios cierres, y con una Mesa Central que coordine a todos los medios del grupo (periódicos, radio, agencia de noticias y sitios web).

Los últimos dos casos prácticos, el grupo escandinavo Schibsted (20 minutos), y el del diario argentino Clarín, uno de los grandes periódicos en lengua castellana, están dentro del apartado "Modelos de redacciones integradas". Una disección muy rigurosa de las distintas posibilidades de convergencia según su escala mediática: convergencia a dos (papel más online), a tres (papel más online más televisión), o a cuatro (papel más online más televisión más radio); o bien según su escala geográfica: convergencia en medios nacionales, o convergencia en medios locales y regionales. Así como las fórmulas de esta convergencia en lo relativo a la organización de la redacción "agrupando a los redactores y editores de acuerdo con criterios diversos": integración por secciones temáticas (una macrosección de deportes, por ejemplo, para abastecer de contenidos deportivos a los distintos medios de un grupo); por "ritmos informativos" (una redacción con distintos cierres); así como la posibilidad de la integración comercial con una autonomía editorial (una gestión común de toda la publicidad, o el márketing, por ejemplo).

En el último apartado, "Hacia el periodismo integrado", se hace balance y se analiza en conjunto qué se está haciendo ("las nuevas organizaciones de las redacciones propician la autonomía editorial y los grupos de trabajo, más que ls rígidas jerarquías. Las nuevas redacciones tienen", o deberían tener más bien añadimos nosotros, "cada vez menos jefes y más equipos") y qué debería hacerse y no se lleva a cabo ("en las empresas periodísticas de hoy, sin embargo, falta comunicación interna. No deja de ser paradójico que organizaciones dedicadas profesionalmente a comunicar contenidos hacia afuera presenten tantas lagunas en la comunicación hacia dentro. Pero esas lagunas existen y a menudo son muy profundas").

En lo relativo a la organización empresarial son a veces más necesarios los repetidos cambios, que en las propias redacciones donde se quieren a veces imponer a toda costa, porque los autores recuerdan también lo que son alguno de los valores clásicos del periodismo: "ciertas noticias no son commodities (un bien corriente y fácil de obtener, según los economistas, por el que se paga poco o nada). Las exclusivas, por ejemplo... averiguar antes que nadie informaciones relevantes y contarlas de la manera más interesante sigue siendo hoy por hoy el mejor pasaporte para el éxito periodístico". Y todavía habrá algún gurú que ponga en duda cosas así...

Para finalizar nuestro amplio análisis de Periodismo integrado, que además ahora se ha lanzado en versión inglesa, volvemos al inicio del libro para insistir en una de las ideas fuerza de este trabajo: "Limitarse a fusionar redacciones sin haber acometido previamente otros cambios estructurales se antoja un craso error estratégico. Cuando eso ocurre, la integración suele atender únicamente a un propósito cortoplacista de reducción de costes y aumento de la productividad, por mucho que pretenda presentarse de otro modo". Y aún más al inicio para buscar otra de las ideas sustanciales en la ya comentada por su enorme interés introducción de Toni Piqué a quien le dejamos la última palabra: "La prensa tiene perspectivas de futuro mucho más interesantes sin necesidad de abandonar el negocio de la información. Las empresas editoras, en general, tienen marcas fuertes, relevantes. Conservan un vínculo estrecho con su audiencia local y sus anunciantes, con los que hacen buenos negocios. Sus contenidos pautan al resto de medios. Son todos activos valiosísimos que la prensa ostenta casi en monopolio y que tienen larga vida por delante. El reto ahora es ponerlos en valor de otro modo. Y el periodismo integrado es parte de la solución."


* Mario Benito es miembro del equipo que produce el blog encajabaja.com, donde publicó esta reseña, la cual reproducimos con la autorización expresa de su autor.


Suscríbete a Saladeprensa.org
Correo-e:
Consulta el grupo de SdP en Google

Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2010


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.